Marebito: Seres extraños, Takashi Shimizu (2004)
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Teniendo en cuenta las anteriores películas de Takashi Shimizu (‘La maldición’ o ‘El Grito’), cualquiera se podría esperar que su nueva película repitiera el molde que tan bien le ha funcionado. Pero la verdad es que ‘Marebito‘ ha sido una agradable sorpresa. La colaboración de Shimizu con Shinya Tsukamoto, el mítico director de ‘Tetsuo’, ha dado lugar a una película de terror pero de corte claramente independiente.

Ya os podéis ir olvidando de los sustos y los fantasmas de pelo largo, porque no es eso lo que os vais a encontrar. El terror de Marebito es más sutil. Lo que pretende es involucrar al espectador en una mente perturbada, la de su protagonista, y acompañarle en su degradación. Esta degradación se refuerza con el tratamiento técnico: se utilizan recursos como la luz natural, el video, los planos cámara en mano, o la perspectiva en primera persona… que contribuyen a crear una atmósfera extraña y a acercarnos a la mente de un hombre obsesionado por la sensación de terror.

El protagonista de la cinta es Masuoka (interpretado a la perfección por S. Tsukamoto), un camarógrafo que no se desprende de su cámara de video y que busca, a través de ella, el terror humano. Después de filmar un suicidio en el metro, se obsesiona con el horror del suicida y decide buscarlo. Para ello, se adentra en el subsuelo de la ciudad, donde viven los Deros (criaturas que se alimentan de sangre). Es allí donde encuentra a la chica encadenada que luego llevará a su casa. La extraña relación que se inicia entre ellos y el descubrimiento de la verdadera naturaleza de la mujer, harán que la obsesión de Masuoka se vuelva enfermiza.

El final, sin embargo puede resultar un poco desconcertante e incluso frustrante, ya que nos hace replantearnos todo lo que hemos visto y las relaciones entre los personajes, dándole a la historia una explicación real y mundana que no necesita. A pesar de estos pequeños contratiempos, Marebito realmente merece la pena.

[Rating:6/10]

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp