Shutter, Banjong Pisanthanakun, Parkpoom Wongpoom (2004)
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Con el buen cine que se hace en toda Asia, y por supuesto también en Tailandia, es una pena que sólo nos lleguen cosas como ‘Shutter‘. Y es que Banjong Pisanthanakun y Parkpoom Wongpoom, sus primerizos directores, no nos ofrecen nada nuevo, ni siquiera un momento reseñable. Sí, ha sido la película más taquillera en su país y ha llegado hasta aquí, pero eso no ofrece ninguna garantía de calidad.

La película empieza al más puro estilo: Sé lo que hicisteis el último verano, atropellando a una joven y dejándola tirada en la carretera; y a partir de ahí, y luego, empezamos con lo de siempre.

A lo largo del film también hay un par gags metidos un poco a calzador y que, la verdad, desentonan con el resto de la película. Por ejemplo, cuando el fotógrafo está en un baño público necesitado de papel higiénico, y lo que parece ser un amable fantasma se lo pasa por debajo de la puerta. Y, por supuesto, no puedo dejar de mencionar ese estupendo final (nótese el tono irónico) que es realmente inesperado (a mis ojos también gracioso) y que te deja con la boca abierta de incredulidad. Por supuesto, no lo desvelaré, sólo diré, para los que ya la hayáis visto, que no me parece normal que el protagonista no se preguntara antes por qué pesaba 120 Kg.

Y ya está, así es esta película, que te deja a medio camino entre la risa (quizás nerviosa) y el llanto (recordemos que son 90 minutos irrecuperables en la vida).

[Rating:2/10]

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp