Heinrich y Swan de Black Rain “La gente que conocemos no puede creerse que seamos franceses”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Los sleazies franceses demostraron su fuerza y su talento en el concierto celebrado en Bilborock el pasado día 30 de abril, en el seno del concurso Villa de Bilbao, categoría Metal.

Considerados una de las nuevas esperanzas del género, hablamos con su cantante, Swan, y su bajista, Heinrich.

Black Rain es un nombre muy sugerente, como demuestran las múltiples entradas en internet, incluyendo una película de Michael Douglas y el último disco de Ozzy Osbourne. ¿Qué significa para vosotros? ¿Qué expresa sobre el espíritu de la banda?

Heinrich: El nombre Black Rain se refiere a la lluvia que cayó después de la bomba nuclear de Hiroshima. La gente que sobrevivió se sintió muy sedienta y se bebió esta porquería, por lo que sus intestinos estallaron. El rock’n’roll necesariamente se refiere a la Segunda Guerra Mundial porque el rock’n’roll es la música que viene justo después. Quizá esta lluvia negra es como el Jack Daniels que bebemos.

Empezasteis a tocar en el 2002 en clubs moteros, versionando a vuestros ídolos. ¿Cómo recordáis esos días? ¿Qué os impulsó a convertir en estable vuestra formación y continuar como profesionales?

H: En primer lugar, no podemos decir que seamos profesionales porque no ganamos el suficiente dinero para dejar de trabajar. Pero, bueno, tocar en estos clubs fue el principio en nuestras mentes, las cosas se aclararon de una manera muy rápida: teníamos que escribir nuestras propias canciones, no podíamos limitarnos a ser una banda de versiones.

Vuestra primera maqueta apareció en 2004 (Twilight, Rain, And Darkness). ¿Qué canciones incluía y cuáles son las diferencias entre la música que escribíais y tocabais y la que escribís y tocáis ahora?

H: Esta demo incluye cuatro canciones, que no son muy buenas y que realmente suenan como speed metal, pero que gustan a mucha gente.
Swan: En realidad estábamos buscando nuestra dirección musical. Era el principio.

Girar por Japón parece inevitable para cualquier grupo sleazy. ¿Qué es lo que ofrece este país y qué podéis comentarnos de vuestra experiencia en agosto de 2006? ¿Teneis nuevas fechas para tocar allí?

S: Japón es un gran país, es muy diferente estar allí. Realmente no sé cómo expresar lo que se siente, es como si estuvieras en otra dimensión. Cuando nos fuimos nos deprimimos de una manera tremenda.

H: Nos lo pasamos de puta madre. Nos pasamos la noche en un bar llamado The Current, un puto bar de rock’n’roll donde puedes escuchar Motley Crue, WASP, Guns’N’Roses, Kiss, etc durante toda la noche y cada día. Allí descubrimos nuevas bandas que tocaban música inspirada en los 80 y nos percatamos de que era posible tocar música y no aburrirse con ello. El rock’n’roll está en nuestras venas, lo escuchamos a diario, pero Japón nos enseñó que podíamos salir adelante.

S: Sí, descubrí que era capaz de emborracharme hasta las trancas cada noche y cantar al día siguiente.

En vuestra biografía decís que queréis vivir en la carretera. ¿Qué os ofrece la carretera para querer vivir en ella con tantas ganas?

H: Cada vez que estamos en casa, sólo pensamos en una cosa: en dejarla. Donde quiera que vas, la gente te dice que están hartos de su ciudad, o sea que la vida nómada es la solución: conocer gente, llevar el rock’n’roll y marcharse a otro lugar.

Sois franceses, sonáis como las nuevas bandas británicas, grabasteis en Suecia, y una de vuestras canciones (Innocent Rosie) está incluida en una recopilación de rock de California. ¿Es toda esta internacionalización una diseñada campaña de promoción o es que sois inevitablemente internacionales?

H: La gente que conocemos no puede creerse que seamos franceses porque los franceses en su mayoría son gilipollas. Te doy la misma respuesta: somos una especie de nómadas, no pertenecemos a ninguna parte.

S: De todas formas el album ha sido producido en Suecia porque Chris Laney es el chico perfecto para el trabajo.

En vuestro myspace anunciáis que vuestro nuevo album, License To Thrill, va a ser publicado de inmediato y señalais que fue grabado en agosto-septiembre 2007. Tenemos el cd single, Innocent Rosie y queremos más, ¿cuándo va a salir al final?

H: El cd está listo desde hace tiempo, pero tenemos algunos problemas con nuestro sello para que lo publique, problemas de los que prefiero no hablar. Por ahora, si quieres escuchar nuestras nuevas canciones, tienes que vernos en vivo. Pero no te preocupes porque se va a lanzar.

No hace mucho girasteis con los suecos Sister. ¿Cómo resultó la experiencia y como es que acabasteis juntos?

S: Los conciertos con Sister fueron simplemente geniales, fue uno de los mejores momentos de nuestra vida. Si pudiéramos elegir, sólo giraríamos con ellos.

H: Cada uno de nosotros presionaba al otro a hacer cosas todavía más locas. Hemos hecho muchas tonterías en la carretera…

S: Tuvimos una propuesta de gira por Alemania y Holanda y se me pidió que viniera otra banda con nosotros. Como ya les conocía, pues se lo pedí.

Las siguientes fechas fueron en España. En Bilbao, tocasteis en el Villa de Bilbao y después, en Barcelona. ¿Qué diferencias encontrasteis entre estos dos conciertos? ¿Es un pico de 30 minutos, como el de Bilbao, bastante?

H: El concierto de Bilbao era un concurso, por lo que los organizadores nos obligaron a tocar 30 minutos, cuando solemos tocar durante una hora. Nos divertimos salvajemente tanto en Bilbao como en Barcelona. De hecho me importa una mierda el tiempo que tocamos; sólo tocamos y tratamos de hacerlo lo mejor posible. Nunca puedes saber si a la gente le gusta o no; a veces la gente no se mueve pero les encanta, y otras veces se mueven y no compran nada. Lo más importante para nosotros es estar de fiesta después del show y en España lo hicimos. España es un buen lugar para un revulsivo mental.

A propósito, ¿cómo os enterasteis del concurso Villa de Bilbao. ¿Cuáles son vuestras expectativas?

S: Alguien de Metal Dreams nos contactó a través del myspace y nos habló del concurso, por lo que mandé material de Blackrain y hemos sido seleccionados. No esperábamos nada especial, ha estado bien que hayamos podido venir a tocar a España.

Las chicas parecen muy importantes en vuestro mundo; incluso teneis una página de chicas Black Rain. ¿Cómo de duro se hace el tener que lidiar con chicas sexy y guapas, deseosas de hacer cualquier cosa por vosotros?

H: Nos encanta estar rodeados de chicas. Cuando estás con chicas eres lo mejor que puedes ser (risas).

S: Bueno, no es tan duro de lidiar con esas chicas sexys porque la mayoría de ellas son amigas de la banda… pero bueno, sí, lo que están haciendo por nosotros es genial.

Lo próximo es tocar en Francia. ¿Cómo os sentís tocando en Francia? ¿Cómo es la escena de rock? ¿Nos recomendaríais algunas bandas? ¿Seguireis girando después?

H: Francia no es conocida por ser un lugar rockero pero la gente allí nos conoce como la banda sleazy que toca en otros países. Por lo que puedes encontrar tanta gente que nos quiere como que nos odia. Qué más da, donde quiera que vas, la fiesta es dura.

S: He oído que cada vez hay más fans del sleazy en París y en otras ciudades, lo que me parece increíble pero es bueno porque los medios parecen odiar volver a los 80. No conozco ninguna banda francesa… pero hemos tocado en un festival glam en el sur y había bastantes cosas guapas, como Rakel Traxx.
No seguiremos de gira porque tenemos que prepararlo todo para el lanzamiento de nuestro album y eso requiere mucha implicación, mucho trabajo, por lo que tenemos que dedicarnos a eso.

Por último, mandad un mensaje a todos aquellos que sienten curiosidad por vosotros después de leer la entrevista. ¿Cómo deberían acercarse a vosotros? ¿Qué deberían saber de la banda?

H: Somos salvajes pero muy majos. No te echamos mierda a la cara si no eres un gilipollas. Nos gusta estar de fiesta todo el rato y si quieres unirte, siempre eres bienvenido. Si quieres follar, siempre hay un miembro de Blackrain que puede ajustarse a tus necesidades, sólo tienes que buscar al adecuado. La mejor táctica es esperar a que estemos borrachos y después todo es posible. Diablos, cojonudamente síiiii.

Más sobre

Lo más visto...