Megadeth: La cólera del señor Mustaine

Megadeth: La cólera del señor Mustaine

13 Junio, 2017
319 Views

“Cuando estaba en Metallica tenía un gran problema con el alcohol, y además, vendía drogas para poder sobrevivir. Me compré un par de perros para cuidar mi casa porque había sido desvalijada. Una mañana fui a casa de nuestro primer bajista con los perros y uno de ellos le rayó la carrocería de su coche con las uñas. James golpeó al perro y fui directo a romperle la cara, pero Ron se puso en medio y todo acabó en una batalla campal. James me dijo que estaba fuera de la banda y me marché. Les hice saber que era una pena que todo acabase así”. (Dave Mustaine)

Siempre me ha caído bien el señor Mustaine, me parece auténtico y brutalmente sincero. Algunos de los componentes de Metallica me resultan falsos, eso es algo que nunca me ha sucedido con Dave Mustaine. El tipo es una constante inspiración para todos los artistas impulsivos, malditos y talentosos. Mr Mustaine es una persona con un talento descomunal que no tiene miedo a joder su carrera y volver a levantarse una y mil veces. Hay muchas versiones sobre su marcha de Metallica, pero algo me dice que la suya es la que más se acerca a la realidad. Solo tengo que ver a ambas partes hablando sobre el tema para convencerme de la verdad. Cada vez que James o Lars hablan sobre el despido del pelirrojo guitarrista una sonrisa burlona y sibilina se dibuja en sus rostros.

En mi opinión Mustaine tenía más talento y más madera de líder que James y Lars, y eso les puso nerviosos.

“Al principio era el guitarrista principal de Metallica. James pensaba las palabras y Lars lo desarrollaba todo con su batería. Yo les di la orientación que debían de seguir. Por aquel entonces yo era muy fiero y chocaba con James y con Lars, había demasiados líderes en la banda. Perdí los nervios cuando James golpeó a mis perros y ellos aprovecharon el incidente para despedirme”. (Dave Mustaine)

Cuando James y Lars hicieron la cama a Mustaine, asumieron el control absoluto de Metallica, y así ha sido hasta nuestros días. Seguro que Jason Newsted opina algo parecido. Dolido y deseoso de venganza, Mustaine curó sus heridas emocionales y volvió a la carga con una banda llamada Fallen Angels, pero las cosas no prosperaron, y ese proyecto se fue a pique a los pocos meses. Se dice que Mustaine descubrió el nombre de su futura banda mientras leía un panfleto de propaganda electoral del senador demócrata Alan Cranston, esto en el autobús que le llevaba de vuelta a California después de ser despedido de Metallica.

Dave, Te presento a David

Una mañana de principios de 1983, Dave Mustaine conoció a David Ellefson. Por lo visto, el bajista estaba ensayando las líneas de bajo del tema ‘Runnin With The Devil’ de Van Hallen cuando un resacoso Mustaine lanzó desde su apartamento una maceta al aparato de aire acondicionado de Ellefson. Este fue a charlar con Mustaine y terminó invitándole a unas cervezas, así comenzó su larga relación laboral.

“Lo primero que me dijo Dave cuando montamos la banda fue: “tenemos que estar dispuestos a vivir en la carretera, va a pasar mucho tiempo antes de que puedas tener algún tipo de apego a algo”. (David Ellefson)

La primera formación de Megadeth contaba con nuestros dos protagonistas, Kerry King de Slayer y un desconocido Lee Rash a la batería. Lo tenían todo menos un buen cantante. Después de mucho buscar, Mustaine decidió asumir el papel de vocalista. Unos meses después, Kerry King y Rash abandonan la banda y entran a jugar Chris Poland a la guitarra y Gar Samuelson a la batería.

“Gar aportó su estilazo y técnica y la banda mejoró muchísimo. Su batería ayudó a llevar nuestras primeras composiciones en una dirección más progresiva, pero sin perder la fuerza y la energía del punk. Por otro lado, Chris elevó la calidad de mis composiciones con su velocidad, sus ligados y sus solos de guitarra”. (Dave Mustaine)

Después de un par de meses de ensayos y unas cuantas actuaciones, la banda se mete a grabar una maqueta con los temas: ‘Last Rites – Loved To Death’, ‘The Mechanix’ y ‘The Skull Beneath The Skin’. La maqueta es escuchada por Barry Kobrin de Combat Records. Este les ofrece un contrato discográfico y entran a grabar su primer álbum.

Todo parece comenzar a tomar cierta forma, pero enseguida comienzan los problemas. La discográfica les entregó ocho mil dolares para la grabación de ‘Killing Is My Business… And Business Is God!’, pero los angelitos se gastaron la mitad en drogas y alcohol para inspirarse. Mustaine decide grabar el álbum con el dinero que les queda, y despide al productor para reducir costes.

“No nos quedaba mucho dinero, así que grabamos todas las canciones entre Dave, Gar y yo. Grabamos de pie, en la sala de la batería. No usamos claquetas, así que se nos escaparon los tempos de algunos temas”. (Ellefson)

“Killing Is My Business… And Business Is God!”

El debut de Megadeth se editó el 17 de mayo de 1985, no tenía un sonido muy decente, pero la mayoría de los temas eran pura dinamita.

‘Last Rites – Loved To Death’ comienza con una sinfonía de piano, pero la canción enseguida estalla en un temazo con una fuerza descontrolada capaz de llevarse todo por delante. Algunas partes de batería están ejecutadas de manera irregular, pero el tema es una auténtica bomba atómica que muestra el potencial de una formación que daría mucho que hablar. ‘Killing Is My Business..’ y ‘The Skull Beneath The Skin’ son dos canciones geniales. Dos trallazos con un ritmo trepidante, una fuerza descomunal y unos estribillos súper pegadizos. Un par de deliciosas joyas en bruto. ‘Rattlehead’ es un tema que podría encontrase en el ‘Kill ‘Em All’ de Metallica. El estilo es muy parecido, pero en algunos tramos supera la velocidad y el poderío del álbum debut de Metallica. ‘Chosen Ones’ es el clásico temazo 100% Megadeth. La banda se compenetra a la perfección y el bajo de Ellefson secunda la descomunal tormenta de Riffs de Poland y Mustaine. En ‘Mechanix’ queda muy claro quién inventó el sonido ‘Kill ‘Em All’. El poderío de este tema es tan acojonante que en ocasiones resulta algo embarullado, pero te sube el punto al máximo. ‘These Boots’ es una buena versión de Nancy Sinatra llevada a su terreno. La banda demuestra que puede tocar con soltura casi cualquier genero guitarrero. Pasando de la técnica del Blues a la velocidad del Metal más abrasivo.

Para promocionar su debut la banda llevo a cabo una gira que resultó un completo desastre. Este fiasco dejó a los componentes del grupo con la moral por los suelos y a punto estuvo de acabar con la banda. Pero la cabezonería y determinación de Mustaine hizo que el proyecto siguiese adelante.

“Peace sells… But who’s buying”

En aquella época, Mustaine no desaprovechó una sola oportunidad de acusar a sus antiguos compañeros de haberle robado el sonido, el estilo y los arreglos del “Kill ‘Em All”. A pesar del fracaso de la gira, Combat les ofrece grabar otro disco. Pero Mustaine no estaba contento con ellos. La portada, la producción y la distribución del álbum no le gustaron un pelo, así que no se lo pensó dos veces cuando Capitol les ofreció un nuevo contrato. Capitol se hizo con los derechos de ‘Peace Sells… But Who’s Buying?’, adelantó 15.000 dólares a la banda para hacer frente a los costes de la grabación y les adjudicó al productor Randy Burns.

Su segundo disco se puso a la venta en septiembre de 1986 y supuso un gran éxito para Megadeth.

Consiguió el disco de oro en muchos países y el vídeo de ‘Peace Sells…’ se emitió continuamente en la MTV durante todo el año.

El disco comienza con el redoble de ‘Wake Up Dead’ y la grave y narcotizada voz de Mustaine da paso a los solos de Poland. El tema estalla en una perfecta tormenta de riffs perfectamente ejecutados que va tomando velocidad hasta descarrilar en una amalgama de solos y riffs abrasadores. El tema es perfecto para meter un carro de combate en zona de conflicto y arrasar con todo.

‘Peace Sells’ es un temazo absolutamente acojonante donde los riffs, los solos y la base rítmica se fusionan de manera magistral para servir de vehículo al mensaje antibelicista de Dave Mustaine. En ‘Good Mourning / Black Friday’ la banda nos regala un temazo que fusiona sensibilidad, melodía y velocidad endiablada. Este discazo se cierra con ‘My Last Words’, una pieza magistral que nos muestra todo lo buena que podía llegar a ser esta formación. Lo tiene todo… velocidad, ritmo, agresividad y mensaje. Es mi tema favorito del disco, una auténtica maravilla.

Su popularidad no paraba de crecer en Estados Unidos y Canada, esto hizo que girasen con las mejores bandas de thrash de la época.

Montaron el ‘Wake Up Dead Tour’ y su manager consiguió que les acompañasen: Overkill, Flotsam And Jetsam y Metal Church. Lo habían conseguido, habían metido cabeza, pero su estilo de vida no tardaría mucho en darles grabes problemas.

Chris Poland es expulsado por vender el equipo de la banda para comprar heroína justo antes de la última actuación de la gira en Hawaii. Mustaine decide matar dos pájaros heroinómanos de un tiro, y también despide a el batería Gar Samuelson, cargándose la mejor formación que ha tenido Megadeth. Pero no pasa nada, nuestro hombre los tiene bien puestos y decide seguir adelante con el técnico de batería Chuck Behler y Jay Reynolds de Malice.

El 1987 se les presenta la golosa oportunidad de girar con Alice Cooper, Mustaine cede la versión de ‘These Boots’ para la película Dudes y el tres de junio actúan por primera vez en el Hammersmith Odeon londinenese. Parece que a pesar de todo los buenos tiempos siguen adelante.

La banda lleva a cabo una minigira europea por Holanda, Alemania y Francia. Esta gira fue muy importante para Megadeth a nivel internacional, los medios especializados comenzaron a interesarse por las actividades del chico malo que fue expulsado de Metallica.

Comienzan el año 1988 gozando de una popularidad absoluta, están a la cabeza del género junto a: Metallica, Anthrax y Slayer. Pero necesitan lanzar un álbum que les consagre de manera definitiva y Mustaine se encuentra hecho un despojo. Su adicción al alcohol y la cocaína desemboca en una politoxicomanía en la que la heroína es la protagonista estelar.

“So Far, So Good..So What”

Mustaine sigue en su mundo y decide despedir a Jay Reynolds. Le sustituye Jeff Young. Con esta nueva formación se meten en el estudio y dan a luz su ‘So Far, So Good…So What?’, un álbum irregular repleto de energía, mala baba y algunos momentazos hechos canción. Destacan por encima de todas las demás: ‘Hook In Mouth’, ‘Mary Jane’, ‘In My Darkest Hour’ y la versión de ‘Anarchy In The U.K’ de los Sex Pistols.

Parte de la crítica pensó que este disco no estaba a la altura de Megadeth, pero en mi opinión se trata de un discazo que gana con cada escucha. ¿Quién puede componer canciones como ‘In My Darkest Hour’ estando tan jodido?… sin duda un jodido genio. El tema trata de la adicción de Mustaine, la falsa amistad, el desamor, el suicidio y la muerte. Por aquel entonces, Mustaine gastaba 500 dolares diarios en sus vicios, está todo dicho.

El álbum se lanzó precedido de un par de singles que no llegaron a nada en las listas de éxitos. Pero contra todo pronóstico, los fans respondieron muy bien y el disco fue el más vendido hasta el momento.

La gente del negocio temía a Mustaine, no se fiaban de sus reacciones. Aquello les hizo perder muchas oportunidades. Pero seguían de suerte. Doug Thaler, manager de Mötley Crüe decide representarlos y la banda consigue actuar en el Monster Of Rock de 1988 junto a colosos de la talla de Iron Maiden o Kiss. A pesar de todo, Mustaine no estaba contento con Chuck y Jeff. Además, Dave sospechaba que el guaperas de Jeff estaba intentando cortejar a su novia Diana. Mustaine no tardó mucho en despedir a ambos músicos. A los pocos días entró a ocupar la batería el técnico de batería Nick Menza.

La nueva formación se reagrupó muy rápidamente y grabaron una versión del ‘No More Mr Nice Guy’ de Alice Cooper en formato trío para la película Shocker. Este tema fue lanzado en formato single y alcanzó el puesto número 13 del Billboard.

Mustaine seguía enredado en su politoxicomanía y es arrestado por conducción temeraria bajo los efectos del alcohol y las drogas. La sentencia le obliga a ingresar en Alcohólicos Anónimos, allí consigue que le apadrine Alice Cooper. Su manager les abandona y comienzan los rumores de separación. Ante este toque de atención los chicos deciden espabilar y reducen su consumo de drogas y alcohol. Necesitan un guitarrista solista para despegar definitivamente, pero no puede ser cualquiera. Después de mucho buscar consiguen a Marty Friedman. Durante el proceso de búsqueda se barajó la posibilidad de contratar a Chris Poland, pero este se encontraba en un estado pésimo y rechazó la oferta.

“Rust in peace”

La nueva formación de Megadeth se mete en el estudio con Mike Clink y dan a luz ‘Rust In Peace’, uno de sus mejores trabajos. El primer single incluía la canción ‘Holy Wars… The Punishment Due’ y llegó al puesto 28 del Billboard.

Es su disco más completo hasta la fecha, esta plagado de temazos y su producción es de primera categoría. Destacan: ‘Holy Wars…’, ‘Hangar 18’, ‘Five Magics’ y sobre todo ‘Poison Was The cure’. En este álbum la banda consigue una fórmula perfecta que fusiona melodía y velocidad. La perfeccionará en sus siguientes discos y les dará muchas alegrías.

La gira de presentación les llevó a Europa junto a Slayer y Testament. Terminada esta gira acompañan a Judas Priest en un tramo de la gira PainKiller. Y para terminar el año se unieron a la gira Clash Of The Titans junto a Slayer, Anthrax y Alice In Chains y son invitados al festival Rock In Rio de 1991. Ese mismo año fueron nominados al Grammy como mejor banda de Metal, pero Metallica les arrebató el galardón.

La banda sigue subiendo como la espuma y por primera vez en mucho tiempo Mustaine consigue mantenerse sobrio. Es padre, está casado y la banda está en su mejor momento. Pero no es suficiente, Dave Mustaine quiere más.

“Countdown To Extinction”

De cara a la grabación de su siguiente disco se meten en el estudio con la misma formación y el productor Max Norman. Mustaine estaba obsesionado con alcanzar la popularidad de Metallica, y obligó a la banda a darlo absolutamente todo en el estudio de grabación. El esfuerzo dio unos resultados espectaculares. ‘Skin O’ My Teeth’ es la precisión y la velocidad hecha canción. Una base rítmica magistral apoya los apabullantes guitarrazos de Mustaine y los solos de Friedman. ‘Symphony Of Destruction’ es el alegato político definitivo, un perfecto single de buen metal que denuncia las atrocidades de la raza humana.

Casi todos los temas son redondos y la producción es increíble. No hay duda de que era uno de sus mejores momentos como banda.

El 14 de julio de 1992 se publicó ‘Countdown To Extinction’ y los resultados fueron buenísimos. El álbum entró en el número 2 del Billboard americano, el 5 en el Reino Unido y el número 1 en Japón. Pero por esas fechas Metallica lanzó su ‘Black Album’ y arrasó a todos los niveles. Aquello supuso un fuerte varapalo emocional para el líder de Megadeth.

“Tenía éxito, dinero… una familia. Pero en realidad no tenía nada porque seguía comparándome con mi antigua banda”. (Dave Mustaine)

“Cuando grabamos “Killing Is My Business” estaba enganchado a la coca y a la heroina. En “Peace Sells..” estaba aún peor, le daba al speed, la coca, la heroína y el alcohol. En “So Far, So Good” me dejé llevar por la heroina, estaba fatal. En la época de “Rust In Peace” solo fumaba y bebía. Pero para “Countdown To Extinction” estaba más limpio que un recién nacido”. (Dave Mustaine)

Habían llegado todo lo alto que podían llegar, aquel número 2 no dejaba lugar a dudas. Pero Mustaine seguía sin disfrutarlo. Metallica había llegado al 1, aquello era un tragedia.

“Le vi tan jodido que lo sentí profundamente por él. Tenía una obsesión que debía curar, aquello ya no tenía sentido”. (David Ellefson)

Dave Mustaine no quería estar ahí arriba con la banda que le despidió. Necesitaba barrerles, dejarles atrás y hacerles desaparecer del mapa, pero no parecían muy dispuestos a complacerle. Su gira de presentación arrasó en Estados Unidos. Les acompañó Stone Temple Pilots, una de las bandas de moda en aquellos años.

El año 1993 comienza fatal para Megadeth. Friedman publica su primer disco en solitario con Menza a la batería y Mustaine sufre una sobredosis de valium. Las malas lenguas dijeron que se trataba de un intento de suicidio. Dave había comenzado a tontear de nuevo con las drogas y el alcohol y su politoxicomanía le había vuelto a atrapar.

Aquella sobredosis estuvo a punto de acabar con su vida, así que decidió tomarse un descanso antes de la gira europea. En junio volvieron a la carga y actuaron en Milton Keynes Bowl junto a Metallica y Diamond Head. Ese día Dave Mustaine se subió al escenario con Metallica para tocar ‘Hit The Lights’ y muchas de la viejas heridas del pasado perecieron cerrarse.

“Me he dado cuenta de que Metallica es una parte integra de mi mismo. Aunque algunos lo nieguen, creo que tenemos muchas similitudes. 10 años de mierda entre Metallica y Megadeth han llegado a su fin, se han comportado como personas adultas y me han pagado los derechos de autor de los temas que compuse para ellos. Es hora de enterrar el hacha de guerra”. (Dave Mustaine)

Después de este glorioso capítulo giran por Europa junto a Iron Maiden y después por Estados Unidos junto a Pantera. Componen ‘Angry Again’ para la banda sonora de Last Action Hero y las cosas parece volver a ir como la seda.

La vida de Dave Mustaine ha sido como una montaña rusa cargada de talento, buena música, drogas, alcohol y tragedia. Es uno de los tipos más auténticos del negocio y un auténtico cabronazo cuando se lo propone. Pero jamás ha cedido y siempre ha hecho lo que le dictaba su instinto. Esta determinación nos ha brindado auténticas joyas musicales y en mi caso una gran fuente de inspiración a todos los niveles.

Esta es la época que más me gusta de Megadeth, después vinieron momentazos como ‘Youthanasia’ y descalabros como ‘Risk’… pero esa es otra historia.

¡Viva la mala hostia del señor Mustaine!

Este sitio utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás aceptando las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies