Frozen Dawn ‘The Old Prophecy of Winterland’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

‘Old school’, con estas simples dos palabras son muchas las discográficas que nos intentan vender a esa joven y prometedora banda haciéndonos promesas de rememorar tiempos que para muchos fueron mejores. Por suerte, y en contadas ocasiones así es. Y este es sin duda el caso del disco que nos atañe.

Frozen Dawn, formada hace 6 años en Madrid nos ofrece con este disco debut un compendio de once cortes que recoge la esencia de aquel primigenio black metal que detonó en el norte de Europa a principios de los noventa. Donde las afiladas guitarras y las desgarradas voces, acompañaban la martilleante e incesante base rítmica creando una violenta melodía. Sin floritura alguna, la banda es capaz de recrear pasajes que si cerráis los ojos os harán retroceder 15 años cuando grupos como: Satyricon, Necrophobic o ya unos aventajados Bathory dejaban su huella en la escena metálica.

Durante los casi 50 minutos que dura este disco vamos a poder disfrutar de lo que podríamos denominar la esencia más pura del Black Metal clásico; tempos acelerados cortantes y frios como en ‘Black Spells‘, primer tema propiamente dicho tras la intro del disco. Agresividad sin compromiso alguno en ‘The Old Prophecy Of Winterland’, tema que da nombre al disco y momentos más calmados donde la atmósfera es la protagonista como en ‘The Order of the Winter Moon‘ o ‘Cold Souls‘. Todo ello con el pretexto de narrar la historia de Winterland, mundo imaginario enclaustrado en el más sempiterno invierno como protagonista de un mundo azotado por el caos entre la propia naturaleza (de acuerdo, es un cliché un tanto manido el infinito invierno pero hay que reconocer que en la sierra madrileña puede hacer mucho frio.)

Todo lo que un buen aficionado a este género busca en un grupo lo encontrará en este disco. ¿Todo? Posiblemente no, ya que se termina echando en falta algo que les distinga, que les caracterice y eso es muy difícil de conseguir con su primer disco, pero algo ya dejan entrever y es que temas como ‘Calm Before The Storm‘ dejan claro que pese a que beben enormemente de influencias del pasado tienen margen y mucho para asentarse y ofrecer un sonido a la escena black metalera española que ahora mismo, con grupos como Foscor, Empty, CrystalMoors o Grimuack parece que está volviendo a tener esa iniciativa y brillantez que tuvo a principios de la pasada década.

En cuanto al acabado del disco, se agradece que hayan sabido atrapar el sonido clásico del que hacen gala con una calidad en cuanto a producción acorde a los tiempo que corren (ya está bien de escuchar a bandas que graban con un reproductor Fisher Price para ser autenticamente ‘true’). Se nota que la banda ha tenido muy presente durante el proceso de grabación que querían lograr, y de que forma enfocarlo para lograr sus metas, ya que los propios miembros de la banda se encargaron del proceso de grabación, así como ejercer de ingenieros de sonido.

Llegados a este punto final, no puedo hacer otra cosa que recomendar este disco a todos aquellos blackmetaleros que gusten del buen hacer de estos madrileños, que han logrado un debut más que redondo, y espero que dentro de poco sean un referente de la escena española. Para todos aquellos que se muestran reticentes ante sonidos extremos, o ‘sucios’ como algunos los denominan, que no dejen tampoco de echarles una escucha, ya sea a través de los diversos temas que la banda tiene a disposición en su myspace ya que, como he dicho, son un compendio de la esencia del Black Metal más clásico.

[Rating:8/10]

PUBLICIDAD

También te puede interesar...

Comentarios

Una respuesta

  1. La crónica es genial – el disco a mí personalmente me ha encantado. Me parece un discazo y lo has clavado. Me ha gustado mucho a la referencia de la sierra madrileña, jeje, hace más frío que en Noruega a veces, tienes razón. Un saludo y me encanta tu forma de comentar los discos. Un saludo. Rocío

Los comentarios están cerrados.