Reconozco que desde ‘White Pony‘ le perdí bastante la pista al grupo. Me estremeció el accidente, así como sus lamentables secuelas, sufrido por el bajista Chi Cheng. Aunque confieso que tampoco tampoco he seguido atentamente la cobertura que se le dio al suceso. Se que se han realizado conciertos benéficos, y recaudado fondos por distintas vías para ayudar con los gastos del serio tratamiento que está recibiendo el músico norteamericano. Al respecto, solo puedo enviar ánimo y consuelo a los seres queridos, al mismo tiempo que desear sinceramente que se lleve a cabo la recuperación. Sin embargo, al margen del desgraciado incidente, la banda continua con la promoción de su más reciente trabajo de estudio, ‘Diamond eyes‘. Y en esta ocasión, lo hacen con un vídeo totalmente psicodélico e hipnótico, para el corte más intimistas del disco. Visualmente es una belleza subacuática, que goza de un sonido inconfundible, y supone un acompañamiento perfecto para los que estamos llevando el calor por casa a estas horas de la noche.


Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp