Brand new sin ‘Recipe for disaster’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Si estuvieras en el desierto en algún lugar del ‘lejano oeste’ americano, con una botella de bourbon, sentado frente a un cactus, ¿qué sonaría en el ambiente?. Pues seguro que el segundo álbum de Brand New Sin, toda una obra maestra del rock & roll de tintes sureños, mezclado con stoner, metal, 100% auténtico.

El grupo afirma que, básicamente, si un grupo es bueno, les influencia. Y aquí encontramos numerosas influencias y, ciertamente, de las buenas: Black Sabbath, AC/DC, Lynyrd Skynyrd, Metallica, Pantera, pero sobre todo de la Black Label Society.

Un explosivo cocktail que, además, suena mejor que muchas bandas consagradas en el género. Han pasado tres años desde su primer álbum, ‘Brand New Sin‘, y la diferencia es enorme: la producción es mucho más potente, las composiciones más variadas y con más matices; el cantante, Joe Altier, suena mejor que nunca, más fuerte, con más personalidad y se adapta perfectamente a los diferentes estilos que recorre en sus canciones. Los guitarristas Kenny Dunham y Kris Wiechmann realizan un excepcional trabajo tanto en los riffs como en los solos.

The Loner‘ comienza con un tremendo riff de boggie que recuerda al último Dimebag Darrel, mientras que temas como ‘Days Are Numbered‘ y ‘Dead Man Walking‘ son una muestra de puro rock and roll clásico mezclado con stoner, situándose en algún lugar entre AC/DC y Clutch; ‘Brown Street Betty‘ suena más a stoner metal; de pronto nos encontramos con la frenética ‘Freight Train‘, de coros pegadizos, algo hardrockera pero también con sabor sureño.

Aunque los riffs de guitarra son tan contundentes que te pierdes inevitablemente en ellos, la voz de Altier tiene tanta presencia que reclama tu atención durante todo el álbum: ‘Vicious Cycles‘ es una de las canciones en las que más demuestra su versatilidad, es alucinante. Por si esto fuera poco, no podían dejar de hacer al menos un par de temas acústicos, countries y con tintes de blues como son ‘Running Alone‘ y ‘Once in a Lifetime‘, simplemente perfectas.

La lenta pero potente canción que cierra el disco, ‘Wyoming‘, consigue también sumergirte en su atmósfera, en esta ocasión, la voz de Joe Altier recuerda a la de James Hetfield. Altier no sólo canta: interpreta, consigue transmitirte un sentimiento. Realmente cada tema de este disco tiene su propia personalidad y no hay ninguno que no guste, por una cosa o por otra. Así que, ¿qué destacar? Lo mejor es que escuches el disco de principio a fin porque ni uno sólo de los temas merece que le des al ‘forward’.

Con ‘Recipe for Disaster‘, Brand New Sin demuestran ser mucho más versátiles que otros grupos del estilo y que, desde luego, no son un producto pasajero. Ellos mismos reconocen que el primer disco lo grabaron a los cuatro meses de haberse conocido y que en éste se nota que se conocen mucho más y que han sabido sacar lo mejor de todos ellos.

También afirman que, por problemas ajenos, han tardado un año en poder grabar el disco por lo cual finalmente tuvieron que elegir 13 temas de los 70 que habían compuesto.

No sabemos cómo será el resto del material pero, visto el resultado del álbum, esperamos impacientes a que vean la luz algún día. Ojo con este grupo porque, si siguen evolucionando de esta manera, se convertirá en uno de los grandes dentro de su género.

También te puede interesar...

Comentarios