Bloodrayne, Uwe Boll (2005)

Otro batacazo de Uwe Boll que sigue destrozando todo lo que toca. Esta vez se nos atragantan los paseos a caballo al más puro estilo ‘El Señor de los Anillos’, señor Boll, quizá resulta muy bonito un par de veces, pero no por muchos paisajes preciosos y gente trotando a caballo su película va a resultar un bombazo.

Uwe Boll vuelve a dibujar una película con prisa, con un ritmo narrativo acelerado y una puesta en escena muy cercana a los telefilms. Bloodrayne se asemeja en calidad a Alone in the Dark, siendo su planteamiento idéntico al que supuso el último batacazo del germano. Con una estética gótica-medieval muy poco cuidada, se nos presenta a la explosiva Kristanna Loken, en el papel de Rayne, un híbrido entre vampiro y humano que se vera involucrado en una guerra entre las dos razas protagonistas.

Planteamiento sencillo, muy visto y con excaso trabajo de guión y lagunas escénicas por doquier. Sobre Kristanna, comentar que su físico es lo único remarcable de su perfil como actriz, pues lo hace francamente mal. Aunque también es cierto que con semejante papel resulta imposible demostrar cualidades interpretativas. Por otro lado, y siguiendo con el cartel de actores, es curioso como Uwe Boll consigue rodearse de efemérides algo olvidadas en el mundillo del séptimo arte, como: son Ben Kingsley o Michael Madsen. De nuevo sus interpretaciones dejan mucho que desear, en especial la del entrañable Kingsley, que no consigue infundir el temor necesario para verlo como un villano con un mínimo de carisma. ¿Se puede extraer algo positivo de este film? La verdad es que ni las escenas de acción consiguen escapar del suspenso absoluto. Las coreografías de combate son una autentica chapuza, Boll parece no haber puesto demasiado empeño en aquello que podría haber salvado a su ultimo retoño, que pretende parecerse a Matrix o Underworld pero que tropieza de frente contra un muro.

No queda mucho mas que añadir a una película que globalmente no se llega a entender, y a la que le harían falta muchísimas cajas de tiritas para poder cimentar un material que aun así, tampoco merecería elevarse por encima del aprobado.

[Rating:3/10]


Lo más visto...

La edad dorada del grunge

La Edad Dorada del Grunge

Fueron la voz, o quizá mejor dicho el grito, de una generación arrinconada. Crearon himnos a partir de lamentos, y

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp