Hammerfall 'Threshold'

Hammerfall ‘Threshold’

24 octubre, 2006
Comments off
684 Views
Si con su anterior disco intentaron tecnificar su yunque con cosas que no hicieron más que chafar lo que parecía otra embestida de agudos y guitarras pesadas, en 'Threshold' se dejan de chorradas y vuelven a su particular realidad musical. Y otra vez, Hammerfall y su misma música, metal alemán de toda la vida, menos mal que esta vez el material es muy bueno. Bien, esto se parece mucho al 'Renegade', ya sabéis, himnos metálicos por doquier, guitarras clásicas del mismo mundo y Joacim Cans energizando las composiciones con su ya conocido timbre de voz. Para aquel que se quedo a dos velas escuchando 'Chapter V: Unbent, Unbowed, Unbroken', este nuevo lanzamiento de los martinetes supone un flotador para todo fan que estuviera naufragando a la deriva, sonido clásico y ganas de recuperar el terreno perdido. Guerrero acorazado porta un martillo, entre llamas se nos avisa de que 'Threshold' es el disco mas potente de Hammerfall... ya conocemos todo este mundillo. ¿Los hay quienes están cansados de esto? No lo dudo, pero tampoco me da reparo reconocer que Joacim y sus hermanos del metal han conseguido montar un puzzle sencillo pero de resultado final espectacular. 'Threshold' se permite dar inicio al disco con un corte típico de los alemanes, coros potentes y pegadizos y pasajes de guitarra oscilando entre la potencia y la técnica, un buen sabor de boca tras el primer bocado. Incluyendo el corte del equipo de atletismo Europeo 'The Fire Burns Forever', Hammerfall se van ganando la ovación de sus fans, misma fórmula, mismo éxito. Un estribillo coreable hasta el infinito. Uno de mis cortes favoritos es 'Rebel Inside', un medio tiempo en el que disfrutaremos de la potencia del True Metal, buena interpretación de Joacim Cans y mejores coros que apoyan desde la sombra a una composición épica. La verdad es que iniciando su obra con estos tres auténticos temazos uno no acaba de creer que el resto del disco pueda mantener el mismo nivel y lógicamente no es así, pues los cortes comienzan a derramar calidad a medida que corren los minutos. Aun guardamos el single del disco 'Natural High' entre la élite de 'Threshold', riffs de guitarra muy heavies dando paso a la grandilocuencia de los germanos. Ahora bien, bastón de peregrino en mano nos adentramos en un tortuoso camino hacia el horizonte del disco, despidamos a los reyes del disco y demos la bienvenida a la clase media. La balada 'Dark Wings, Dark Words' es una balada descafeinada en la que solo se salvan los coros eclesiásticos y la intención de crear un buen tema pues el resultado final no acaba de convencerme. Con cortes como 'Shadow Empire', no esperéis conquistar muchas tierras... fría y sin fuerza. La verdad es que exceptuando 'Howlin' with the 'Pac', los cortes restantes oscilan entre la mediocridad y el 'pasable' típico de este tipo de sonido. Ahora bien, en aspectos generales y seguro que otorgandole mas de una escucha acaba convenciendo mas que esta misma crítica, ojalá…

6

Puntuación general

6

6

Si con su anterior disco intentaron tecnificar su yunque con cosas que no hicieron más que chafar lo que parecía otra embestida de agudos y guitarras pesadas, en ‘Threshold‘ se dejan de chorradas y vuelven a su particular realidad musical.

Y otra vez, Hammerfall y su misma música, metal alemán de toda la vida, menos mal que esta vez el material es muy bueno. Bien, esto se parece mucho al ‘Renegade’, ya sabéis, himnos metálicos por doquier, guitarras clásicas del mismo mundo y Joacim Cans energizando las composiciones con su ya conocido timbre de voz. Para aquel que se quedo a dos velas escuchando ‘Chapter V: Unbent, Unbowed, Unbroken’, este nuevo lanzamiento de los martinetes supone un flotador para todo fan que estuviera naufragando a la deriva, sonido clásico y ganas de recuperar el terreno perdido.

Guerrero acorazado porta un martillo, entre llamas se nos avisa de que ‘Threshold‘ es el disco mas potente de Hammerfall… ya conocemos todo este mundillo. ¿Los hay quienes están cansados de esto? No lo dudo, pero tampoco me da reparo reconocer que Joacim y sus hermanos del metal han conseguido montar un puzzle sencillo pero de resultado final espectacular. ‘Threshold’ se permite dar inicio al disco con un corte típico de los alemanes, coros potentes y pegadizos y pasajes de guitarra oscilando entre la potencia y la técnica, un buen sabor de boca tras el primer bocado. Incluyendo el corte del equipo de atletismo Europeo ‘The Fire Burns Forever‘, Hammerfall se van ganando la ovación de sus fans, misma fórmula, mismo éxito. Un estribillo coreable hasta el infinito.

Uno de mis cortes favoritos es ‘Rebel Inside‘, un medio tiempo en el que disfrutaremos de la potencia del True Metal, buena interpretación de Joacim Cans y mejores coros que apoyan desde la sombra a una composición épica. La verdad es que iniciando su obra con estos tres auténticos temazos uno no acaba de creer que el resto del disco pueda mantener el mismo nivel y lógicamente no es así, pues los cortes comienzan a derramar calidad a medida que corren los minutos. Aun guardamos el single del disco ‘Natural High‘ entre la élite de ‘Threshold‘, riffs de guitarra muy heavies dando paso a la grandilocuencia de los germanos. Ahora bien, bastón de peregrino en mano nos adentramos en un tortuoso camino hacia el horizonte del disco, despidamos a los reyes del disco y demos la bienvenida a la clase media.

La balada ‘Dark Wings, Dark Words‘ es una balada descafeinada en la que solo se salvan los coros eclesiásticos y la intención de crear un buen tema pues el resultado final no acaba de convencerme. Con cortes como ‘Shadow Empire‘, no esperéis conquistar muchas tierras… fría y sin fuerza. La verdad es que exceptuando ‘Howlin’ with the ‘Pac‘, los cortes restantes oscilan entre la mediocridad y el ‘pasable’ típico de este tipo de sonido. Ahora bien, en aspectos generales y seguro que otorgandole mas de una escucha acaba convenciendo mas que esta misma crítica, ojalá todos los discos de Hammerfall se colgaran medallas de este tipo.

Más madera a la hoguera del metal que arde cada día mas alto, esperando siempre que nunca queme los cimientos que sujetan el cielo o la desgracia caerá sobre la llama inmortal apagando su luz súbitamente.

Total 0 Votes
0

Comments are closed.