Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Aunque su debut no supo aprovechar el potencial de Edu Falaschi y los suyos, Almah parece haberse recuperado en este segundo asalto con un surtido de canciones de mayor calidad alcanzando la meta de disco recomendable.

Para los que añoren la esencia melódica de Angra, Edu Falaschi ha conseguido por fin moldear su banda Almah para convertir a esta en la alternativa perfecta. ‘Fragile Equality’ ha logrado todo lo que su antecesor no pudo y es por ello el principal motor de la banda paralela a los Power metaleros Brasileños por excelencia. Quizás su nuevo forma de ver el metal melódico, mas digerible, menos crudo y monótono, consigue que sus canciones lleguen de forma mas ligera a quien siga los pasos del cantarilo Falaschi. Una intentona por hacer comprender al populacho el rollo que ha querido llevar Almah con su primer disco, pero de forma que todos lo podamos entender. No os equivoquéis. Ni esto es un ‘Holy Land’ ni un ‘Rebirth’, pero quizás recuerde mas a estas dos obras que a cualquier material alternativo de Angra.

Ahora que sabemos por donde van los tiros, toca subrayar las virtudes de un disco al que no le sobran pero que consigue escaparse de la escasez. La producción es quizás el elemento clave para entender la mejoría de la banda, sacando punta a todos los instrumentos donde el teclado esta vez tiene un protagonismo latente y la voz de Falaschi entona todos sus registros de forma que nos olvidemos de algún que otro batiburrillo instrumental que encontraremos sobre todo en cortes rápidos, no os preocupéis, nada grave.

En lo que a temas se refiere, la increible ‘Birds Of Prey’ a la que le toca abrir el disco con unas guitarras que a la vez que prestan su estética heavy, plagan de melodía un corte que puede recordar perfectamente a Kamelot, incluso la voz de Falaschi parece querer ser Kahn en el estribillo. La propia ‘Fragile Equality’ se desliga del resto gracias a su calidad como composición que mezcla pasajes agresivos con un enlace precioso a un estribillo ultra melódico.

Lloramos a su vez por no poder encontrar mas pelotazos como los citados, aunque las canciones mantengan un nivel excelente y de verdad merezcan la pena, no consiguen empujar la valoración de un disco que quizás tenga la mala fortuna de caer en el saco de los clones metálicos. Yo desde aquí os pido que le déis mas de una oportunidad, lo merece.

[Rating:7/10]

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp