La Estadea Logo

Amon Amarth ‘With Oden on our side’

En la entrevista que aparece en los contenidos extra del DVD recientemente editado por esta ya veterana banda, su cantante, Johan Hegg decía, en referencia al concierto principal de los muchos que aparecen en ese DVD, que nunca habían sido headliners ni habían tocado en una sala ante tanta gente. Al principio me costó de comprender algo así, pero hoy, con su ‘With Oden on our sides‘ en mis manos, empiezo a verlo más claro.

Y es que este nuevo disco es la continuación natural de sus cinco trabajos anteriores. En él se repiten los mismos esquemas que les han llevado a tener una corte de fieles seguidores en las tierras frías del norte de Europa: riffs a doble guitarra para ensalzar los momentos más épicos, doble bombo a mansalva y la voz atronadora de ese tronco de secuoya con piernas llamado Johan para poner la guinda al pastel. Todo ello impregnado de constantes referencias a la mitología pagana y a la historia antigua de los vikingos.

Con solo unos segundos para tomar aire comienza ‘Valhalla awaits me’, que narra las experiencias de un guerrero herido que va camino del más allá de los vikingos: el archiconocido Valhalla. Un tema rápido y sin concesiones, marcado por el doble bombo constante en todo el tema. A continuación sigue: ‘Runes to my memory’, probablemente el tema más completo del disco, y que ha servido para hacer el primer video del album. Además de los elementos clásicos añade algunas fases algo más melódicas en el estribillo, lo cual le da algo más de brillo al tema.

En ‘Asator’ vuelve el riff trepidante al comienzo del tema, para seguir con una melodía más propia de grupos más melódicos dentro del mismo ramo como Wintersun o Ensiferum, pero acompañadas de unas voces si cabe aún más cavernosas de lo habitual.

Le sigue ‘Hermod’s ride to Hell – Lokes treachery part 1’, un tema a medio tiempo y más épico (si cabe) que los anteriores, quizá porque trata de la muerte y resurrección del hermano de Hermod. También como medio tiempo se nos presenta ‘Gods of war arise’, un tema bastante más melódico en tanto que el riff principal, muy al estilo Amarth, lo llevan en tonos bastante agudos ambas guitarras. El solo demuestra lo limitado de la técnica de estos chicos.

El tema que da nombre al disco, también empieza de una forma más lenta, pero coge fuerza conforme llega al estribillo, para dejar un tema que da unas tremendas ganas de mover la melena (el que la tenga) o al menos la cabeza y que tiene un épico final. En ‘Cry of the blackbirds’ tenemos el tema que más se sale, dentro de lo que cabe, del estilo de toda la vida. Un tema rápido y duro, pero en el que a la vez, se pueden apreciar algunos detalles técnicos en la base rítmica, lo cual se agradece.

‘Under the Northern Star’ es el equivalente a la balada en otros discos. Un tema lento aunque cantado con la misma fiereza que el resto, que se convierte en medio tiempo cuando el estribillo empieza hablar de los amigos caídos. Y por fin un solo que puede denominarse como tal sin exagerar. Finalmente, el épico ‘Prediction of warfare’ nos cuenta las aventuras de los noruegos que fueron a invadir Irlanda. Un tema animado que invita a mover la cabeza al ritmo de su riff pegadizo.

En definitiva, un disco que gustará a los incondicionales del grupo, porque básicamente es el mismo material que hasta ahora han venido editando. Amon Amarth difícilmente harán una obra maestra, pero aún es más difícil que defrauden a sus fans, porque ninguno de sus discos es malo.

Etiquetas relacionadas