La Estadea Logo

Lauren Harris ‘Calm before the storm’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

La hija del archiconocido Steve Harris debuta en la jungla del rock con un disco falto de brillo y con una interpretación que deja mucho que desear. La pequeña Lauren se ve involucrada en un proyecto que no parece mirar ni de reojo al futuro de la muchacha y es que este lanzamiento solo se puede caracterizar de ‘anecdótico’.

La cabecera de este análisis pretende transmitiros mi opinión sobre todo este asunto: ‘Calm Before the Storm’ no es mas que un capricho de una rockera con buenas intenciones que, siendo hija de su padre, no quiere otra cosa que subirse a un escenario y sentir el poder de la macarrada en sus venas. Su apellido le ha servido para invocar la atención de los que estamos al loro de todo lo que se avecina: ‘¡Ostia, la hija de Steve Harris! ¡Y encima está cañón!’

Primer punto para la chica, por supuesto. Centrándonos en lo que nos toca, el disco en si propone un Hard Rock de fachada primitiva donde se incluyen 9 temas exclusivos y 3 versiones que aunque parezca mentira, son la clave de sol en este asunto. ‘Steal Your Fire’ de los míticos Gun corta la cinta del disco y mostrando el aténtico rostro tras la cara bonita: Una producción a mejorar y una Lauren Harris que parece no poner ganas a su labor. No obstante, es de los Gun, y acabas pillándole el ‘Tranquillo’ como dirían los jugones. ‘Your Turn’ se escapa mas hacia el vicio melódico, permitiendo a Lauren desafiar sus limitados límites y cuajar una canción cuanto menos curiosa.

De aquí en adelante comenzaremos a odiar a la chica que luchará a muerte contra una batería tartaja y mal filtrada por la supremacía del disco. Canciones como ‘From the Bottom To The Top’, parecen estar inacabas, como si les faltara mas peso, mas fuerza. Por otro lado, la voz de Lauren Harris no transmite absolutamente nada. Su registro queda encasillado en el amateurismo mas profundo brillando el feeling por su ausencia.

Solo en canciones como ‘See Through’ con un estribillo pegadizo y memorable o en las ya citadas anteriormente podremos encontrar nuestro balón de oxígeno particular, frente a un panorama que sin ser un desastre musical, si que puede provocar la alarma en los mas exigentes. Y es que está bastante claro, en la trinchera del rock no solo basta con encuadrar una cara bonita en un marco familiar. ¡Hace falta tener madera para esto!

[Rating:3/10]

Etiquetas relacionadas