El otro lado del metal (LXXV): Marcos Ayuken

El otro lado del metal (LXXV): Marcos Ayuken “Esto es un curro de largos plazos, no creo en el hype ni en las serpentinas”

Nombre: Marcos ‘Ayuken’ García
Profesión actual: Director en Ayuken MP
Enlaces relacionados: Ayuken MP – Sitio Oficial
Fotografía de portada: Juan Perez-Fajardo

Cuéntanos quién eres, y cuál es la faceta por la que te conocemos en el mundillo.

¿Cómo que quién soy? ¡Si me acabáis de mandar la entrevista! ¡¡Menudos profesionales!! Me llamo Marcos Ayuken, y soy la cabeza (por el tamaño más que nada) de una empresa de servicios a la música llamada Ayuken MP.

¿Cuánto tiempo llevas en el mundillo de la música? ¿Y como mánager?

En el mundo de la música supongo que desde que nací, mis padres giraban con un coro, mi madre es profesora de música y media familia se dedica o se ha dedicado alguna vez a ello… Como mánager serio, unos 10 años.

¿Cómo describirías el proceso de pasar de ser un fan a formar parte del mundillo musical llevando grupos?

Bueno, yo es que me sigo considerando fan. Quiero decir, hay un trasfondo emocional que es muy importante para estar aquí. Me levanto a las 8, a las 9 estoy delante del ordenador y hay días que termino a las 10 de la noche. Si no fuera “fan” de la música, o de lo que hago, sería imposible. La música al final es lo que eres, lo que haces y lo que vives, y no lo concibo de otro modo a estas alturas.

“Hay un trasfondo emocional que es muy importante para estar aquí (…) Si no fuera “fan” de la música, o de lo que hago, sería imposible. La música al final es lo que eres, lo que haces y lo que vives, y no lo concibo de otro modo a estas alturas”

¿Tuviste algún tipo de formación musical o eres totalmente autodidacta?

Esta pregunta es para guitarristas, ¡no me jodas! Pero ya que lo preguntas, pasé 14 años en el conservatorio. Aprendí solfeo, canto coral, una base de armonía y formas musicales y estudié 6 años de violoncello y otros 5 de percusión: batería, marimba, vibráfono, timbales…

España siempre parece un lugar improbable para lograr el éxito con el rock/metal. ¿Qué opinas de esta tendencia?

Opino que aquí Elvis y los Beatles llegaron a la vez, y que somos consecuencia de una cerrazón cultural que no acaba de despertar del todo en algunos aspectos, ni de ir al mismo ritmo que en otros lados. Pero todo depende de la definición de éxito: para mi, estar a 800 kilómetros de casa y que 100 personas paguen por verte tocar ya lo es, imagina cuando sucede con 1.000. Que alguien haga suyo algo que tocas, cuentas o tú también sientes es una cosa brutal… o debe serlo vamos, a juzgar por las caras que ponen los músicos cuando les pasa.

¿Cómo destacar frente a las demás bandas?

Pensar en destacar frente a las demás bandas es lo que hace que a día de hoy salgan todas iguales. Miras el cartel de un festival y la mitad es el mismo en todos los lados, y es lógico, porque son las bandas que venden tickets y que hacen que un promotor gane pasta y esto pueda funcionar: él te paga un caché, vende tickets, todo cuadra en teoría. Y no hay más, esto es una ley básica del capitalismo… Lo que sí que me aberra algunas veces es ver como sale una banda detrás de otra y todas en la misma línea con una obsesión en la cabeza: el triunfo. Agotar. Siempre últimas entradas. Siempre sold out. Siempre obsesionados con los festivales, con la imagen… Coño, eres una banda de verdad cuando sabes tocar un poco y eres capaz de vender entradas a 10€ para verte, punto pelota, en Soria y en Barcelona y en Granada. Y no hay más, el resto es todo circo y es efímero, y una cosa ha de ir unida a la otra. Yo creo en una división diferente, en el trabajo de fondo, en el planning a 3 o 4 años, en el intentar mejorar cada vez y a cada paso, en no engañar a los músicos, en respetar lo que hacen y respetar igual a un técnico de sonido que a una regidora, porque todos somos parte de esto y estamos al mismo nivel. Creo de verdad que esto es un curro de largos plazos, no creo en el hype ni en las serpentinas.

“Aquí Elvis y los Beatles llegaron a la vez, y que somos consecuencia de una cerrazón cultural que no acaba de despertar del todo en algunos aspectos, ni de ir al mismo ritmo que en otros lados”

¿A qué te dedicas en la vida real para llegar a fin de mes?

¿Cómo que en la vida real? ¿Estoy en un universo paralelo respondiendo una entrevista? Afortunadamente mi vida real es esta, y llego a fin de mes con curro y más curro, eso es todo.

¿Te genera más gastos o ingresos tu participación en el Management?

A día de hoy la oficina se reparte entre el management y servicios de representación, producción, programación, booking… que damos y seguiremos dando a otros artistas, festivales y oficinas.

¿Dónde está la frontera entre un hobby caro y una profesión con la que ganarse el pan?

A veces puede ser bastante difuso. La oficina nació como sello en 2004, más o menos, y creo que echando cuentas jamás ganamos un euro como sello. Imagino que era un hobby caro, pero divertido.

“Pensar en destacar frente a las demás bandas es lo que hace que a día de hoy salgan todas iguales. Miras el cartel de un festival y la mitad es el mismo en todos los lados”

¿Qué has aprendido hasta ahora del negocio?

Aprendo todos los días de todo el mundo que me rodea, o lo intento. Aprendo sobre todo lo que no quiero hacer, lo que no quiero ser. E intento rodearme de gente parecida que haga el camino más divertido.

¿Qué porcentaje de las experiencias personales se transportan al negocio?

Un número importante de ellas, ya que en la última década mi vida ha sido esto y mi familia y un puñado de amigos, nada más. Echo la vista atrás y casi siempre aparecen unos u otros.

Un deseo para el futuro…

Que desaparezca el verano y sólo haya otoño, invierno y primavera. Y aprender a tocar el bajo y montar una banda, por ejemplo, a ver si saco tiempo.

Total 0 Votes
0

Este sitio utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia. Si continúas navegando estás aceptando las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies