La carretera, Cormac McCarthy (The Road - 2006)

Después de acercarnos en la crítica anterior al best-seller del momento, esta vez cambiamos de registro para comentar un libro interesante, duro, filosófico y, como escuché en la radio la primera vez que oí hablar de él, ‘un puñetazo en la boca del estómago’.

La Carretera (‘The Road’) vio la luz en 2006, y hasta ahora apenas ha llegado a las estanterías del público general. Sin embargo, esto va a cambiar dentro de unas semanas, cuando se estrene la película protagonizada por Viggo Mortensen, y empecemos a escuchar aquello de ‘del mismo autor que escribió la novela de ‘No es país para viejos’. Es curioso que esto vaya a despertar más interés que el hecho de haberse llevado el Premio Pulitzer a la mejor obra de ficción en 2007.

Creo que una de las cosas que más me gusta del libro es el título, y lo digo en serio. Si tuviera que resumir la historia en una frase, trata de un padre y un hijo que caminan por una carretera en un mundo post-apocalíptico. A partir de ahí, cada uno puede desarrollar la historia; McCarthy narra y describe, pero sobre todo hace que sus personajes dialoguen. No les queda otra. Un poco por debajo de esos diálogos, casi sin que nos demos cuenta, no deja de filosofar. Su modo de narrar y describir es duro, crudo, con frases cortas que, como mencionaba antes, van directas al estómago. Sin embargo, la base filosófica es distinta: es dulce e ingenua, ya que viene de las preguntas que el niño pequeño le hace a su padre. ¿Por qué tenemos que caminar? Porque vienen los señores malos. ¿Y por qué son malos? Porque tienen hambre. Nosotros también tenemos hambre, ¿algún día podemos volvernos malos? No, nosotros no. ¿Y por qué no? Porque no.

No es un fragmento literal sacado del libro, pero es el discurso que utiliza el autor para que cada lector, tal y como hace el padre en la obra, se plantee las inocentes preguntas del niño hasta que no le queden respuestas. Tampoco quiero asustar a nadie: La Carretera no es un libro de Filosofía, sino una obra de ficción en toda regla, convencional en cuanto a su estructura y con cierto ritmo y emoción. Lo que quiero decir es que la idea de un mundo post-apocalíptico y peligroso nos ha llegado a través de cientos de películas, y esta vez, gracias a este libro, por fin esa clase de historias nos pueden hacer reflexionar seriamente. En este caso no tiene ninguna importancia qué le sucedió al mundo para que llegara a ese estado. Los personajes no tienen tiempo para pensar en ello, y por lo tanto nosotros tampoco. Tanto ellos como nosotros nos vemos arrastrados por la fuerza de la carretera, de la cual viene el peligro, pero que también puede traer la salvación. Por eso decía antes que el título me encantaba. A priori no dice nada, pero una vez leído el libro hace que esas dos palabras le transporten a uno a un mundo distinto y a la vez muy parecido al nuestro. Al que cada uno llevamos dentro.

La Carretera es un libro de matices. Algunos podrán destacar, como yo lo he hecho, su contenido filosófico. Otros podrán acercarse más a lo ético, a valorar si está bien o mal el modo de actuar de los personajes, o a algo más básico como el instinto de supervivencia y de protección del padre. Por eso, os invito a que lo leáis –además, es corto– y que cada uno opine sobre lo que más le ha llamado la atención de él.

Recomendado para: gente que busca en un libro algo más que un mero entretenimiento. Mas que ‘recomendarlo para’, debería ‘recomendarlo cuando’: alguien esté cansado de best-sellers vacíos y quiera acercarse a uno con mucho contenido.

No recomendado para: gente que está buscando un tipo de narración convencional. Como he dicho, las narraciones y descripciones son frías y cortantes –al menos en la versión original–, y cuesta hacerse un poco a ese ritmo de escritura.

El mejor escenario: sin duda, un gran libro para una fría noche de invierno, sentado en el sofá, con los pies en la mesa y tapado con una manta. Eso sí, nada de televisión de fondo. Como mucho, algún disco de bandas sonoras en el estéreo.

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp