Los mejores discos de 2016 (V)

Los mejores discos de 2016 (V)

14 enero, 2017
1.989 Views

Ardua tarea esta de nombrar los mejores álbumes bajo la humilde opinión del personal, pero más ardua es todavía ordenarlos. Así que creo que soltaré un batiburrillo de lo que me ha parecido más interesante, sin jerarquía ni concierto. Básicamente para que cumpla su función, que es difundir este listado entre todo aquel que tenga curiosidad por conocer nuevas bandas. Darle una nueva oportunidad a aquellas que podría tener olvidadas, o simplemente comparar puntos de vista entre los que amamos esta música. Repito, ni orden ni concierto, sólo mandanga y unos minutos para re-descubrir este 2016 que ya terminó.

Conan ‘Revengeance’ (UK)

Un tremendo trabajo que no puede perderse cualquier seguidor del sludge en su vertiente mas doom a los tempos, de bajos mórbidos y obesos. Eso sí, en este disco se vuelven más enérgicos, algo optimistas y añaden ciertos brillos de velocidad y luz. Es un disco muy directo, y que se hace corto. El último de una discografía que no podéis pasar por alto. Un estilo muy propio, contundente y visualmente, cuidado al detalle.

Kvelertak ‘Nattesferd’ (Noruega)

Un disco muy rico en matices, siendo ‘Berserkr’ y ‘Haksebrann’ las que llevan este ‘Nattesferd’ directo al Olimpo. Aunque quizá no haya superado a sus dos antecesores, lo considero un buen trabajo, en el que se van cohesionando los ingredientes a cada pasada. De hecho, en la primera escucha me quedé algo frío y decepcionado por el abandono de sus matices nórdicos y agresivos, aumentando en rock clásico, incluso en toques de pop. Es cierto que han perdido dureza dentro de su peculiar estilo, pero han ganado en madurez y en creatividad.

Devotion ‘Necrophiliac Cults’ (España)

La veteranía es un grado, y estos experimentados blasfemos lo saben. Porque aunque este álbum sea su debut mediante los sellos The Horror Dimension y Pathologically Explicit, sus miembros ya cuentan con tablas acumuladas en bandas como Graveyard o Visceral Damage. Y eso se nota cuando lo escuchas. Los de Levante han creado una buena simbiosis de puro old school y oscuridad. Muy trabajada y sucia, hecha para los que disfrutan de los sonidos enérgicos de Bolt Thrower o el death metal más corrosivo de unos Asphyx. Para mi, su joya de la corona es ‘Thrones Of Elders’ con una crudeza apabullante y un medio tiempo que sabe a gloria y maldad.

Nails ‘You Will Never Be One Of Us’ (EEUU)

Grindcore violento, lleno de poder y rabia. Se trata de un trabajo rápido e intenso, quizá de lo que mas me ha impresionado dentro de la rama del power violence que practican. Cuando escuché el avance que lleva el mismo titulo de su disco, sabía que el disco entero iba a ser arrollador, con esos cortes innovadores y breaks en los rasgados, cajas 4×4 que parecen mazas y un doble pedal asesino. Las voces de Todd Jones son sucias, al igual que su guitarra, la cual ya militó en Terror, y esa mezcla en los medios tiempos también está presente. Por eso se hace corto, los cambios son sublimes y los blast beats son propios de un reino animal gobernado por bestias. De diez. Y para muestra un botón.

Gadget ‘The Great Destroyer’ (Suecia)

Seguimos en las ráfagas del grind más violento, esta vez con Gadget y su álbum de 2016 con Relapse Records. Sus parecidos con Nails en cuanto a destrucción están ahí, pero no nos engañemos, el grind sueco tiene su sonido inconfundible. Esas distorsiones enlatadas que practicaban los Nasum ensambladas con el d-beat de Wolfbrigade, y unos cortes lentos destrozadores de espinas dorsales, todo con un aire muy nórdico. Así suenan los Gadget, y aunque en estas lineas peque de compararlos una y otra vez, veréis si os aventuráis en este disco que también gozan de una personalidad única, de buenas mezclas y matices que hacen que en ningún momento quepa la posibilidad de aburrimiento. Un discazo redondo, con portadón, estética muy cuidada y colaboraciones de Barney Greenway. Nada más que añadir.

Agoraphobic Nosebleed ‘Arc’ (EEUU)

Volvemos a cruzar el charco y abandonamos el grindcore, pero cuidado, porque como muchos saben Agoraphobic Nosebleed es un proyecto con muchos años de experimentación dentro del grind y la destrucción sonora, acariciando el cybergrind y rozando el noise. Pero puestos a experimentar, en este 2016 decidieron involucionar y marcarse este mini álbum que no llega a la media hora y en el que no encontrarás blast beats, si no sludge rebosante de óxido y lentitud stoner. Para los que gusten de esta mezcolanza, puede que se trate de una maravilla, para los puristas del grind, quizá una aberración. Aunque no lo creo. No encontraréis velocidad alguna, pero ritmos arrastrados, recuerdos a Black Sabbath, y reflejos de Eyehategod, siempre dentro de la perspectiva de lo extremo, hasta la saciedad más deliciosa. Y otra vez, portadón. Fuera de lo común en la técnica pero con una expresividad demencial.

Prehistoric Mermaid ‘Prehistoric Mermaid’ (España)

Impresionado me dejó este trío de Pamplona cuando escuché integro en bandcamp su propuesta stoner, totalmente psicodélica, poderosa, rebosante de riffs gordos y una voz femenina que no puede hacer más que llevarte de la mano a tocar el cosmos. Y por si esto fuera poco, su creatividad se despunta con aderezos que rozan la vanguardia y un ruidismo envolvente y elegante. Solo tenéis que ver el video que presentaron con motivo de la salida del EP y que seguro, os drogará como a mi. De verdad, impresionantes, y sobre todo alentadores e ilusionantes en medio de una escena que necesita de estas propuestas.

Nodriza ‘La Montaña Desnuda’ (España)

Estos valencianos dieron en el clavo creando uno de los discos más maduros y trabajados que he escuchado este año dentro de su estilo. Solo había que escuchar su anterior EP, para darse cuenta de la evolución que habían vivido. Un EP que ya era muy bueno y muy autentico, llevándote de cabeza a aquel rap metal callejero de mitad de los noventa, y aquí, rompían con lo casual, y se adentraban en una superioridad y un sonido totalmente personal y propio. Claro está que dejaban caer sus influencias a medio camino entre unos Tool y unos Deftones, pero siempre desde su propio punto de vista. Y sí, hablo en pasado porque desgraciadamente, la banda se separó al poco de sacar el álbum. Aun así, estáis a tiempo de descubrirlos y de haceros con esta joya imperdurable.

Stench Price ‘Stench Price’ (Rusia)

Este proyecto me tocó la fibra desde el primer día, y por muchos factores. Una concepto de banda diferente, con un colaborador invitado en cada tema que aportaría su visión. Entre ellos, Danny Lilker (S.O.D, Brutal Truth…) o Dave Ingram (Bolt Thrower, Benediction…) y muchos otros provenientes de diferentes partes del mundo, pero localizando a la banda en Siberia y capitaneada por Peter Shalmin. Y por si no fuera poco con esto, sus intenciones eran darnos un cocktail de grindcore, death metal, samba, bossa-nova y mil matices más. No hay mucho más que decir, a quien le guste la experimentación y la destrucción, aquí tiene una piedra.

Dehumanized ‘Beyond The Mind’ (EEUU)

Si damos una vuelta por su carrera y su discografía, veremos que aunque con pocos trabajos, se formaron en 1996, y sus pasos evolutivos han sido agigantados. Su brutal death en este disco es corrosivo, a veces rápido y a veces arrastrado hasta la locura y la lentitud. Pero sobre todo, muestran detalles técnicos y creativos que los diferencian. Buenos cortes y buenos cambios, riffs interesantes y a veces experimentales, detalles cercanos al slam, incluso al groove metal, pero todo con mucha intensidad, personalidad y brutalidad.

Blasphemer ‘Ritual Theopagy’ (Italia)

Otra ración de brutal death para inyectarse es la que han ofrecido los italianos Blasphemer. Guturalidad, rapidez y medio tiempo a partes iguales, aunque la bruta velocidad sea quizá su baza. A mi, personalmente me atraen sus contrastes en los temas, los cortes, y que estando en mitad del huracán, de una hostia, viajes al inframundo de los tiempos rotos y lentos. Así que si os gusta esa mezcla de doble pedal ensordecedor con partidas de cuello y nucas basculantes, hacedle un hueco a este disco.

Korn ‘The Serenity Of Suffering’ (EEUU)

Y entre tanto grind, brutal death y sonidos insanos, ¿por qué no hacerle un hueco al mainstream? Mis raíces vienen de lo extremo pero a mitad de los noventa también fui atrapado por ese rap metal y aquel crossover que lo inundó todo. Y la verdad, Korn han vuelto a cautivarme con este disco 20 años después. Sin duda está hecho para nostálgicos, mostrando el lado más contundente que podrían dar siendo consecuentes con su historia. Tampoco os esperéis un ‘Life Is Peachy’, han pasado los años y tampoco sería real ni sincero. Pero suena muy maduro, engancha, y recuerda a lo que fueron sin dejar de ser lo que son.

Wormed ‘Krighsu’ (España)

Aquí todo el mundo sabe que Wormed son el antes y el después en la escena más extrema y técnica de este país. A cada disco han evolucionado sobrepasando los niveles internacionales y con este ‘Krighsu’, han reventado los paradigmas en cuanto a virtuosismo, creatividad y brutalidad. Se trata de un álbum conceptual, que da un paso más allá y que los sitúa en lo más alto. Su estética y su sonido son un todo y con este trabajo, se colocan a la cabeza en vanguardia, dentro de la escena global.

Bellako ‘Extinction’ (España)

En este listado, la evolución puntúa y Bellako han crecido mucho. Este disco es fresco y directo, ofrecen tralla de manera muy sintetizada, yendo a la raíz del asunto y creando una mezcla perfecta entre rabia, mensaje y hardcore actualizado y bruto. Buenos grooves, voces agresivas y ese interludio central que me volvió loco con la mezcla de ‘Planta Madre’ y ‘Humo’, un buen resumen de su hardcore callejero que mezcla la esencia más clásica con un sonido limpio de última generación.

Cuernos De Chivo ‘La Pandemia’ (España)

Otra evolución latente la traen los de Toledo, que si ya eran una banda totalmente sobresaliente en su estilo, con La Pandemia no bajan ni un peldaño. Siguen donde están, con una calidad tremenda y con un disco que para mi gusto, va mejorando a cada canción. De menos a más con auténticas apisonadoras de hardcore y groove metal desde poco antes del ecuador del disco hasta el final. Cogen matices de aquí y allá, su gran técnica les permite hacerlo y en un sólo disco encuentras desde reminiscencias de aquel innovador sonido que trajo Chaos A.D. hasta el metalcore más actual. Los gruñidos porcinos de Mero, su hardcore crudo en la base y como digo, la polivalencia rítmica y estilística hacen de este, un disco muy recomendable.

Brain Tentacles ‘Brain Tentacles’ (EEUU)

La originalidad, los conceptos arriesgados y en definitiva, diferentes, también puntúan alto en esta lista. Ese es el caso de Brain Tentacles, un inusual proyecto perteneciente a Relapse Records con miembros de Municipal Waste, Yakuza o Bloodiest, y que además, ha estado girando junto a Gorguts. Hasta aquí todo normal, si no fuera porque realmente se trata de un Jazz trío, que igual te lanza un blast beat, que te aporrea con su saxo barítono sin necesidad de una guitarra enchufada a un amplificador. Mucho groove, pero sobre todo experimentación, así que si disfrutáis con bandas como Mr. Bungle, los vientos que introducen Fishbone o Shining (Nor) y os atraen las músicas del mundo, puede que esto os cale hondo. Además, cuentan con una imagen my cuidada y un señor artwork en este primer disco con el que han debutado.

Nashgul ‘Carcava’ (España)

Poco se puede añadir que no se sepa ya de Nashgul, quizá el mayor exponente internacional que ofrece nuestro grind más extremo, y con Carcava, simplemente han refutado su teoría. Un trabajo directo, agresivo, de puro grindcore sin aditivos ni adornos, crudo, puro y destructor. Un artwork insuperable, desarrollado como siempre por Luis Sendón, ilustrador y bajista de la banda, 30 minutos de despojo social, mensaje y rabia acumulada, ah, y un riff que me tiene enganchado, el que da inicio a ‘Del Vientre a la Basura’.

Coma Cluster Void ‘Mind Cemeteries’ (EEUU)

Vanguardia dentro de los terrenos del grind y el death metal industrial. Así es como podríamos definir a esta banda, que si no fuera por los toques djent que también introducen en sus guitarras, parecería sacada de aquella horneada de elementos ultramodernos que nos dieron los Meathook Seed de Mitch Harris con Embedded, el Diatribes de Napalm Death o el Need To Control de Brutal Truth. Si estos trabajos os parecieron visionarios y extremadamente interesantes en su momento, no podéis pasar por alto este disco repleto de agonía y experimentación sonora. Una autentica maravilla.

Entombed A.D. ‘Dead Dawn’ (Suecia)

¿Que queréis que os diga? Está claro que los más puristas están ya un poco hartos de los cambios de formación, de los cambios de estilo, del triquitrí, y del tracatrá. Pero yo, quizá sea de aquellos que han visto interesantes todos los saltos que han ido dando en su carrera. A parte de todo esto, ‘Dead Dawn’ me parece un buen disco. Quizá no sea una obra maestra como para estar en un listado de este tipo, ni por supuesto supera a los primeros trabajos de Entombed, pero ya que este listado tiene un único fin, el de difundir, pues difundiré que es un disco interesante, que suena muy bien, y que si alguien no ha querido darle la oportunidad que merece, quizá este sea el momento y se sorprenda. Siempre desde mi humilde punto de vista.

Wormrot ‘Voices’ (Singapur)

Wormrot ya eran unas eminencias dentro del grind más underground a nivel internacional, y con su fichaje en Earache Records para la edición de este ‘Voices’, han dado un salto cualitativo ofreciendo una vuelta de tuerca en su sonido. Está bien ser puro y no escapar de las raíces y así es como suenan, como siempre, igual de destructores, pero con ese peldaño que han subido en la escala de la innovación. La misma intensidad, pero mayor limpieza, el mismo estilo pero con obertura de miras. Un imperdible para los seguidores del grindcore más violento y directo pero que también disfrutan descubriendo nuevos matices.

Este sitio utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás aceptando las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies