Primal Fear ‘16.6 before the devil know you’re dead’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Tras un fabuloso New Religion, los nuevos sargentos del metal Europeo vuelven por sus fueros mas conservadores y brindan un recomendable disco de Heavy casual que gustará a los fanáticos de sus primeros pinitos.

No todo puede ser como uno quiere, y en el caso de Primal Fear, parece que el éxito cosechado con ‘New Religion’ no se ha visto compensando con una nueva ruta por el mismo sendero. Toda la majestuosidad, la epicidad que consiguieron plasmar en este disco, es sustituida por una demostración de puro Heavy Metal que pretende volver a las raíces de esta ya veterana formación Germana. Personalmente, me hubiese gustado que Primal Fear siguiera haciendo uso de los recursos que utilizaron en su anterior disco y es que creo que dieron con la fórmula perfecta para gustar a sus antiguos fans y a la vez poder evolucionar hacia un esquema mucho mas prolífero que el que vuelven a recuperar ahora.

Empezamos con un corte puramente power-metalero, con un doble bombo incesante que mide una canción decente, con un estribillo feliciano y un Ralf Scheepers mas que correcto. Se nota la ayuda inevitable del genio Magnus Karlsson, que ya se ha integrado en la banda como un headbanger mas y la sección rítmica impecable a cargo del cerebro Alemán Matt Sinner y su lugarteniente Randy Black.

Si sois de los que seguís pinchando el ‘Nuclear Fire’, os encantará toparos con temas como ‘Under The Radar’, muy similares a lo que antaño ofrecían los chicos de Sinner. ‘Killbound’ es otro de esos que respira heavy metal por sus cuatro minutos: guitarras muy pesadas y un ritmo que nos recuerda a casi todo lo que tiene tachas. Curiosa la balada que cierra el disco, ‘Hands Of Time’, donde todos los integrantes comparten voz… mas allá de eso, no es mas que una pieza de relleno lista para la indigestión.

Me quedo sin duda con las tramas mas melódicas (como no), ‘Torn’ parece una demo de aquellos fantásticos Allen/Lande, o ‘Black Rain’, la canción que mas detalles puede llegar a esconder. Aunque la intención de Primal Fear no haya sido otra que la de brindar a sus fans un material sincero, directo y sobre todo, de buena calidad, creo que han errado en huir de ese toque profesional que perfilaron en su debut con el sello italiano.

Temazos como ‘Fighting The Darkness’ demostraron que podían llegar a ser los nuevos Scorpions, lamentablemente, han vuelto a la siempre querida gruta del heavy metal. Nos toca disfrutar desde la oscuridad pues, de un álbum que de seguro gustará a todo el mundo.

[Rating:7.5/10]

Etiquetas relacionadas

Lo más visto...

La edad dorada del grunge

La Edad Dorada del Grunge

Fueron la voz, o quizá mejor dicho el grito, de una generación arrinconada. Crearon himnos a partir de lamentos, y