Chris y Kane (Decadent Daughters) “El problema de España es que no tiene una escena grande de grupos de este estilo”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Dentro de nuestras fronteras, las revistas Rockzone, Loka Magazine, y Metal Hammer, y el canal Sol Música les han otorgado sus quince minutos de fama, pero los gallegos Decadent Daughters también han convencido a la underground británica Devolution y han sido incluidos en el recopilatorio norteamericano Glamnation.

Este mes publican su single ‘Black & Blue’, un claro ejemplo de lo que puede conseguirse cuando se unen una imagen poderosa y una música con furia que mezcla todos los estilos. El cantante, Chris Slade, y el bajista, Kane nos sumergieron en su universo de la decadencia en una entrevista vía email.

¿Cómo surge el grupo? ¿Qué aprendisteis de vuestra estancia en Strütter?

Chris: Decadent Daughters nació en el 2007, cuando a pesar de ser muy jóvenes tuvimos la experiencia y técnica necesarias para este grupo, Strütter era mas bien un grupo de niños que tocaban porque no tenían nada mejor que hacer en esta ciudad, aunque con Strütter llegamos incluso a tocar en Inglaterra. Aprendimos que el Rock es muy duro y que requiere mucho sacrificio, aprendimos a no rendirnos nunca y a esforzarnos por lo que queríamos hacer, y bueno, aquí estamos ahora.

Kane: El grupo surge de toda la mala hostia que llevamos dentro y las ganas de vomitarla en un escenario (en una ocasión esto se hizo literal) haciendo lo que nos gusta. De Strütter sacamos que esto era lo que queríamos hacer de nuestras vidas, así que dijimos… venga, ahora en serio. Y DDs fue el resultado natural.

Comentáis en vuestra biografía que asimiláis muchas influencias, ¿qué notas o qué grupos componen el perfume de la decadencia?

C: Bufff, muchos… escuchamos un montón de grupos distintos, desde Rancid, a Dir en Grey, o Pretty Boy Floyd. Tenemos la mente abierta y creo que eso es muy bueno para un grupo, hace que tengas muchos recursos, y sinceramente creo que Decadent Daughters ha sabido recoger muy bien todas esas influencias. En nuestros conciertos puedes ver un montón de gente distinta, punkys, emos, glammies, heavys, skaters etc… es genial.

K: Hacemos lo que nos gusta, para nosotros un buen tema es un buen tema. Si hace falta un saxofón pues venga, no nos limitamos por prejuicios tontos de ‘es que somos punk’, porque no somos punk… Aunque eso sí, siempre nos movemos en los mismos ambientes. Estoy harto de ver mierda como DDs no son punk de verdad, o DDs no son visual de verdad. Es que no lo somos. Nunca he dicho tal cosa, ni se me ocurriría, cualquiera que nos vea puede deducir lo que nos mola. Pero no podemos encasillarnos en un solo genero, personalmente a mi me aburriría.

Lo primero que llama la atención de vosotros es una imagen tan poderosa como la de los escandinavos, ¿no os asusta que os acaben encasillando como grupo para quinceañeros, como le ha ocurrido a Tokio Hotel?

C: Es un tema muy delicado la verdad. Realmente nos encanta gustarle a los quinceañeros, tenemos 21 años de media es lógico que le gustemos a la gente joven y no al público más ‘maduro’ por decirlo de alguna manera. Además el público más mayor, suele sentir rechazo hacia los grupos jóvenes y con esta imagen. Ahí es cuando tienes que demostrar que realmente sabes tocar y hacer buenas canciones, y que no eres un modelo con una guitarra colgando. Sabemos que ahora no seremos respetados por el sector purista del público, eso lo conseguiremos con el tiempo.

K: En absoluto. Mientras hagamos lo que nos gusta, todo logro es bienvenido. Otra cosa es cambiar lo que haces para conseguir más éxito, cosa que no hemos hecho jamás. Desde la rockstar por antonomasia, Elvis Presley, el rock es algo con un poderoso componente visual, puesto que el ser humano es un ser que sufre un bombardeo audiovisual masivo día tras día, destacar entre todo ese bombardeo es un objetivo clave para algo que basa su éxito en llamar la atención. Y esa imagen; en el rock; tiene connotaciones sexuales, de siempre, quien diga que no miente. En resultado somos un grupo atractivo para las jovencitas, cosa que en el rock me parece del todo recomendable. Si sólo me escuchase la legión española con esta imagen, es cuando empezaría a preocuparme.

Habitualmente los patrocinios corren a cargo de marcas de ropa o de instrumentos, sin embargo, en vuestro caso nos encontramos, por ejemplo, a una prestigiosa marca de cosmética, Kanebo, ¿cómo surge la colaboración?

K: Buf es Chris quien sabe de eso…

C: Como puedes comprobar somos un grupo que le da mucha importancia al aspecto ‘visual’ y en ese sentido los peinados y el maquillaje son algo muy importante. Todo empezó cuando comenzamos a comprar productos de Kanebo, Que entre tú y yo, son los mejores. Así que una distribuidora de Kanebo de nuestra ciudad comenzó a regalarnos los productos para utilizarlos en sesiones de fotos etc.. y darnos publicidad mutuamente.

Confesáis que Dani no es el batería más virtuoso, pero que es perfecto para la banda, ¿qué cualidades reúne para ello? ¿Cómo encajáis cada uno de vosotros en lo que demanda el grupo?

K: Pues Dani no es el más virtuoso. Solo Andy podría considerarse algo parecido en esta banda. Pero Dani es consciente de que queremos hacer un grupo que pueda competir con bandas de fuera en todos los aspectos. A tocar aprende cualquiera, a ser una estrella, muy pocos. Esto le jode a mucha gente, pero es así, y por eso jode supongo.

C: Hemos llegado a un punto en el que el grupo es nuestra vida. Es la prioridad número uno y en lo que gastamos el 100% del tiempo y de nuestras energías, así que necesitábamos a alguien que estuviera dispuesto a involucrarse de esa manera, y Dani lo hizo.

Cantáis en inglés y dos de vuestras canciones han aparecido en prestigiosos medios del underground americano (recopilatorio Glam Nation) y británico (Devolution magazine) y vuestro estilo recuerda poco a las bandas españolas, ¿vuestro futuro pasa por la exportación u os conformáis con España?

C: El problema de España es que no tiene una escena grande de grupos de este estilo, ni muchos medios que lo apoyen, así que tenemos en mente salir fuera de España, pero primero queremos asentarnos bien aquí, en menos de un año hasta nosotros mismos hemos alucinado al ver la cantidad de gente que nos conoce, y la cantidad de expectación que hemos generado. Supongo que ser el primer grupo de este estilo que consigue salir en los medios (Rockzone, Loka Magazine, Metal Hammer, Sol Música etc.. ) ha sido un gran punto a favor. A lo mejor dentro de unos años, si tenemos éxito, en España comienzan a salir más grupos así.

K: Fuera hay medios y apoyo, pero competencia. En España no hay medios ni apoyo, pero hay menos competencia. En España hay muchos grupazos ocultos por ahí, dejadlos salir, es cuestión de tiempo. Tanto lo nuestro como lo de ellos. Me alegra ver grupos como Catpeople o The Blows, que aun siendo de un rollo distinto al nuestro, si que tienen el chip de parecer un grupo internacional. Siempre se puede confundir una banda sueca con una británica o americana… pero en cuanto aparecía un grupo español en escena, ya se veían los aires cañís por todas partes. Me alegra ver que eso se está disipando.

El año pasado grabásteis vuestra maqueta Dead Class Heroes y este mes editáis vuestro single, Black And Blue, ¿qué diferencias percibís entre los chicos que grabaron aquello, su concepto como grupo y su sonido, y los de ahora? ¿Qué podéis decirnos de la grabación del vídeo de Black And Blue?

K: Los primeros DDs tenían un enfoque punk, con solos desenfrenados por encima mientras hacíamos coros como putas. Pasado un año hemos sabido limar asperezas y crear algo más homogéneo. Aun así en nuestra primera maqueta tienes una balada. Creo que hemos mejorado mucho, pero ni de lejos lo suficiente, soy el primero que sabe todo el camino que tenemos por delante. Lo que sí… muy poca gente ha grabado algo como el video de Black & Blue antes de tener contrato.

C: Lo que recuerdo de grabar Dead Class Heroes, es que llegamos al estudio casi sin tener ni idea de cómo eran las canciones, fueron las primeras 5 canciones que compusimos y nos precipitamos en grabarlas, pero estoy contento con el resultado porque al final quedó algo muy espontáneo.
Con Black & Blue ya fue otra cosa: era la primera vez que grabábamos algo profesionalmente, y fue realmente duro, grabar es muy difícil, y aprendimos muchas cosas. Y bueno, la grabación del video fue genial, una muy buena experiencia que esperamos repetir pronto.

Tras la publicación de la demo recibisteis algunas ofertas de discográficas y aseguráis que las rechazasteis por ‘diferencias contractuales’, ¿qué oferta no podríais rechazar?

C: Alguna que realmente nos interese y no nos obligue a cantar en español, cosa que no estamos dispuestos a hacer ni por todo el oro del mundo.

K: Con todos los respetos a la preciosa lengua de Cervantes. Pero es que no es la lengua apropiada para DDs, sí lo es para Heroes del Silencio. Pero no para nosotros. No hace falta cantar en español para vender discos en España, que no os engañen.

No os hemos visto en directo, ¿qué podemos esperar? ¿Cuál es la marca de la casa? ¿Cuándo podremos veros en el País Vasco?

C: Bueno, para saberlo tendrás que venir a vernos jeje.

K: La marca de la casa podría ser la actitud. Salga mal o bien, toquemos media hora o mas tiempo o si el sonido esta bien puesto o no; te lo vas a pasar bien… o mal, pero no te vas a aburrir. Creo que esa es nuestra intención.

Habéis defendido el uso ocasional de drogas. Refiriéndonos al lema clásico, ¿no existe rock’n’roll sin drogas y sin sexo?

C: Difícilmente…el 95% de los discos que tienes en tu estantería han sido compuestos y grabados bajo los efectos de las drogas, así que están directamente relacionados.

K: No defiendo las drogas, pero tampoco las condeno. Sí, somos un grupo clásico, pero me parece tan triste depender de las drogas para molar, como tener que ir presumiendo por ahí de que solo comes hierba, eres virgen hasta el matrimonio y bebes zumos para molar. Hay que leer un poco, señorías.

El rock sigue siendo una música maldita para los padres, ¿qué mensaje les mandaríais para que cambiase su mentalidad? Como seguidores de las enseñanzas de Motley Crue, ¿están las hijas de esos padres a salvo con vosotros?

C: No creo que seamos el grupo indicado para pedirle nada a los padres jaja. Lo que si les diría es que si a sus hijas les gustan DD’s, que no se preocupen, porque eso significa que son chicas listas y no sufren todo ese royo fashion victim. Eso si, no puedo asegurarles que vayan a estar a salvo con nosotros.

K: Yo les mandaría el mensaje a las madres de que vinieran a vernos también. No pero ahora en serio, somos un grupo exclusivo… llevamos camisetas de Hanoi Rocks, las niñas que nos escuchan rebuscan discografías de esta gente a ver que es lo que nos mola… y acaban metiendo a los Ramones y a Alice Cooper donde tenían sólo Tokio Hotel. También pues ven a Dani con una camiseta de Cthulhu y ya estan buscando quien es H.P Lovecraft. En ese sentido ilustramos a esta gente. Aunque para el típico padre asiduo oyente de la COPE, no sea motivo de aplauso. En cuanto a su seguridad, hasta la fecha de hoy, se ha probado que los adolescentes no están seguros en ninguna parte.

Más sobre

Lo más visto...

También te puede interesar...