Matt DeVries (Chimaira) “Nuestras influencias son siempre las mismas, buenas bandas de la vieja escuela”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Nada más grabar su primer EP en 2000, ‘This Present Darkness’, el sexteto fue fichado por RoadRunner grabando rápidamente su álbum debut, ‘Pass Out of Existence’ (2001) y saliendo de gira de inmediato. La paternidad provocó la primera baja en la formación por parte de uno de sus miembros fundadores, Jason Hager, rápidamente sustituido por Matt DeVries a la guitarra rítmica. Desde entonces, la formación se ha mantenido en el camino del éxito, sólo ensombrecido por los constantes cambios de baterista. Su evolución hasta el momento ha sido, de alguna forma, cíclica, pasando de un sonido más ‘crudo’ a otro más experimental y, en este último álbum, vuelta a empezar: de nuevo un sonido más directo y pesado.

Se llama ‘Resurrection’, sale al mercado el próximo mes de marzo y cuenta con un interesante retorno: el del baterista original, Andols Herrick. Con una banda de nuevo al completo y un flamante disco bajo el brazo, Matt DeVries nos recibe, a pesar del cansancio que supone atender él sólo a toda la prensa, con los brazos abiertos y de muy buen humor para contestar a todas nuestras preguntas.

Chimaira incorpora a su estilo diversos elementos del pasado y el presente… No sóis una banda nu metal, tampoco una banda de heavy metal tradicional. ¿Cómo defines vuestro estilo, vuestra evolución y, sobre todo, este nuevo álbum, ‘Resurrection’?

Creo que en ‘Resurrection’ se aprecia cómo somos realmente, porque creo que combina los mejores elementos de los dos álbumes anteriores, son temas más cortos, mucho más fuertes y directos, las melodías son mucho más maduras… Y creo que todo eso se reflejó en el álbum de forma natural, no fue nada premeditado o pensado, lo que queríamos era volver a divertirnos y a pasarlo bien mientras los tocáramos, no hubo ninguna presión a la hora de hacer nada, es menos experimental, más como somos nosotros en el fondo.

Te noto muy contento con este disco, ¿cómo lo consideras con respecto a los demás? ¿Es el mejor, el peor, o nada de lo anterior?

Sí, sin duda para mí es el mejor disco que hemos grabado y creemos que será uno de los más vendidos de nuestra discografía. Esperamos que cuando la gente escuche esas guitarras, esos temas tan contundentes, opine lo mismo, porque creemos que es definitivamente nuestra mejor obra.

Recientemente habéis cambiado Road Runner Records a Ferret Records para EEUU y Nuclear Blast en Europa. ¿Por qué ese cambio?, ¿tiene algo que ver con el cambio de sonido en el último álbum?

Sí, hemos cambiado de discográfica y, aunque no ha tenido mucho que ver con el cambio de sonido, sí con el resultado final del álbum. Quiero decir que, como sabes, estuvimos un par de años con RoadRunner y estábamos contentos con la gente de la discográfica, pero no con la escasa promoción que hizo del último disco (‘Chimaira’, 2005). Tenían que habernos apoyado más, buscar más huecos para nosotros en la prensa, organizar más tours, darnos más promoción en general y no lo hicieron.

Nos sentimos muy decepcionados porque habíamos trabajado muy duro y es muy difícil intentar darle promoción a tu trabajo tú solo, sin ningún apoyo. Esas cosas fueron las que nos hicieron empezar a pensar en marcharnos de aquella discográfica, porque íbamos a dejar de vender ni un disco si aquello seguía de aquella manera. Y tuvimos la suerte de que Nulear Blast y Ferret Records, que estaban muy impresionados con nuestro trabajo, en seguida quisieron firmar con nosotros, nos ofrecieron muy buenas ideas para promocionarnos, nos parecieron muy bien.

Esperamos un poco, porque queríamos escribir algo previamente para después no sufrir el stress que supone que una discográfica te pueda exigir hacerlo todo en un corto periodo de tiempo, y de esa forma poder disfrutar componiendo y tocando.

¿De momento, estáis contentos con la promoción que os están haciendo Nuclear Blast y Ferret?

Sí, estamos muy contentos y excitados por las perspectivas de futuro que nos están brindando, definitivamente. De lejos.

¿Cuál es la idea principal de ‘Resurrection’?

La idea principal es que este disco es como un renacimiento para nosotros, como volver a empezar de nuevo, sobre todo porque además volvemos a tener a uno de nuestros miembros fundadores, Andols Herrick, tocando la batería de nuevo. También tenemos nueva discográfica, nuevo productor, nuevo mezclador…

Todo vuelve a ser fresco, nuevo… El proceso de composición fue, por algún motivo, extremadamente fácil, todo fluía de forma natural. Esto ha sido como decir: ‘joderos todos, os guste o no vamos a poner todos nuestros sentimientos y hacer lo que nos dé la gana en este nuevo álbum’.

Ahora vamos a recorrer un poco la historia de la banda. Llegaste a Chimaira en 2001, cuando el guitarrista original, Jason Hager, dejó la banda, Creo que sois muy buenos amigos, ¿cómo está él ahora? Imagino que orgulloso del éxito de Chimaira.

Sí, sí que lo está, está orgulloso porque además él fue uno de los fundadores de la banda. Ahora lo está haciendo muy bien, está en otro grupo, primero dejó Chimaira porque se ponía enfermo de estar tanto tiempo de gira y tan liado, pero luego volvió a empezar su propio proyecto.

¿Sigue en Shenoa?

No, rompieron, él ahora está en Years of Fire. Lo está haciendo bien, se está divirtiendo, que es lo que él quería de la música, y todos estamos muy contentos porque creemos que tomó la decisión correcta.

En aquel momento comenzaste a trabajar en ‘The Impossibility Of Reason’, y creasteis la etiqueta ‘The New Wave of American Heavy Metal’. .. ¡Creo que con una camiseta!

(risas), sí, con una camiseta.

¿Crees que esa etiqueta existe hoy en día? ¿Qué bandas consideras que podrían etiquetarse de esa forma? ¿Vosotros seguis perteneciendo a ella?

No lo sé realmente… Nosotros simplemente quisimos hacer la gracia con esa camiseta, como algo divertido para los fans, y la prensa se hizo eco de ello, lo cual estuvo muy bien, porque metimos en esa etiqueta a bandas amigas, básicamente, y fue muy cool estar con tus amigos bajo la misma etiqueta. Pero no sé, luego nos dimos cuenta de que estar sujetos a una etiqueta, aunque es pegadizo y está muy bien porque a lo mejor alguien que no te conoce ve que perteneces a ese movimiento y se interesa por tu trabajo, puede limitarte en cierto sentido, porque no puedes salirte de ella. En cualquier caso, creo que es mejor que decir que somos una banda ‘Nu Metal’ o algo parecido, ¿verdad? (Risas).

Me da la impresión de que fuisteis los primeros en poneros esa etiqueta y también los primeros en salir huyendo de ella.

Sí, (risas), así fue. Nosotros creamos algo y luego nos vamos y se lo dejamos a otros (risas).

¿Qué clase de bandas os gustan y os influyen?

Nuestras influencias son siempre las mismas, buenas bandas de la vieja escuela como Slayer, los primeros Metallica, Pantera… Cosas así. Pero de las bandas nuevas, imagino que a mí me gustan más las del tipo Death Metal, mi nueva banda nueva favorita es Decapitated, aunque no tengo claro que nos influya a la hora de componer. Escucho de todo, desde metal a hardcore, death metal… Algunas influencias electrónicas sí se notan en algún momento en nuestro sonido… Escuchamos todos los estilos siempre dentro del metal.

