Kalisia ‘Cybion’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Seguramente a pocos de vosotros os sonará el nombre de Kalisia. Tampoco es fácil adivinar que son franceses. Sin embargo, estoy seguro que al final del año éste será uno de los discos que muchos recordéis. Una auténtica sorpresa que encuentra su grandeza en la calidad con que va tocando varios palos desde una base de death metal melódico.

Brett Caldas-Lima es el padre y casi la madre de esta prodigiosa criatura, pues no solo está detrás de la guitarra, la programación y las voces death, sino que produce el trabajo. Además es de justicia destacar el trabajo de Laurent Pouget a los teclados, inundándolo todo de melodía.

Las particularidades son muchas, y realmente lo convierten en una pieza única. La primera y más llamativa es que han tardado más de diez años en terminarlo. De este grupo solo se sabía por un demo del año 1996. Desde entonces, solo apariciones en proyectos paralelos y trabajo en la oscuridad para llevar esta travesía a buen puerto. La estructura del disco recuerda a las dos partes de Crimson, de los desaparecidos Edge of Sanity, reforzando así los parecidos entre sus creadores (dan Swäno también es multiinstrumentista a la vez que productor). Los cortes, de duraciones muy diversas, se suceden dando la impresión de ser un único y eterno tema de más de una hora de duración. Además, se agrupan en cuatro partes, cada una de las cuales se identifican con las cuatro primeras letras del alfabeto. Cada uno de los nombres de los temas comienza por la letra del grupo en que está.

Sobre el contenido solo puedo decir que me ha encantado. Recuerda al ya mencionado doble trabajo de Edge of Sanity, pero creo que lo supera en calidad, pues se mueven con extrema solvencia en el terreno del metal progresivo más técnico. Todo ello sobre un fondo claramente enfocado al death, unas veces más melódico y otras más puro. Pero además, para acabar de hacer una mezcla explosiva coquetea con el avantgarde y el jazz metal, mezclando con profusión sintetizadores y sonidos electrónicos y otros instrumentos poco comunes como el saxofón. Y para dar más colorido, añaden voces femeninas.

Aunque realmente resultan poco identificables, este disco cuenta con la colaboración de un amplio abanico de artistas: Angela Gossow (Arch Enemy), Arjen Lucassen (Ayreon), Andy Sneap (productor), Paul Masvidal (Cynic, Death) y Tom MacLean (To-Mera) entre otros.

Puede parecer que exagero, pero este disco puede llegar a convertirse en pieza de coleccionista, puesto que no solo es un gran trabajo, sino que además, al estar autoproducido, solo puede adquirirse a través de la web del grupo o en tiendas especializadas de Francia. Para acabar de hacer más dulce el pastel, se incluye un segundo Cd en el que encontraremos la remasterización de su demo (Skies) y cuatro versiones que dejan a las claras qué grupos y estilos les han influenciado: Dream Theater, Cynic, Loudblast y Emperor. Por favor, si alguna vez habéis coincidido con mis opiniones, buscad sin dilación la manera de darle una escucha a este increíble trabajo. Y si no, intentadlo con la mente bien abierta, porque es de una complejidad y calidad dignas del esfuerzo.`

[Rating:9/10]

Más sobre

Lo más visto...

También te puede interesar...