Rueda de prensa con Steve Hogarth, Ian Mosley, Mark Kelly de Marillion

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

‘Muchas gracias por venir, esperamos que disfrutéis del nuevo álbum’. Con este saludo por parte del vocalista de Marillion, Steve Hogarth, comenzaba la Listenning Session de su nuevo álbum, ‘Somewhere Else’. Hay que decir que el Club de Fans de Marillion estaba allí, apoyando como siempre a esta banda.

Una banda que cuenta con incondicionales y apoyo en todo el mundo y a quienes la banda conoce bien dado que les gusta relacionarse con sus fans, de tú a tú y sin ningún tipo de artificio.

Del nuevo álbum, el primero de estudio tras ‘Marbles’ (2004), hablaremos de cara a su lanzamiento en abril. Pero Steve Hogarth, Mark Kelly (teclista) e Ian Mosley (baterista) de Marillion ofrecieron una interesante y emotiva rueda de prensa –amenizada con cartelitos de ‘We came back’ por parte de Hogart, que os contamos.

‘Hace poco que celebrasteis el Marillion Weekend (reunión de tres días de Marillion con sus fans en los que ofrecieron tres shows en directo), y tocasteis algunos de los nuevos temas del álbum ‘Somewhere Else’ que sale a la venta el próximo mes. ¿Cómo reaccionaron los fans ante los nuevos temas?

Steve: Bueno, seguramente si digo que fueron todas buenas parecería que estoy mintiendo, pero realmente fue así, las reacciones fueron terroríficamente buenas. Sobre todo teniendo en cuenta lo difícil que es cuando escuchas por primera vez una canción. Pero precisamente esas nuevas cinco canciones que tocamos (‘The Other Half’, ‘Most Toys’, ‘Thankyou Whoever You Are’, ‘The Last Century For Man’…), la reacción de la gente fue muy buena incluso en la primera escucha, así que lo agradezco mucho. Además creo que hay una cosa muy importante que deberíais saber, y es que el Barcelona está ganando al Liverpool en este momento (risas). Esos bastardos… ¡Bastardos! (bastardos, en perfecto castellano).

¿Qué queréis expresar con la portada de este nuevo álbum?

S: La imagen es de una especie de telescopio apuntando al cielo azul, que apunta la posibilidad de irse a otro lugar, de conocer nuevos mundos… No apunta a ninguna cosa en particular, sino al cielo azul, así que quiere expresar la posibilidad de encontrar algo nuevo. Creo que este álbum en general expresa eso, una nueva visión, no como ‘Marbles’ que miraba más hacia atrás, hacia cosas que nos habían ocurrido en la vida, en mi niñez, de cosas que me habían influenciado, y demás. Este álbum es todo lo contrario, apunta hacia lo que puede venir en el futuro. Lo que tú quieras mirar es realmente lo que tú quieras ver. Se puede tratar de un sitio, lugar o momento diferente… Se trata de que veas el futuro que quieras ver, pero siempre desde un punto de vista muy positivo.

Los dos álbumes anteriores fueron semi- financiados por los fans, que pagaron por ellos en una pre- compra antes de que estuvieran incluso terminados de grabar. (17.000 personas lo pre-compraron. Después, les regalaron extras y les incluyeron a esos fans en los créditos de producción). ¿Por qué no lo habéis hecho así en esta ocasión?

S: Espera, que se lo traduzco a los compañeros. (Steve ‘rebota’ la pregunta a Mark e Ian, con las consiguientes risas de los asistentes).

Mark: Sí, como bien sabéis, los dos anteriores discos los lanzamos primero en pre-venta, pero al final nos sentimos como lo que realmente era, que les estábamos pidiendo dinero a los fans por un producto que aún no estaba hecho, como quien le pide dinero prestado a un amigo. Para un par de veces está bien, pero ya más veces nos parecía abusar.

Ian: Luego resultó que en este tercer disco realmente la gente se quejaba de que no existiera esta posibilidad de pre- compra, creo que en realidad los fans lo que buscaban era la edición especial. Así que, probablemente, en un próximo disco volveremos a hacer una edición limitada para los fans, pero sin tener que pedirle dinero prestado a los amigo.

S: Además, la gente nos dio tanto dinero que nos quedó calderilla suficiente como para pagar este disco nosotros solos (risas).

Aún así, antes de que salga el disco al mercado ya estáis vendiendo el álbum a través de Townsend Records, que también incluye una especie de extras que después no se encontrarán en tiendas, ¿por qué?

M: El mayor motivo para eso ha sido directamente conseguir más dinero porque cualquier compañía con la que puedas tener un trato directo se lleva menos dinero que si hay otros intermediaros como distribuidores, compañías, tiendas… En este negocio es lo que hay con lo cual el disco acaba siendo más caro y nosotros ganamos menos.

S: Además, resulta que por ejemplo Amazon, en base a experiencias que tenemos con otros discos, lleva ahora una política con esto de la crisis del negocio musical de vender los CDs más baratos incluso de lo que nosotros se lo vendemos a ellos. Es decir, nosotros se lo vendemos por un precio y ellos lo venden más barato, actualmente de hecho están perdiendo dinero. Es su decisión, pero luego resulta una situación muy bizarra porque luego parece que la banda vende el CD más caro a sus fans, parece que queremos cobrar más. Así que decidimos incluir algunos extras, algo más. Así que a Amazon no les deseo nada bueno (risas).

M: Además quería añadir que la piratería es un error. Ahora hay posibilidad de bajarse música gratis con el tema de Internet y la industria discográfica está en una situación de pánico, y gente como Amazon adopta políticas que no resuelven el problema, como es reducir el precio de los CDs hasta límites que hace cinco años eran totalmente impensables, entonces esa situación se contradice con nuestro caso por ejemplo, en el que la composición de un disco es un proceso muy costoso y lento, por mucho que se quiera pagar poco dinero ese proceso hay que pagarlo de alguna forma, hace falta dinero para pagar a los músicos por la música que hacen. No puede ser completamente gratis porque si no llegará un momento en el que será imposible seguir haciendo música.

Después de ver lo bien que resultó el proceso de producción y distribución de ‘Marbles’ con esa idea innovadora de la pre-venta, algunos grupos de Metal copiaron el sistema y ahora vosotros volvéis al método ‘tradicional’ de hacer las cosas. ¿Es por que estáis pensando en algo nuevo, tenéis alguna idea nueva en mente?

S: (Se lo piensa mucho) Sí, tenemos una nueva idea, pero en este momento… me la callo, son secretas. (Risas).

Hablando un poco del nuevo álbum, especialmente me gusta ‘The Wound’, ¿Qué puedes contarnos acerca de esa canción?

S: Se trata sobre todo de la idea de la herida que nunca puede curar. Hay heridas de cualquier tipo, metafóricamente habando, que se pueden curar con tiritas o puntos… Pero hay otras que, por mucho que lo intentes siempre vuelven a abrirse, incluso cuando parece que llevan tiempo cerradas. Entonces, simplemente, la canción trata de esa idea.

Personalmente, creo que Marillion siempre ha evolucionado con los tiempos, dependiendo del momento histórico, en ese sentido siempre ha sido una banda muy ‘contemporánea’. ¿Cómo veis a Marillion dentro de cien años, qué encontrará la gente en vuestra música, en cuanto a los aspectos sociales del momento?

S: Lamentablemente creo que no quedará nadie dentro de cien años. (Risas). Y si quedan seguramente no escucharán música de Marillion (risas). Estarán en alguna isla desierta comiendo algún tipo de baya.

Este nuevo álbum suena, de alguna forma, más ‘directo’, aparentemente más ‘simple’ que otros anteriores, que tenían estructuras más complicadas… ¿Cómo valoráis el cambio de sonido?

M: En realidad, no es que nos lo planteáramos antes de hacer un disco, no es que nos sentemos y digamos ‘vamos a hacer un disco más directo esta vez’. Parte del mérito de todo esto se lo debemos al nuevo productor, Michael Hunter, con quien habíamos trabajado ya en algunas canciones de ‘Marbles’, que se puso a trabajar con nosotros desde el primer momento, cuando íbamos a componer las canciones, cuando nos sentamos los cinco en una habitación y nos ponemos a componer.

I: Seguramente este álbum suena distinto porque estuvimos improvisando mucho tiempo y lo mejor que salió de ahí es lo que aparece luego en el disco.

S: Yo sólo diré que, si piensas que este disco es más simple, creo que deberías sentarte con una guitarra y ponerte a tocarlo, y luego hablamos (risas).

I: Realmente, para nosotros el proceso de crear una canción es muy lento, somos capaces de estar un día entero sólo con el estribillo de una canción, y si nos ponemos a pensar en lo que nos supone a nosotros componer todas las canciones de un disco realmente nos entran ganas de suicidarnos, de lo tortuoso que es. Porque para llegar a un sonido realmente hemos probado antes todos los demás. No es nada espontáneo..

Entrevista con Steve Hogarth, Ian Mosley, Mark Kelly de Marillion
Entrevista con Steve Hogarth, Ian Mosley, Mark Kelly de Marillion
Para mí, aunque el álbum suena más positivo y más mirando al ‘futuro’, también hay algunos sentimientos tristes convergen con lo positivo. ¿Por qué?

S: Sí se puede apreciar esa atmósfera y es porque todos los componentes de la banda estábamos en un momento muy especial… Al principio del disco se acabaron mis veinticinco años de matrimonio, así que podéis imaginar que no fue el más feliz de mis momentos, cuando tuve que mudarme y vivir en casa de vecinos y amigos (Ian levanta la mano, como diciendo ‘en mi casa también’), no podía ver a mis hijos, ellos no sabían dónde estaba… Pero al mismo tiempo, después de veinticinco años de matrimonio, asumiendo lo que fue la etapa final del mismo, casi me encontraba agradecido de que todo por fin hubiese acabado. No había sentimiento de tragedia, sino simplemente de poder ver con claridad la posibilidad de dar un paso siguiente, estaba confiado de poder mirar de cara al futuro y enfrentarme a ello.

Por otro lado, en algunas canciones como ‘Voice From The Past’ hago referencia a algo en lo que estoy muy involucrado, el saber que cada día mueren 50.000 personas de pobreza en el mundo, es algo de lo que deberíamos sentirnos avergonzados y sobre lo que deberíamos pensar. Cuando antes preguntabais quién escucharía la música de Marillion dentro de cien años, hay que tener claro que, si seguimos actuando como lo hacemos, dentro de cien años no quedará nadie y desde luego no podremos escuchar nada dentro de muchos menos años, no hace falta llegar a cien.

(Pregunta Diana, socia del Club de fans español de Marillion, a la que Steve observa con atención mientras sonríe con placidez). A mí me gusta mucho el tema ‘Thank You, Whoever you are’, ¿qué puedes decirnos acerca de esa canción?

C: ¿Qué quieres saber, Diana? (Se emociona al contestar esta pregunta y hablar de sus hijos. Sus ojos enrojecen según va hablando)

¿Sobre las letras? Las letras en esta canción quieren agradecer tantas bendiciones, parte de las letras se empezaron a gestar hace quince años cuando nació mi hijo Neil, y en ese momento pretendía ser una forma de agradecer las cosas tan buenas con las que nos puede bendecir la vida, pero en general está dedicada a todas las personas que me han aportado cosas buenas: a mi ex mujer por el amor que me dio, a mi nueva novia, por el amor que me está dando, a toda la gente que está en todos los conciertos y que cada vez nos hacen ver que cada concierto de Marillion puede ser una experiencia diferente, por su apoyo, por su amor, es increíble que dos mil personas vengan por ejemplo a vernos como en el Weekend, de todas partes.

Eso hace que nuestros conciertos sean para nosotros algo muy distinto de simplemente salir a tocar: salimos a compartir experiencias de nuestras vidas, para nosotros es mucho más importante esa experiencia conjunta, quiero daros a todos las gracias, es… (No termina la frase, se le ve muy emocionado y se queda sin voz).

Como habéis comentado, parece que no es sencillo para vosotros crear un álbum. En el caso concreto del nuevo álbum, ¿cuánto tiempo os ha llevado?

I: Uff, es un proceso muy largo… Estuvimos improvisando en nuestro propio estudio durante unos tres meses, grabamos todo lo que tocamos cada día durante tres meses. Después escuchamos todo lo grabado, también con el productor, y lo escuchamos esperando encontrar esos ‘afortunados accidentes’ que ocurren durante las improvisaciones, los momentos más brillantes, cogemos esos accidentes y trabajamos en ellos.

Así que nuestra música en muchos sentidos es un ‘accidente’. Los cogemos y empezamos otra vez a trabajar sobre ellos.

M: A veces es muy frustrante porque improvisamos durante semanas y no encontramos nada que nos convenza a todos.

I: Normalmente las cosas interesantes comienzan a surgir a partir de la sexta semana, es algo un poco vergonzante, pero así es. ES muy orgánico, los cinco tocamos hasta que salen cosas buenas, unas veces podemos tardar dos semanas y otras de pronto sale un tema en un día.

S: El tema de las letras es diferente, por ejemplo en el caso de KIN, parece que la letra estaba escrita incluso antes de encontrar la música, suelo ir apuntando en caída libre de ideas cualquier tipo de palabras que luego a lo mejor pueden llegar a desarrollarse y convertirse en letras de canciones. Muchas veces esas letras que he escrito luego intento acoplarlas a las diferentes canciones que la banda ha improvisado durante las sesiones de grabación.

Los fans sabéis que, en muchas ocasiones, ponemos a vuestra disposición la combinación de distintas letras en distintas melodías, partes descartadas y demás… Y en ellas podéis apreciar cómo puede cambiar una canción, una letra… Os agradecemos mucho que hayáis estado aquí, de verdad.

Lo más visto...

Crítica y portada de Elysium de Stratovarius

Stratovarius ‘Elysium’

Como todos sabéis, la clásica formación finlandesa de power metal ha pasado los últimos años sumidos en la oscuridad. Peleas