Sabes, sé que Kerry King (Slayer) es vuestro fan además de amigo, y en una entrevista en 2005, además de decir que Chimaira es una de sus bandas favoritas, confesó como anécdota que a veces en la furgoneta escuchaba para divertirse temas de Tom Jones…

¡Imposible! (risas), pero es divertido, es divertido (risas).

¿Y tú qué?, porque creo que cuanto más dura es la bestia, más sorprendente es su vicio musical inconfesable.

Sí, sí, (risas). ¿Un placer vergonzoso? no lo sé… Esto es bastante embarazoso… Ejem, bueno, cuando estamos en la furgoneta mucho tiempo y estamos bebidos y con ganas de divertirnos, especialmente Mark (voz), y quiere joder a la gente… de pronto a lo mejor pone cosas como Black Eyed Peas, cosas que la gente se levanta de pronto y nos dice: ‘Pero qué cojones…’ Jajaja, también cosas como Poison, Winger y similares, pero sólo para divertirnos e incordiar.

A propósito de Kerry King, ¿cómo lo conociste? Creo que hay una anécdota de un reloj…

Sí, lo del reloj ha sido algo muy reciente, de la última vez que le vi. Pero conocí a Kerry hace unos años en Ceveland, estábamos en un garito y un colega me dijo: ‘Ese es Kerry King’. Y yo: ‘Que no puede ser, cómo va a ser Kerry King. Pero vamos a comprobarlo’. Y nos acercamos a él y resultó que sí, que estaba visitando a un amigo en Cleveland, y resultó ser un tío muy agradable. Bebimos, reímos, nos vimos al día siguiente y al otro… Realmente es un tío muy majo, fuimos a varios conciertos… Y además era mi ídolo, así que nos hicimos coleguillas. Un año o año y medio después Chimaira fue a tocar a una gira de Slayer.

El primer día lo encontré por allí y me dijo: ‘Eh, qué haces tú por aquí, tan lejos de donde vives’. Y yo le contesté: ‘Es que ahora estoy en Chimaira’. Respondió: ‘¿En serio? ¡Joder!’ Y desde entonces se interesó por la banda, somos amigos, es una de esas personas con las que puedes hablar realmente, no va en absoluto de estrella del rock. Pasamos juntos en la furgoneta varios días y por algún motivo le gustó mucho Chimaira, es un referente para mí y un amigo al mismo tiempo. De vez en cuando, si coincidimos en alguna ciudad, vamos a ver conciertos juntos. La última vez que le vi no hacía más que mirar mi reloj y decir: ‘Qué reloj más alucinante’.

Kerry es un gran amigo de la banda, nos está apoyando todo el tiempo, tanto personalmente como en los tour, así que estábamos bebiendo y le dije: ‘¿Lo quieres? ¿Quieres mi reloj?’ Y él: ‘No no no no no’. Pero, después de otro buen rato bebiendo, como lo seguía mirando el reloj y diciendo de vez en cuando ‘qué reloj más alucinante’, me lo quité directamente y se lo di. Pensé que estaba bien dárselo y después me compré otro igual. Esa es la historia del reloj, (risas).

¿Qué ocurre con vuestros baterías? El original era Andols Herrick pero lo dejó, le sustituyó Ricky Evensand por un corto período tras el cual fichásteis a Kevin Talley (por recomendación de Kerry King), ahora ha vuelto Andols Herrick de nuevo.

Sí, somos como Spinal Tap. (Muchas risas). Realmente, los jodidos Spinal Tap, (risas).

Sí, igual, igual, no sé qué les hacéis a los baterías (más risas)

Sí, es un dolor de cabeza. Pero bueno, ocurre en muchas bandas, cuando estás estresado por el trabajo, venga a girar aquí y allá, es muy importante mantenerte de alguna forma contento y motivado para tocar bien. Como pudiste ver en el DVD (The Dehumanizing Process, 2004), Ricky no encajaba con nosotros en la gira por motivos personales. En el caso de Kevin, es un gran batería, un gran chico, pero no acababa de encajar del todo porque los además crecimos juntos y teníamos esa complicidad desde pequeños, hacemos la misma clase de bromas… Él era de otro sitio, no teníamos la misma confianza… Durante la grabación del disco todo fue bastante bien. Pero luego, durante la gira, con el stress la gente empezó a discutir todo el tiempo, Mark estaba muy disgustado con la situación, así que se lo comentamos, Kevin dijo que también se había dado cuenta, así que le dejamos marchar. Lo entendió perfectamente y quedamos todos muy bien.

Al mismo tiempo, empezamos a escuchar rumores de que Herrick quería tocar la batería otra vez y de que le gustaría volver a la banda. Pensamos que sería alucinante… Pero no nos lo acabábamos de creer del todo hasta que nos sentamos a hablar con él y nos comentó que al volver a tocar se había dado cuenta de todo lo que se había perdido, especialmente después de haber visto el DVD y escuchado el CD. Nos dijo que le gustaría volver a tocar con nosotros sobre un escenario, reconoció que la había jodido marchándose. Así que volvió y de hecho este disco suena diferente también por él, la batería en este disco suena mucho más potente. Ahora todo va bien y estamos encantados con esta formación.

Supongo que su vuelta habrá influido en el hecho de que en ‘Resurrection’ hayáis recuperado un poco el estilo de vuestros comienzos.

Definitivamente, creo que Herrick brilla en este disco, no queríamos hacer lo mismo que en el disco anterior y menos teniendo un batería como él, así que en este disco también le dejamos hacer, y ha aportado muchísimo, muchísimos elementos brillantes al álbum. Estoy encantado de que haya vuelto y definitivamente se vuelve loco cuando está tocando.

La gira empieza dentro de nada, y estoy muy excitado porque tiene pinta de que va a ser maravilloso. Las bandas son amigas nuestras y va a ser una enorme gira por USA y despues por Europa.

Mark (Hunter, vocalista) y Rob (Arnold, guitarrista principal) han mencionado que este álbum, que sale en marzo, va a ser el más duro y más técnico musicalmente de todos vuestros lanzamientos hasta la fecha. ¿Estás de acuerdo?

Sí, hemos trabajado mucho en las melodías y en las voces, y aunque son más directas creo que eso, además de las partes del teclado, que siguen siendo oscuras pero más heavies en esta ocasión, en tonos menores, suenan más duras que en el disco anterior.

Técnicamente creo que también es nuestro mejor álbum, es más maduro gracias a todo lo que hemos aprendido durante este tiempo y especialmente por el nuevo sonido de la batería, pero también del resto de los instrumentos, suenan más duros y técnicamente mejor.

¿Cómo ha sido el proceso de composición de ‘Resurrection’?

Este disco ha sido, en ese sentido, muy distinto al anterior, que giró en torno al concepto que tenía Rob sobre todo, y un poco de Mark también. Pero en este último álbum fuimos Mak, Rob y yo sobre todo, pero también todos los demás miembros han formado parte del proceso de composición. Sí, creo que esa es la principal diferencia entre este disco y los anteriores, que como todos hemos formado parte ha ido saliendo naturalmente y con gusto, y eso se ha notado en el resultado final.

Creo que estuvisteis tocando con Pain of Salvation en Grecia, hace nada entrevisté a su guitarrista, Johan. ¿Qué tal con ellos?

Fue genial, son unos hijos de puta muy divertidos, (risas). Son fantásticos, están locos… Adoro a esos tipos, nunca había escuchado nada de ellos antes porque aún no son muy conocidos en EEUU y, aunque tocaron en formato acústico, me gustó mucho lo que oí. Después del show nos fuimos de fiesta y a beber… ¡Menuda noche! Se suponía que yo tenía que coger al día siguiente un vuelo y como me tiré la noche bebiendo y divirtiéndome con ellos lo arruiné todo, jajaja, Pero fue muy divertido, realmente divertido. Hicimos también un buen show, así que fue estupendo.

