Destino final 3, James Wong (2006)

Destino final 3, James Wong (2006)

Destino final 3, James Wong (2006)

Más sobre

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Está bien… su argumento es idéntico al material que le precede, ninguno de los muchachos podría jamás recibir un galardón por sus dotes interpretativas y el guión podría utilizarse para fabricar un buen avión de papel… pero, ¿quien no esperaba esta tercera entrega con extremas ganas? El caso es que es muy original, visualmente muy impactante y cumple con las expectativas.

Al analizar una película de estas características, debemos olvidar por un momento que estamos viendo una teen horror movie más. No se trata de terror, ni de sexo explícito, ni siquiera de vísceras desparramando la pantalla… sino de un alarde de originalidad por parte del equipo de guionistas y un mejor hacer del señor James Wong. El cual ha sabido situar el nivel de la película allí donde se merece estar. Sin cogerse los dedos con extrañas florituras que podrían acabar desprestigiando la producción vaya.

Los acontecimientos narrados en el hilo sucesorio de ‘Destino final‘ son mucho más que eso, y esta tercera parte quizá sea la que más haya perfeccionado el significado de los elementos que se dan cita en este film. El argumento es prácticamente un calco de lo que nos encontramos en las anteriores destinos finales: un grupo de jóvenes verán sus vidas involucradas en los planes de La Muerte, quien ira acabando con ellos de maneras violentas y espectaculares. Cualquier amante del cine de terror sabe que en este punto radica el interés de la película. Es cierto que el argumento se puede vislumbrar perfectamente hasta el final, una vez empezada la película, pero verdaderamente nos da igual…, pues solo queremos ver como se las han ingeniado esta vez para acabar con los repelentes mocosos de turno.

Puede que alguien intente analizar este producto observando más el aspecto técnico de la película: aquí nos encontramos con la visualmente impactante primera escena. Una montaña rusa en la que tanto el trabajo de cámara como los efectos especiales nos sumergen directamente en el horror, y permanecen a gran altura durante toda la cinta.

[Rating:7/10]

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp