Bronx Casket Co. ‘Hellectric’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Definir a este grupo es de todo, excepto fácil. Comenzó como un proyecto goth metal, pero también tienen momentos stoner, todo entremezclado con atmósferas y melodías góticas. El sonido es totalmente eléctrico. En fin, una mezcla extraña pero resultona y bastante novedosa, muy original, y eso ya es decir mucho en los tiempos que corren donde algunos grupos encuentran una fórmula y luego se repiten más que el ajo.

Quizá lo que mejor define a este grupo es la propia portada del CD: parece una etiqueta de Jack Daniel’s, eso sí, con ataúd incluido.

Ellos son: DD Verni y Tim Mallare (bajo y batería de Overkill), Jack Frost de Savatage (guitarra) y Myke Hideous, ex Misfits, a la voz. Recorramos ‘Hellectric‘, tercer trabajo de esta banda neoyorquina formada en 1998. ‘Little dead girl‘, primer corte del álbum, anuncia un grupo de gothic rock al uso: atmósferas oscuras, rock también oscuro pero modernito. Poco a poco, en el corte dos, ‘Everythin I got‘, vamos apreciando un poquito de stoner.

Es en el tercer corte, ‘Dream of angels‘, donde llega la sorpresa: melodías góticas y stoner rock entrecruzándose bajo el predominio de una atmósfera oscura y, no sólo no rechinan los oídos, sino que suena realmente bien. ‘Sherimoon‘, que comienza con una atmósfera típicamente gótica que bien podría servir a una freaky-película ochentera de las que tanto nos gustan, sorprende de nuevo con un estribillo absolutamente stoner. Introduce coros femeninos, aunque no los típicos de estilo gótico, sino que parecen un par de chicas gamberras y deslenguadas, que finalizan el tema riéndose mientras suena algo así como un crujir de huesos. Este tema recuerda mucho a Rob Zombie, que no es la única influencia del disco: Black Sabbath, Candlemas, etc.

En ‘Bleed with me‘ toman más protagonismo las voces femeninas, esta vez al estilo más gótico, y se repite la misma estructura: al principio parece que estás escuchando la banda sonora de una película de vampiros, y de pronto cambia de estilo. Divertido y muy pinchable es también su sexto tema, el instrumental ‘Motorcrypt‘, su propia versión de la b.s.o. de The Munsters.

Así continúan hasta llegar el tema 11, el acústico ‘Mortician’s lullaby‘, extraño donde los haya, con voz principal femenina y como si directamente la hubiera hecho otro grupo en plan ‘estamos conectados con el universo’. No sabemos si es una coña o no, lo cierto es que no tiene nada que ver con el resto del álbum. En general, se trata de un disco sobre todo curioso, para amantes de las mezclas experimentales y los sonidos rockeros, eléctricos y oscuros, con varios temas que pueden convertirse en ‘hits’ (‘Little dead girl’, ‘Dream of angels’, ‘Sherimoon’, etc).

También te puede interesar...

Comentarios