Silent Hill, Christophe Gans (2006)

Silent Hill, Christophe Gans (2006)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Tras varios proyectos abortados vuelve Christophe Gans, el director francés que gratamente sorprendió con El pacto de los lobos, con esta aterradora historia, onírica y surreal. Lo cierto es que se esperaba mucho más del nuevo film de Gans, que sedujo a muchos con su anterior película. Incluso la labor de Roger Avary en el guión (junto a Tarantino firmante de Pulp Fiction), deja bastante que desear.

El guión es flojo, predecible, lo que provoca que en el film predomine la envoltura (universo turbador) sobre el contenido. El paso de una escena a otra (en diferentes dimensiones) es en ocasiones forzada tratando de emular el paso de una pantalla a otra en el juego. Parecen justificarse por el deseo de mostrar los alardes técnicos de los efectos especiales, con lo cual carecen de tensión dramática. Sólo hacia el final despierta un interés relativo en el espectador, aletargado por la excesiva duración de la cinta y el despliegue de efectos visuales. Existen diversas referencias a Hellraiser y al universo literario de Clive Barker. Además recuerda por momentos a la película La Celda por la enrevesada trama y los pasajes oníricos.

Destacada la labor del supervisor y diseñador de criaturas Tatopoulos, uno de los diseñadores de efectos especiales de mayor renombre del cine actual, que cuenta en su haber títulos como: Stargate, Godzilla, Yo, robot, Underworld y Van Helsing. Los fans de Linkin Park le recordarán también por su trabajo en los videoclips ‘In the End’ y ‘Points of Authority’. Pronto le veremos dirigir un film que sin duda promete mucho: la adaptación de uno de los más destacados relatos de los Libros de sangre de Clive Barker, El tren de la carne de medianoche. En Silent Hill asistimos a un desfile de figuras infernales: los niños grises, la pirámide roja con su espada, el bedel, las enfermeras oscuras.

El binomio cine y videojuego no se ha conseguido ensamblar como el exitoso cine y cómic, pese a los múltiples intentos y dinero invertido. Es más, el fracaso ha acompañado a estos productos como Doom, House of the Dead y Resident Evil por citar algunos. Quizá lo mejor sea optar por adaptaciones animadas por ordenador como vimos en Final fantasy, que a nuestro juicio se salva de la quema habitual en las adaptaciones de videojuegos a la gran pantalla. Los videojuegos son para jugar y entretenerse, y parece que los films que los adaptan pretenden lo mismo, pero mientras un videojuego aporta horas de diversión, la mayoría de estas películas aburren. El resultado hasta el momento no es esperanzador.

[Rating:6/10]


También te puede interesar...

Comentarios