[Rec], Jaume Balagueró y Paco Plaza (2007)

Ya los adelantos promocionales avisaban de que por fin, se había prescindido de complejos efectos especiales y de la alta tecnología. Esto quiere decir que utilizando un sistema de grabación documentalista, basado en la perspectiva que podemos obtener a través de un teléfono móvil o cámaras de última generación asequibles para ‘casi’ todos los bolsillos, se enfoca el mayor atractivo de [REC]: un ingenioso y básico rodaje así como un excelente guión.

El paralelismo con otras exitosas películas grabadas en primera persona, y facturadas bajo la apariencia de falso documental sin ningún tipo de producción, (El Proyecto de la Bruja de Blair), existe. Esto es indudable, pero con la diferencia de que, si por ejemplo en aquella película todo se movía a través de golpes de efecto puntuales y había partes del retraje que podían considerarse como prescindibles para el computo global del film, en REC se consigue una tensión constante, lo que resulta doblemente encomiable por la dificultad (sobretodo de guión) que entrama algo así. Ni siquiera el director se ha planteado hacer una película de mayor duración, y sus setenta minutos resultan justos para exponer la historia.

REC es una película de zombies, o mas que eso, de infectados, del tipo de los que pueden verse en 28 Días Después, y que comparten con los primeros su obsesión por la carne humana, y con los segundos un incipiente e irrefrenable odio homicida, acompañado de una perfecta disposición física (nada de arrastrarse torpemente y actuar lentamente a estímulos reflejos. Aquí los zombies se desplazan vigorosamente).

La trama se desarrolla en el interior de un Edificio Barcelonés, en el cual se presenta una dotación de bomberos tras el aviso de la Policía Nacional, en lo que parece un parte rutinario en el que se ve involucrada una anciana enloquecida. Junto a los bomberos, una pareja de reporteros televisivos narran de forma socarrona, la actuación de la brigada. Pero todo se complica cuando el edificio es totalmente precintado por el cuerpo de seguridad, con todos sus vecinos en el interior, y la infección comienza a hacer estragos entre los inquilinos bajo la atenta mirada del cámara y la frenética histeria de su presentadora.

La cinta es terrorífica y original, e indaga en un nuevo tipo de terror poco desarrollado hasta la fecha, que consigue resultados eficientes con no demasiados recursos. Al proponernos una experiencia en primera persona, parece que obliga al espectador a implicarse en la trama como uno más. La idea principal es tan poco creíble y absurda como en cualquier otra película de zombis, pero gracias al ritmo frenético que se desata con cada acontecimiento, el film imprime de forma encadenada una sensación visceral de que el terror es palpable. A destacar las partes en las que la imagen está difuminada o inconclusa, que sin embargo sirven para valerse de la imaginación y la suposición de cada uno, lo que en muchos casos resultará todavía mucho mas terrorífico. No apto para todos los que padezcáis del corazón. Avisados estáis.

[Rating:8/10]


Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp