Resident Evil: Ultratumba, Paul W.S. Anderson (Resident Evil: Afterlife - 2010)

Resident Evil: Ultratumba, Paul W.S. Anderson (Resident Evil: Afterlife – 2010)

Resident Evil: Ultratumba, Paul W.S. Anderson (Resident Evil: Afterlife - 2010)

Más sobre

Cuando sale en una conversación el tema de Resident Evil, las personas que me conocen siempre me preguntan lo mismo, «¿por qué?», con lo que me gusta a mi el cine de terror, y en concreto los muertos vivientes ¿no he podido ver ninguna de las películas o haber jugado al videojuego? La respuesta es sencilla. Porque no me interesa, nada en absoluto. No por nada en particular, sino por todo en general. No me interesa ni la Corporación Umbrella, ni sus experimentos, ni sus mutaciones, ni los personajes protagonistas, ni mucho menos lo que les suceda a cualquiera de ellos.

Lo siento por Paul W.S Anderson y su señora, algún día veré ‘Horizonte final‘, pero por ahora desde mi punto de vista, se podía dedicar al padel. El reparto protagonista simplemente no tiene la culpa, a ellos les pagaron el billete y se subieron tan contentos. Entonces te despiertas, llevas 20 minutos de película y te das cuenta de que solo has visto el mismo tiroteo a cámara lenta que ya has visto un millón de veces. Con piruetas en el aire, casquillos de bala flotando y trozos de escayola volando en mil pedazos con techno insípido de fondo.

Quizá no sea el más indicado para hablar sobre la adaptación de tan popular y mítico videojuego al cine. Desconozco si los personajes y criaturas están bien caracterizados o si el argumento es respetuoso. Pero aquí ninguno de esos elementos se merece una adjetivo agradable. Más teniendo en cuenta lo muy de moda que está el género, y la cantidad de competencia y buena calidad que se puede encontrar solo rebuscando un poco en la estantería zombi. En ese sentido ver esta película me supuso la misma emoción que repostar gasolina ayer por la mañana.

Por supuesto, no me han entrado muchas ganas de recuperar el tiempo perdido, y comprobar si las anteriores partes de la saga merecen de atención. Para entender Resident Evil 4 no hace falta haber visto las otras, o haber jugado al videojuego. La película no tiene ningún sentido, ni nudo, ni ambición. Es un producto con una buena factura técnica, aunque demasiado ordenador para mi gusto, que se ha adaptado a las necesidades de la cartelera en la liga del consumo rápido.

[Rating:4/10]


Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp