Noveno disparo

Noveno disparo

Pocas veces tiene uno la fortuna de plantarse a escasos metros de una leyenda de la talla de Glenn Hughes. Un artista tan grande que sigue resultando imponente a sus sesenta y cuatro primaveras, luciendo casaca como se ve en la foto, y cantando como casi ningún chaval es capaz de hacerlo a día de hoy.

Me gusta la estampa que aquí muestra, por el punto de chulería que lleva implícita, por lo arrogante del gesto que ejecuta con sus labios, como si estuviese asintiendo de manera bromista.

Total 0 Votes
0

Este sitio utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás aceptando las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies