Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Después de dejar sin aliento a todo el que se atrevió con el anterior ‘The last kind words‘, este grupo liderado por el pequeño pero matón Dez Fafara nos presenta este nuevo trabajo en que han renunciado a parte de sus atronadores riffs en beneficio de más melodía. Un trabajo distinto y al que hace falta dedicar algún tiempo para conseguir interiorizarlo.

Si bien la escucha comienza con el tema que da nombre al disco, y del que ya os adelantamos el video, más en la onda del death melódico del anterior disco, enseguida encontraremos un buen ejemplo del giro de su sonido con ‘Pure sincerity‘, un tema lento y denso pero con riffs bastante sencillos que coge fuerza al final. Con ‘Fate stepped in‘ nos encontramos en parámetros totalmente thrash, volviendo un poco a los orígenes de la banda y con un gran trabajo de John Boecklin en la batería. De nuevo al final demuestran que también se pueden hacer buenos temas con buenas melodías.

Sigue ‘Back with a vengeance‘, en una onda muy rockera y oscura con un estribillo vacilón, pero que no convence mucho. Más animada es ‘I’ve been sober‘, que tras un comienzo y un final que casi podrían firmar Rhapsody, recuerda al sonido que caracterizó al grupo en sus dos primeros discos. Después viene la extraña ‘Resurrection BLVD.‘, basada en un arpegio y con un desarrollo bastante duro al oído. Sin duda un tema arriesgado.

A partir del prescindible ‘Forgiveness is a six gun‘ siguen varios temas más cercanos a la época más recientemente, como ‘Waiting for november‘, con unos sorprendentes teclados al inicio, ‘Another night in London‘, ‘Bitter Pill‘ o ‘Teach me to whisper‘, de lo mejor del disco, con otro tema, ‘It’s in the cards‘, bastante peculiar entre medias, acabando la escucha con ‘I see belief‘, el tema más técnico del álbum.

Como decía al principio, los temas que cabalgan al ritmo que marcaron en su anterior trabajo son casi la excepción, habiendo renunciado a parte de su velocidad y fuerza a favor de una mayor facilidad en la escucha, quizá un busca de ampliar los horizontes de su público. A mi me ha decepcionado un poco, pero sin dejar de ser un trabajo interesante de una banda en evolución.

[Rating:8/10]

Lo más visto...

La edad dorada del grunge

La Edad Dorada del Grunge

Fueron la voz, o quizá mejor dicho el grito, de una generación arrinconada. Crearon himnos a partir de lamentos, y

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp