Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La magia que desprende es el reclamo que a muchos hará caer en sus redes. Los reyes del AOR han vuelto, y con ellos el sonido de una época inolvidable. Disfrutad de lo mejor. ‘Reach’ es un disco más de Survivor.

Los tiempos han cambiado y aquel sonido tan característico de esta vertiente del rock se quedaron extinguidas y bajo el empuje de las modernidades y las nuevas tendencias musicales. Pero para Survivor, lo importante no ha sido el mostrar su ávida técnica musical, sino regalar a sus fans un álbum de puro AOR, sin mas excusa que devolver la ilusión a un publico abatido por la monotonía. Incluso en la portada han sabido retratar la añeja imagen de antaño. Ya nadie espera que los Americanos nos sorprendan con otro ‘Eye of the tiger’ (y menos sin Peterik), pero el mero hecho de que estén de vuelta, merece tachar a este lanzamiento como uno de los acontecimientos musicales del año.

Con Frankie Sullivan, Jimi Jamison y Marc Droubay como estandartes de esta nueva reunión, el disco presenta como nuevo miembro a Barry Dunaway (Dokken) al bajo. El disco abre con ‘Reach’, solo con escuchar el pasaje de introducción nos dejaremos llevar por ese sonido del que os hablaba; corte 100% Survivor con unos teclados enormes y la voz de Jimi Jamison (mucho mas floja que en otra ocasiones todo hay que decirlo), conduciendo un estribillo ‘coreable’ que quizá acabe con unos registros vocales algo despuntados. ‘Fire makes steel’ es un corte que engancha a la primera, con un aire más rockero, de lo mejor del disco, ideal para un posible set en directo. Más de uno se preguntará sobre la voz de Jamison, como ya dije anteriormente, en este ‘Reach’ aun bien ejecutados los cortes, si que se nota un pequeño bajon en lo que a la parte vocal se refiere, supongo que la edad no perdona.

La composición que quizá mas se desmarque del sonido clásico de los Americanos es ‘Nevertheless’, canción de la que parecen sentirse orgullosos y no es para menos. Con un sabor oscilando entre el garaje 60-ero y el rock’n roll, ‘Nevertheless’ se nos presenta como uno de los temas mas interesante de la nueva oleada AORera. ‘Seconds away’ es una balada elegante con la batería de Droubay en total sintonía con los punzantes teclados. Un humilde estribillo y un buen pasaje de guitarra completan un tema excelente.

El disco continua con ‘One more change’, no es precisamente uno de los temas mas destacados, pues quizá se haya quedado muy pequeño en comparación con lo que hemos ido escuchando. De nuevo con ritmo de balada, esta vez frenando en el estribillo y utilizando la misma formula de siempre, un buen tema pero no de los mejores, en cambio me atrevo a decir que es uno de los cortes donde mas cómodo se ve a Jimi. Quizá en este punto comencemos a sentir un pequeño altibajo respecto al nivel de las composiciones, con esto no quiero decir que los cortes sean malos, todo lo contrario. ‘Reach’ no contiene ninguna canción prescindible, pero si unas mucho mejores que otra. ‘Gimmie the World’ de nuevo apuesta por un sonido mas rockero pero que no consigue enganchar a la primera.

‘The rhythm of your heart’ de nuevo en forma de balada, y son tres canciones lentas seguidas las que provocan el primer bostezo, aun siendo bastante correcta pero sin ningún aliciente mas. Quizá el tema más flojo de todos junto a ‘I don’t’, que deja bastante frío pero que sigue reiterando, es una apuesta segura para cualquier fan. Atención a la traca final de los americanos pues sin duda es lo mejor del disco y lo tachara a este disco como uno de los mejores del año. ‘Half on my heart’ está compuesta con el corazón, una balada que se te clava en lo más hondo. Increible el ritmo, la voz de Jamison y el colchón de guitarras, no se disfraza de hit por poco, sublime sin duda.

Pero aun no hemos rescatado lo que a mi parecer, resulta el trallazo del disco. ‘Talkin’ bout love’ arranca tarde pero de manera en la que muchos recuerdan a las mejores composiciones de Survivor. Canción pegadiza hasta la saciedad, AOR Americano del que ya no se puede escuchar. Rescatan el género con un autentico temazo de radio, escuchad y juzgad.

‘Don’t give up’ es otra maravilla, con excelentes guitarras y de nuevo salpicando ‘Vital signs’ por todas partes, perfecta inserción de coros en el estribillo. No hay palabras para describir lo que se siente al escuchar tres joyas como estas seguidas. Con ‘Home’, despiden su ultimo trabajo en estudio, un corte de nuevo en velocidades inferiores y que resulta una buena puerta de salida de este torrente de AOR.

Los reyes del AOR han vuelto. Y lo hacen con un disco que perfectamente podría haberse editado en los 80. El sonido de ‘Reach’ nos transporta directamente a la época dorada del rock. Muchos años han pasado desde ‘Too hot to sleep’, que supuso el final de su carrera en estudio. No obstante los americanos nos bombardearon con recopilatorios y Jimi Jamison sacio nuestra sed con dos increíbles discos en solitario. Sin Peterik, Survivor vuelven a reunirse para grabar AOR Americano del que ya no se esperaba escuchar nada nuevo.

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp