Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Khymera parece haber asentado sus bases en un rock melódico típico pero de gran factura. El toque maestro de Dennis Ward y la maña con la que compone Liverani han conducido al grupo a crear el que sin duda es su mejor disco hasta la fecha.

Comenzó como un proyecto de la casa Frontiers donde se juntaban identidades tan distantes como el vocalista de Kansas, Steve Walsh y el genio tras artificios como la opera rock Genius, Danielle Liverani. El resultado no fue otro que un interesante disco de rock melódico que no pudo llegar a mas.

Pasado el tiempo, la noticia de que el productor y bajista de Pink Cream 69, Dennis Ward iba a encargarse de las partes vocales del nuevo trabajo de Khymera, despertó la curiosidad de la multitud. Diciendo adiós a Steve Walsh, ‘A New Promise’ dió catorce vueltas a su predecesor situándose muy alto en el top-best del 2005. Sin duda supieron cuajar un sonido totalmente melódico con un peculiar vocalista que aunque sentenció varios defectos en su ejecución, nos descubrió otra de las facetas musicales del idolatrado Dennis Ward.

Su tercera acometida de estudio rebaja la intención de Khymera hacia un paisaje mas AORero, perdiendo los rasgos Hard que se asomaban en su anterior obra. ‘The Greatest Wonder’ es el típico disco que gusta a toda la familia, no es de extrañar, los dos cerebros encargados de plantear el proyecto han recogido todos los ingredientes necesarios para crear un plato perfecto: Estribillos hiper-pegadizos incluidos en sendas composiciones y a las que acompañan un apartado instrumental totálmente edulcorado.

Si he de ponerle una pega al álbum, quizá esta ataque al apartado de la producción que acostumbrando a la política Frontiers, hace que en ocasiones las guitarras suenen demasiado embarulladas, pero sincéramente no creo que esto afecte a la calidad del disco ni desmerezca la escucha del mismo, no os preocupéis, Grossi ni se ha acercado al material. Dando el pistoletazo de salida, ‘Beautiful Life’ encuadra la sinópsis de una banda que se decide por un sonido mucho mas cercano al AOR, apartando por unos momentos los tintes Hard que ornamentaban su anterior ofensiva.

Dennis Ward parece haber trabajado sus dotes como vocalista mostrando un nivel de profesionalidad que lo convierte en un bardo del rock melódico que seguro será pasto de la envidia de muchos de sus compañeros de género. Temas excepcionales como ‘Borderline’ rozan la perfección, mezclando teclados y melodías a raudales, la labor compositiva del genio Liveranni explota en un derroche de creatividad y acierto descomunal. La enérgica ‘Stay Forever’ o la pausada pero emotiva ‘The Greatest Wonder’ son parte de los factores que convierten a Khymera en una de las promesas del rock melódico gracias a su total consodilación que los hace pasar de ser un proyecto, a una banda que de seguro sabrá deleitarnos con mas piezas de este calibre.

[Rating:9/10]

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp