Roland Grapow (Masterplan) “Ahora que tengo tantos años de experiencia, me doy cuenta de cantidad de cosas que cambiaría del pasado”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Ni qué decir tiene que, si existe una banda alemana de heavy metal que haya marcado la historia del género, esa banda es Helloween. De su escisión en 2001, un año después, nació Masterplan, el ‘plan maestro’ del guitarrista Roland Grapow y el batería Uli Kusch, ex guitarrista y ex batería de la banda, respectivamente.

Desde su primer lanzamiento en 2003, Masterplan se vio sometida a diversos cambios en su formación, el último y más polémico de ellos, el abandono de uno de sus miembros fundadores, Uli Kusch, cuando se encontraban a punto de grabar su tercer y último álbum de estudio hasta la fecha, que finalmente se tituló MK2.

Unos meses antes de la salida de Kusch, también se daría de baja el cantante, Jorn Lande, por lo que el nuevo sonido de MK2 ha tenido en vilo a los fans de Masterplan hasta el mismo día de su lanzamiento.

Sin embargo, el plan maestro de Roland Grapow ha salido airoso y está obteniendo muy buenas críticas. El propio Roland se reunió con un reducido grupo de periodistas para charlar acerca del proceso de grabación, qué ocurrió realmente con los miembros ‘desaparecidos’ y, como es inevitable, de su pasado con Helloween.

Lo primero es, obviamente, preguntarte sobre los cambios que ha sufrido la banda, la salida de algunos miembros que estaban en la misma y la entrada de los nuevos. ¡Seguro que nunca te lo han preguntado! (Risas).

(risas) ¡Déjame pensar! Sí, todos sabemos que Jorn se fue hace ya bastante tiempo, en abril o mayo de 2006. El motivo principal fue que no estaba contento con el rumbo que tomaba la banda. Tuvimos muchas discusiones, porque Uli y yo queríamos volver un poco al estilo del primer disco de Masterplan y él no quería, decía que era demasiado ‘metal alemán’, algunas canciones y melodías no le gustaban en absoluto. Yo era infeliz de verle disgustado siempre, así que finalmente hablamos con él y le dijimos que habíamos decidido mantener el estilo de Masterplan tal como era sin hacerlo más suave, ni más hard rock, ni más AOR. Así que por eso se fue pero aún somos muy amigos, nos llamamos de vez en cuando.

¿Y qué puedes decir acerca de la salida de Uli Kusch?

Esa es una historia totalmente diferente. Él lo dejó a principios de septiembre, justo antes de reunirnos para grabar en mi estudio de Eslovaquia. Fue algo muy estresante, tuve que hablar incluso con el manager y abogados, tuvimos muchas discusiones sobre cosas que no puedo contar y decidimos no volver a trabajar juntos nunca más. Y es realmente triste, estuve totalmente frustrado en ese momento, rompimos la amistad completamente y no nos hemos vuelto a hablar desde entonces. Es muy triste que una amistad de tantos años se rompa de esa forma… No hubo final feliz, pero aún hay un tema de Uli en este disco.

Poco antes de abandonar Masterplan, Uli había manifestado su descontento por que en Masterplan las decisiones no se tomaban de forma democrática. ¿Es eso cierto? Cuéntanos tu versión…

Sí, normalmente éramos los dos los más importantes de la banda a la hora de tomar decisiones, pero era yo el que llevaba la parte del negocio: cerrar actuaciones, concertar vuelos, contactar a todo el mundo… Yo era el que, de alguna manera, estaba creando Masterplan y Uli era, simplemente, ese chico de atrás que sólo se dedicaba a escribir buenas canciones sin importarle lo demás.

Siempre le preguntaba antes de tomar las decisiones: ‘¿Puedo hacer esto, o aquello?’ Pero él era totalmente pasivo. No hizo nunca nada por la banda. Sí escribía buenos temas, pero nada más. Por ejemplo, hizo su propia página web donde se promocionaba como batería, se dedicó a promocionar The Beautiful Sin, su otro proyecto… pero nunca hizo nada por Masterplan. Yo le pedía ayuda, pero él nunca hizo nada. Teníamos muchos problemas por eso, porque él quería tomar parte igualitaria en todas las decisiones, que todo se le consultara, pero no ponía nada de su parte excepto algunas canciones.

Como bien dices tú tomas ahora todas las decisiones en Masterplan. Hablando de la sección de baterías: ¿Tuvo algo que ver la entrada de Mike Terrana en Masterplan con el reciente anuncio de su abandono de Rage?

No, no, nada que ver. Llamé a Mike una semana después de que se fuera Uli, simplemente para preguntarle si podía ayudarme a acabar el álbum, porque lo tenía paralizado y él es uno de los mejores baterías que conozco. No le pedí en ningún momento que se uniera a la banda.

Fue él quien dijo inmediatamente que quería unirse a Masterplan. Dijo: ‘Adoro a esa banda’. Y, además, iba a dejar Rage de todas formas, porque tenía un serio problema.

Se pasaban el día peleando, tristes, discutiendo sobre sus diferentes opiniones acerca del rumbo a seguir, según me dijo. Llevó algo de tiempo hacerlo oficial porque Rage tenía programada una reunión un par de meses más tarde para ver que hacían… Pero yo ya sabía con antelación lo que iba a ocurrir porque Mike estaba muy frustrado con Rage.

Encontrar un vocalista de la talla de Lande debe ser difícil. Aunque ya habíamos escuchado a DiMeo (ex Riot, ex The Lizards), me gustaría que dijeras tú mismo qué ventajas y desventajas encuentras en un vocalista con respecto al otro…

Cuando escuché a DiMeo por primera vez me impresionó mucho, porque tenía la misma clase de voz de blues rock que iba buscando. Pensaba que no sería buena idea fichar al típico cantante de heavy metal para Masterplan que se pasara todo el tiempo gritando y haciendo agudos y melodías típicas. Cuando escuché a DiMeo me gustó porque se parece mucho a Jorn Lande pero, aún así, no es una mera copia, tiene su propio estilo, su sonido es diferente. De hecho, conocía a otro cantante sueco -que ahora está trabajando precisamente con Uli, jajaja- que se pareçía más a Jorn, y que lo descartamos (imaginamos que se refiere a Bjørn Hansen).

DiMeo encaja perfectamente, además como persona es un tío estupendo. Es muy fácil trabajar con él, está totalmente entregado a la banda. Para mí, no se trata de ver al vocalista sólo como un simple instrumento: además, está también la amistad y velar por el futuro de la banda. Para mí eso es más importante que tener al mejor cantante de heavy si eso va a destruir el futuro de la banda. Me siento realmente feliz de tener a DiMeo en Masterplan. Por supuesto, he estado trabajando duro con él largo tiempo para adaptar su voz al estilo de Masterplan, no queríamos sonar como Riot.

Quería esas melodías pegadizas, esa especie de sonido melancólico fácil de recordar de Masterplan. Por supuesto, ambos cantantes tienen también cosas negativas, pero no creo que venga al caso mencionarlas.

Has comentado que habías barajado otros posibles vocalistas antes de decidirte por DiMeo… Dime algunos nombres y cómo fue ese proceso de selección.

Por supuesto, tras la salida de Jorn tuve muchas ideas y se me ocurrieron muchos cantantes famosos. Pero eso tiene una parte negativa, y es que, cuando un cantante es demasiado famoso, siempre tiene su propio estilo. Como Jeff Scott Soto o Tony Martin, que por supuesto es gente muy buena, pero que no está a estas alturas para cambiar su estilo de forma que encajen en Masterplan. Así que decidí que era preferible alguien más desconocido.

Hablé con ese sueco antes mencionado, con otro americano, Nelly Carpenter, que es un buen cantante, tiene muy buena voz pero no encaja ni de lejos en Masterplan. Por supuesto, Michael Kiske podía haber sido un excelente candidato (risas). Pero siempre dice lo mismo: ‘No, no, no. No estoy interesado en el metal, bla, bla, bla’ (risas). Aún así, por supuesto, le pregunté. También tuvimos muchas ofertas de cantantes a través de Internet, de la página web, También de Oliver Hartmann, de Alemania, muy bueno pero tampoco encajaba.

¿Y no pensaste en ti mismo como cantante?

¿En mi? Jajaja… No, olvídalo, eso se acabó. (Risas) ¡No para Masterplan! (Más risas).

Bueno, es inevitable hablar también de Helloween… ‘The Dark Ride’ es un gran disco pero, a partir de él, se produjo vuestra escisión. ¿Conservas algún buen recuerdo de la época de Helloween y, si volvieras al pasado, cambiarías algo?

Por supuesto… Ahora que tengo tantos años de experiencia, me doy cuenta de cantidad de cosas que cambiaría del pasado. Si volviera a vivir veinte años antes y pudiera decir: ‘No voy a cometer los mismos errores’, podría escribir un montón de canciones que encajaran en esa banda. Pero, siendo honesto, de todas formas ahora estoy utilizando toda esa experiencia en Masterplan, por supuesto. Especialmente cuando estoy escribiendo melodías pienso: ¿Cómo debo de hacerlo para Masterplan? ¿Cómo lo hice en Helloween?.

Pero al final estoy muy orgulloso de ver cómo mucha gente piensa que ‘The Dark Ride’ es uno de los mejores discos de Helloween y de haber tenido ese gran final en la banda. No volvería a Helloween ahora pero, obviamente, si hubiera tenido la experiencia que tengo ahora, hubiera cambiado ciertas cosas. Por supuesto, ha habido tiempos muy buenos con Helloween, otros no tanto. Los mejores fueron, sobre todo, durante la primera época. Después, en la época de ‘Master Of The Rings’ y ‘Better Than Raw’ quizá la cosa estuvo menos tranquila… La época con Michael Kiske fue un tiempo muy bonito.

Con respecto a Hansen y Kiske, se rumorea que tenéis un proyecto juntos… ¿Es eso cierto?

No es un rumor, es verdad. Simplemente estamos esperando el momento adecuado. Nos hemos reunido dos o tres veces durante los últimos dos años. Y, ¿sabes? Lo que ocurre es que Michael no quiere hacer nada demasiado duro o demasiado heavy metal, demasiado oscuro o negativo, quiere algo más alegre… Así que, seguramente, en cuanto termine el tour con Masterplan, me pondré a escribir algunas cosas para Mike. Kai también, veremos qué sale… Pero, definitivamente, algo haremos.

¿Tiene ya nombre ese proyecto?

No, todavía no. ¡Quizá se llame Helloween! (Risas). No, es broma, de momento no hemos pensado en nombres porque no tenemos plan de negocio. Por ahora solo queremos escribir unos cuantos temas con los que todos nos sintamos a gusto, que Michael no los encuentre negativos pero que nos gusten a todos, porque tampoco queremos hacer simplemente un álbum de Kiske en solitario con dos guitarristas famosos del pasado. Buscamos que la música hable por sí misma sin necesidad de que sea agresiva o negativa.

Quienes han visto a Masterplan en directo saben que sois muy buenos en los shows. No sé si es aún demasiado pronto para hacerlo, pero me pregunto si habéis pensado hacer un DVD para mostrar a la gente la nueva formación…

Sí, el problema es que no tenemos suficiente apoyo por el momento. Porque, por ahora, en esta gira vamos sólo de teloneros de Saxon. Pero el deseo es hacerlo, ese es el plan.

Lo que ocurre es que para reunir suficiente material necesitaríamos ir de gira tocando como artista principal, necesitamos al menos una hora u hora y media de actuación para reunir material de calidad suficiente. Pero sí, lo tenemos pensado, quiero darle una oportunidad a la nueva formación y librarnos de toda la negatividad de lo que ocurrió este año. Ese es el plan, el ‘Masterplan’.

¿Y durante algún festival?

Es que seguimos teniendo el mismo problema, no creo que en un festival podamos tocar todo el tiempo necesario para grabar ese DVD, todavía no tenemos el apoyo suficiente para encabezar un festival, ese es el problema. Si todo va tan bien como esperamos, quizá después de los festivales hagamos una pequeña gira, no la haremos solos, pero iremos a España, Francia, Escandinavia… Como cabezas de cartel. Entonces puede que grabemos suficiente material.

No es fácil porque, ahora, con la nueva formación, tenemos que volver a demostrar lo que valemos a la gente sobre el escenario, hay que ver si entramos en lista o no… De momento no hemos tenido un tour suficientemente exitoso como para que esto deje de ser un riesgo, siempre es un riesgo. Si AFM no estuviera poniendo el dinero que está poniendo para que podamos ser teloneros de Saxon, sería imposible para nosotros.

Mi sueño es que nos sea rentable tocar. Durante una gira con más grupos nos asegurábamos un poco la asistencia y la venta de localidades, pero solo es un gran riesgo.

Aún no hemos hablado demasiado sobre vuestro nuevo lanzamiento, MK2. ¿Qué cambios consideras que hay con respecto a los discos anteriores? ¿Tienes algún tema preferido, y por qué?

Tengo un montón de canciones favoritas en este álbum, créeme, lo adoro. Estoy realmente orgulloso de él y me gusta mucho más su sonido que el de ‘Aeronautics’. No es el mejor de todos los que hemos hecho pero es bueno, muy fuerte, creo que vamos en la buena dirección. Todos los temas me gustan: los más potentes, las baladas, que son un poco progresivas… Me encantan.

Quizá una de mis favoritas sea ‘Call Of The Gipsy’ porque creo que es muy pegadiza, muy agresiva, me gusta mucho tocar la guitarra en ella. Y, en cuanto a las diferencias con los anteriores álbumes, creo que éste es mucho más alegre. Cuando escribí los temas de MK2 estaba de buen humor. Luego la producción fue triste, pero creo que todos esos problemas que hubo -la preocupación sobre si la banda tenía futuro y de cómo íbamos a poder hacerlo- nos concentraron a todos mucho más y se nota esa felicidad porque el disco, finalmente, saliera adelante.

La actitud de cada miembro, no sé, me da un ‘feeling’ mucho más positivo que ‘Aeronautics’, ese álbum me gusta pero me recuerda a mi situación personal y familiar, que era muy mala en aquel momento. No sé… ¡Estoy orgulloso de MK2, joder! (Risas). No puedo explicarlo.

¿Y por qué ese título, MK2?

Pues… ¡Michael Kiske 2! (Risas). No, es como lo que hicieron Deep Purple en los 70. Como las situación era más o menos la misma, creí que era lo más apropiado. Para mí el título es perfecto.

¿Vais a cambiar tanto de formación como los Purple? (Risas)?

No, jajaja, eso es todo. Espero que esta formación dure para siempre, o lo máximo posible. Estoy cansado de cambios en las formaciones, y lo que quiero hacer con Kiske y Hansen no sería para destruir Masterplan, sino para hacer algo paralelo. Masterplan es lo primero para mí.

Te veo cada vez más metido en la actitud de Michael Kiske, todo ‘happy’, cada vez más contento, alegre… (Risas).

Sí, jajaja… Definitivamente soy feliz. Por ejemplo, una revista de Holanda nos ha puesto un diez de diez, lo que es genial. En la ‘Rock Hard’ alemana somos el grupo o el disco del mes. Así que estoy realmente contento, es un gran impulso para seguir los próximos meses.

Para los seguidores de tu carrera en solitario a los que nos gustó ‘Caleidoscope’… ¿Para cuándo la tercera entrega en solitario?

Realmente, éste es mi álbum en solitario (risas). En serio, todo ahora va muy bien en Masterplan, estoy realizando mi sueño, estoy muy contento con el estilo. El estilo de ‘Caleidoscope’ era más ‘neoclásico’, digamos, y yo estoy tan bien con Masterplan que ahora hacer un álbum en solitario no tendría mucho sentido. Realmente ahora estoy haciendo lo que quiero, así que es posible que acabe haciendo algo en solitario pero seguramente sea de blues rock o algo similar.

Una curiosidad… ¿No te ha gustado Tenerife para vivir como a algunos de tus ex compañeros de Helloween? (Risas)?

Es una isla genial, pero no me gustaría encontrármelos demasiado por allí. Les escribí para felicitarles el año y las navidades y me devolvieron la felicitación. Obviamente, no somos grandes amigos, pero ahora ya hablamos de vez en cuando. No tenemos una amistad porque siento que no están interesados en mí, pero ya no existen los sentimientos negativos ni la rabia del principio. Ahora nos llevamos mejor, puede que en unos años nos juntemos para tomar un café o una birra, quién sabe.

¡Sólo te preguntaba si te gustaba Tenerife! (Risas) ¿Deseas añadir algo más?

Sí, comentaros el material extra entorno a este nuevo lanzamiento. Por ejemplo, Axel (Mackenrott, teclista) ha escrito una interesante intro para el single, y además el tema ‘Dying just to live’ que aparee en el single pero no en el disco. La edición limitada de Mk2 está muy cuidada y es muy bonita también, porque incluye un vídeo con una entrevista a la banda. ¡Si os gusta, debéis comprarlo!.

¿Alguna forma ‘interesante’ de despedir esta entrevista?, ¿Nos mandas un saludo?

Sí… Hola, soy Roland Grapow de Helloween… ¡Digo, de Masterplan! (Risas). Y, si volviera a nacer, me gustaría ser famoso (más risas).

Lo más visto...

Shirocco y el vídeo de 'Xibalba'

Shirocco y el vídeo de ‘Xibalba’

Ayer mismo salió a la venta el nuevo disco de la formación alternativa valenciana, ‘La teoría de la transformación‘ (Rock Estatal Records).