Lee Wray (Zen Motel) “La MTV no mató a las estrellas del rock. Fueron los idiotas que compraron los discos equivocados”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

En una escena británica capitaneada por el indie, los anárquicos Zen Motel, vienen dispuestos a arrasar con los pijillos que lucen la guitarra como ornamento. Góticos y nueva oleros, punkis y garage rock, perfectos para una banda sonora de Tarantino, dan bofetadas sonoras con su música y su actitud.

Su cantante y guitarrista, Lee Wray, nos relató por qué encandilan en Japón, cómo se triunfa sin arrogancia, y qué derroteros van a seguir para su tercer disco, después de ‘Stations Of The Dead’.

Tenéis la reputación de ser una de las bandas más explosivas y excitantes del planeta, ¿lo previsteis en 2003? Por entonces, ¿cuáles eran vuestras metas?

Nuestras metas eran divertirnos, viajar, crear grandes discos y dar fantásticos conciertos. Creo que hemos conseguido todo ello, pero todavía priorizamos convertirnos en una banda mayor y mejor, en lo personal y en lo profesional.

Señaláis que sois el antídoto contra ‘los chicos tocando rock en el año de deliberación’ (antes de decidirse por una carrera universitaria) y que no sois un peinado, ¿acaso la MTV mató a las estrellas del rock?

La MTV no mató a las estrellas del rock ni a las bandas de rock. Fueron los idiotas que compraron los discos equivocados los que los enviaron a la tumba como un rayo.

Los títulos de vuestras canciones son atrevidos (títulos como Please, Be Cruel; 21 st Century Bitch; Dresscode Violence; Trackside Pussy), ¿cómo os inspiráis para vuestras letras y cómo surgen?

La inspiración nos viene de todo alrededor: de trozos de conversaciones que has entreoído, de situaciones personales, y de sonidos. Siendo honesto, no creo que las letras sean tan atrevidas. Si no escribes sobre el sexo, las drogas, el amor, y la pérdida, eres un mentiroso.

Os financiasteis y os grabasteis, firmasteis por un corto período con un management de altura (el mismo equipo que lleva a Red Hot Chili Peppers y a Marilyn Manson), pero rompisteis relaciones y volvisteis a autoconduciros para el segundo disco. ¿Significa esto que si quieres que algo se haga bien, has de hacerlo tú mismo?

El management tenía ideas completamente diferentes a las nuestras. Tenemos un espíritu independiente muy fuerte, por lo que nunca iba a funcionar con unos tíos diciéndonos qué imagen tener y qué música hacer.

Sonáis muy diferente a lo que hay en el mercado, pero, ¿cuáles son las claves de vuestro estilo?

Siempre escribimos para nosotros, sin tener en mente a una particular mercado o audiencia. Zen Motel siempre irá cambiando tal y como cambia la gente, y nunca nos influirá lo que es popular. Siempre somos nosotros al 100%.

Habéis publicado en Estados Unidos y en Japón. ¿Cómo os trata allí la prensa y el público?

Vendimos más en la primera semana de publicación en Japón que en Gran Bretaña en cuatro años. Parecen estar más abiertos a las bandas británicas que no caen en las ideas prefijadas de lo que debería ser un grupo. Sólo publicamos en Estados Unidos a través de las descargas de I-Tunes y esto es algo que esperamos rectificar para nuestro próximo trabajo.

Habéis tocado con diferentes artistas, como Backyard Babies, ¿quién es el que más os ha impresionado? ¿Con quién os gustaría tocar?

Nuestra mejor gira fue Thrashtock Tour con Patchwork Grace y Disarm, porque éramos tres bandas con similar actitud y perspectiva. Fueron dos semanas de un cielo libre de egos. Me encantaría tocar con Diamanda Galas, ¡pero supongo que nunca sucederá!.

Acabáis de presentar un nuevo tema, Death Rock City, y a un nuevo batería, Darius Claydon, ¿qué váis a ofrecernos en vuestra tercera entrega, que ya estáis grabando?

El tercer álbum va a ser más duro y más rápido, con algunos giros y vueltas inesperados. Nos estamos tomando nuestro tiempo, queremos que todo sea perfecto. Cada uno de los miembros de Zen Motel, pasados o presentes, han puesto su granito de arena en la remezcla. Nuestro batería Darius nos ha inspirado a tocar más duro que antes.

Sois británicos, ¿Qué opináis de la escena de vuestro país? ¿Qué bandas no deberíamos perdernos?

¡La escena de rock británica apesta! Hay montones de bandas pero ningún sitio donde tocar y una audiencia menguante. La escena Indie es la fuerza dominante, pero los cracks comienzan a destacar. Los muros pronto cederán bajo su propia auto importancia y mentira. Creo que es más divertido que busques tú las bandas, por lo que surfea por Internet y vete a algunos bolos y haz nuevos descubrimientos.

Tenéis una canción llamada ‘Curse of the Girlfiend’ (La maldición de la aficionada a las chicas), ¿qué hace falta para convertirse en un aficionado a Zen Motel?

Hace falta tener un espíritu independiente y una mente abierta que piense por sí misma y que no se fije en la música prefabricada y corporativa de la televisión y de la radio comercial.

Más sobre

Lo más visto...

También te puede interesar...