Sabes que Pain Of Salvation son una banda anti-Bush. Como banda norteamericana, ¿qué opináis los miembros de Chimaira de vuestro presidente?

Oh, odio jodidamente a Bush. Además espero que pierda de una puta vez las próximas elecciones porque ahora es muy impopular, especialmente desde que la mayoría de la gente por fin ha comprendido que es un idiota. Aún así todavía hay gente que le apoya, yo digo que adoro mi país, pero odio a mi gobierno. Y este presidente es totalmente estúpido.

Yo pensaba que iba a perder ya en las anteriores elecciones y fíjate.

Sí, yo también lo pensaba, pero nunca se sabe porque es una combinación de factores. Pero espero que de una vez nos lo quitemos de encima, porque casi todo el mundo ha comprendido y visto con sus propios ojos las idioteces que hace y en la mierda en la que nos ha metido. Lo que sí espero es que no le sustituya en el Gobierno otro tipo tan idiota como él.

¿Qué consideras que aportáis cada miembro de la banda a Chimaira, musical y personalmente?

Musicalmente, como te comentaba, este disco somos sobre todo Rob, Mark y yo: Mark hace todas las voces y las letras; Rob los solos; Jim (LaMarca, bajista) es toda una personalidad, (risas); Andols creo que es el músico con más talento de la banda, es muy culto musicalmente; y Chris (Spicuzza, teclista), es un tío estupendo. Pero, aparte de eso, creo que somos Jim y yo los que nos dedicamos un poco a ‘socializarnos’, nos gusta conocer gente, como estoy haciendo ahora (risas). Mark y Rob llevan toda la parte del negocio, Rob sobre todo lleva el asunto contable; Chris se encarga un poco del merchandising, se pasa el día diseñando camisetas y cosas así… ¡Creo que los he mencionado a todos! Sí, no me dejo a nadie (risas).

Johan de Pain of Salvation mencionó que lo más raro que había hecho en su vida fue correr desnudo por una ciudad sueca. ¿Qué es lo más raro que hayas hecho tú?

¡Jajajajaja! Nunca he hecho nada parecido, no tengo una anécdota ten buena… (Risas).

Juro que me ha dicho que lo hizo…

Seguro, eso seguro, puedo verle haciéndolo, estan locos… (risas) Yo no es que lo oculte por vergüenza, es que ahora mismo no se me ocurre nada a ese nivel. Puedo contar una cosa que recuerdo divertida. Durante un show en 2000 o 2002, teníamos que estar en el escenario en dos minutos y Rob estaba ensayando algo con la guitarra, y Mark dijo: ‘¡Bah, que le den, que entramos en dos minutos a escena!’ A veces le ocurre a Rob que se pone a probar algo con la guitarra y no se entera de lo que sucede a su alrededor. La puerta se cerró y tuvo que bajar por en medio de la multitud.

Y de pronto empezó a escuchar a Chimaira por los altavoces. Y claro, se dijo: ‘Esto es raro. ¿Cómo cojones va a estar tocando Chimaira si yo que soy el guitarrista estoy aquí abajo’. Subió las escaleras y nos vio en el escenario, nos miró con una cara de pánico memorable y Mark se partía el culo de risa, todos nos descojonamos… Así que cuando acabó la canción entró Rob con la guitarra todo avergonzado… fue muy divertido. No es como correr desnudo por ahí, pero.

¡Es una buena anécdota! (Risas) Hablemos de vuestra relación con el cine. Participasteis en la banda sonora original de ‘Freddy versus Jason’, en 2006 en la de ‘Masters of Horror 2’… ¿Cómo se os brindó esta segunda oportunidad? ¿Sois fans de las películas de terror?

Sí, claro, todos los miembros de Chimaira somos fanáticos del cine de terror, especialmente Mark. Él es quien más sabe de películas, tiene muchísimas. Muchas veces ve alguna y la toma como inspiración para escribir alguna canción, no tanto la película en sí como los sentimientos que le despierta.

No recuerdo bien cómo tuvimos la oportunidad de participar en esa banda sonora, pero sé que nos gustó bastante la idea, y esperamos poder hacer varias más en el futuro porque nos gusta, creo que es un buen campo para desarrollar nuestra faceta más oscura, es otra forma de componer… y lo disfrutamos mucho.

¿Cuál es la primera película de terror que recuerdas haber visto?

La primera que vi de pequeño -creo que no llegué a verla entera- era un crío y mi padre me dejó ver algunos trozos de ‘El Exorcista’. Creo que a lo mejor tenía diez años, y obviamente me asusté bastante, jajaja. Pero ha llovido mucho desde entonces (risas)

La historia de Chimaira es la historia de una banda que ha triunfado muy rápidamente. ¿Cuál crees que es el secreto de vuestro éxito?

No tan rápido, (risas). Bueno, sí, pero te explico: nosotros realmente no nos vemos como famosos, somos felices como somos, no buscamos la fama. Pero es cierto que, en EEUU, Chimaira tuvo bastante éxito desde el principio. Lo que ocurre es que cuanto más fuerte entres en ese mercado, más duro es después seguir creciendo. Estamos muy contentos porque parece que podemos tener un buen futuro, pero al mismo tiempo nunca se sabe…

Es cierto que empezamos a ir de gira muy temprano y parece que somos más grandes a lo mejor de lo que en realidad somos. ¡Pero está bien! Procuramos no preocuparnos por esa presión que supone tener que superarnos en cada lanzamiento, de alguna manera lo estamos consiguiendo, en el anterior sí estábamos más presionados pero en este disco dijimos eso de ‘que se joda todo el mundo, si no les gusta el disco que les den’. Es mejor no preocuparte porque eso luego se nota en tu trabajo.

¿Cuáles son tus temas preferidos de ‘Resurrection’ y por qué?

Bueno, si tuviera que decidirme por sólo una, elegiría ‘The Flame’, porque me gusta el sonido más heavy, más groovie, esa es sin duda mi favorita.
Las dos que más me gustan después de esa serían ‘Resurrection’, porque pienso que describe muy bien cómo es la banda musicalmente y personalmente (musicalmente porque enseña todos nuestros elementos en una sola canción y personalmente por el momento que estamos viviendo por la vuelta de nuestro batería). Y la otra sería ‘Six’ porque, aunque dura diez minutos, tiene mucha energía, no se hace aburrida y muestra lo eclécticos que somos y las diversas influencias que tenemos.

Vamos con un pequeño test… ¿El último libro que has leído?

Ufff, no he leído un libro en mucho tiempo… Pero me encantan los libros de tiburones y de ciencia ficción.

¿La última película que has visto?

‘Tenacious D’, de Jack Black. ¡Es genial! Una basura muy divertida.

¿Tu álbum favorito?

Slayer es mi banda favorita, pero creo que, a pesar de que es hard rock, mi álbum preferido es es ‘Appetite For Destruction’ (de Guns and Roses), porque es un disco que puedes escuchar entero una y otra vez y disfrutarlo siempre.

¿Tu canción?

Jajaja, genial, esto es más difícil cada vez… Probablemente ‘Raining blood’, de Slayer.

¿Qué nos puedes contar del inminente tour?

Empieza dentro de nada, y estoy muy excitado porque tiene pinta de que va a ser maravilloso. Las bandas son amigas nuestras y va a ser una enorme gira por Estados Unidos. Después, definitivamente vamos a hacer otra por festivales europeos, así que estaremos por aquí muy pronto.

¿Tienes un país preferido a la hora de tocar, por el tema de la audiencia?

(Con voz zalamera, de peloteo) ¡España! (Risas) No, no lo sé, nos encanta tocar donde sea, puede que siempre sea muy especial en tu ciudad natal, en
Cleveland siempre es especial… ¡Pero Madrid es la segunda! (risas)… ¡Muchas gracias por todo, espero que os guste el disco!.

Más sobre

Lo más visto...