Crisix, Guilles y Thrashgressive en la Rock City (Valencia)

Crisix, Guilles y Thrashgressive en Valencia “3 generaciones diferentes de bandas y sobredosis de decibelios”

6 julio, 2017
196 Views

La Sala Rock City de Valencia acogió una vez más una sesión de castigo a las articulaciones. Tres generaciones diferentes de bandas reunidas en un cartel con el único propósito de llevarnos hasta el borde de la sobredosis de decibelios. Detrás de todo el embrollo andaba de nuevo la promotora Black Heaven, que nos está acostumbrando a veladas tan agradables como esta.

Thrashgressive

Crisix, Guilles y Thrashgressive en la Rock City (Valencia)

Los primeros en salir a batirse el cobre fueron los locales Thrashgressive. Hace no mucho les pudimos ver abriendo para Holycide y Trallery. Y si aquel día nos quedamos con ganas de verles con un mejor sonido, esta vez las condiciones de la sala sí estuvieron de su parte. Y si entonces dijimos que estos cuatro jóvenes tenían voluntad de seguir creciendo, en esta ocasión podemos decir que están en el buen camino para conseguirlo. A su favor tienen la incandescente energía de la juventud…y algo más. Su thrash metal no es solo un caballo desbocado sin control, sino que muchas partes sorprenden por la técnica que demuestran. El setlist que desplegaron fue similar al visto anteriormente, con temas propios como: ‘Harassment’, ‘Tempo Attack’ y ‘Terrorize’ junto a varias covers como ‘King of the Kill’ de Annihilator y un medley del ‘Supersitious’ de Stevie Wonder convenientemente thrashificado.

Guilles

Crisix, Guilles y Thrashgressive en la Rock City (Valencia)

Desde la cada vez más prolífica Castellón llegaba la segunda banda de la noche. Guilles venían con ganas de probar en directo los temas de su nuevo disco, Harvest of grey days al que dieron un buen repaso. Temas como: ‘Born in a black void’, ‘Lines and Scars’, ‘Disobidient’, ‘Lost’, ‘Dehumanized’ o ‘Enraged’, para la que grabaron un vídeo en 360º que tuvimos el placer de estrenar en primicia coparon un setlist en el que se colaron también algunos temas de su larga trayectoria. Dadas las estrecheces del horario, el quinteto apenas dio tregua a un público entregado. No en vano, muchos de los allí presentes habían peregrinado desde la capital de La Plana para verles. Con mucho de death y otro poco de roll, se mostraron agresivos y cómodos a la hora de hacer temblar los cimientos de la sala. Con la teatralidad de Adri como frontman y una buena puesta en escena general, de la que me quedo con la fuerza de Bola (Rottest Slag), el último en llegar, dejaron claro que pueden comerse cualquier escenario que se les ponga por delante.

Crisix

Crisix, Guilles y Thrashgressive en la Rock City (Valencia)

Y por fin llegó el turno de Crisix. La efervescencia del público, mayoritariamente joven, era la mejor prueba de que había ganas de volver a verles. Y creo que una vez más, no defraudaron. Estos cinco thrashers barceloneses demostraron una vez más que son animales de directo. Viéndoles moverse por las tablas, correteando de lado a lado, subiendo y bajando de los ‘podios’ que instalan al efecto y sobretodo, contagiándose de esa sonrisa que les acompaña desde el segundo 1 de su show, se hace difícil saber quién disfruta más, si ellos o el público. Y esa alegría se contagia. El resultado es un público enardecido, que responde con mosh pits a cada acelerón y que corea tema tras tema. Juli es ya todo un catedrático en esto de ejercer de frontman, controlando en todo momento el ritmo del concierto. Además, la noche dio para varios momentos álgidos como el salto de Busi al medio del follón para seguir tocando ‘protegido’ por un circle pit, el ya clásico wall of death o el momento en que todos los miembros del grupo cambian de puesto e instrumento para tocar un mezclaíllo de versiones. Y por si fuera poco, cinco minutos después de haber despachado los últimos bises los teníamos ya por la sala, compartiendo risas, humo y fotos con todo aquel que quiso acercárseles.

Además de estos tres buenos conciertos, la noche dejó otra buena noticia. Y es que la afluencia de público no fue nada desdeñable, rozando las 150 entradas vendidas. Y no solo eso: como decía la mayor parte de los asistentes destacaban por su juventud. Una muy buena noticia en una ciudad que necesita de un relevo generacional que ayude a poner de nuevo el foco sobre ella. Ojalá la tendencia se mantenga y pronto vuelvan a pasar por aquí las grandes giras de antaño.

Total 0 Votes
0

Este sitio utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás aceptando las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies