The Machine Girl, Noboru Iguchi (Kataude mashin gâru - 2008)

Machine Girl es la desmembrada visión del director, actor y guionista Noboru Iguchi. Un festival de extremidades voladoras de buen splatter oriental. Con una producción bastante apañada y cargada de violencia, arrancan los primeros minutos del film – y la historia de Ami Hyuga (Minase Yashiro), una joven huérfana cuya impecable trayectoria social se ve amputada por las trifulcas de su hermano Yu con una familia Yakuza de la ciudad.

En menos de dos días, Ami perderá a Yu, y más tarde, cegada por el resentimiento y su fuerte concepto del honor, un brazo bajo el filo de una katana Kimura. La historia gira única y exclusivamente en torno a esta venganza soñada por la protagonista, a la que más adelante se le unirá Miki, una mecánica, y madre de un amigo de Yu que también resulta asesinado por el primogénito del clan Kimura. La estética estridente y el carácter de los personajes, ya de por sí histriónico, roza la auto-parodia y rota con humor negro constantemente sobre lo mismo: muerte-mata-muere.

Primero fue ‘El ejercito de las tinieblas’ (y el brazo motosierra), luego ‘Planet Terror’ (y la pierna fusil) y ahora con la ayuda de Miki y su marido, Ami luce una prótesis letal, a base de ametralladora y proyectiles para el muñón.

Con un look de telefilm chatarrero y con una duración que puede resultar excesiva, el único plato fuerte del film son las delirantes escenas de acción, donde el buen hacer del equipo técnico nos obsequia con abundantes y divertidas coreografías gore, rozando siempre el absurdo más absoluto. Miembros amputados que riegan como aspersores, boquetes cefálicos, ninjas en chandal y tempura caliente; muy recomendable todo para descojonarse un rato en compañía y aficionados al subgénero.

[Rating:6.5/10]


Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp