En la antesala de Halloween pudimos disfrutar de un pequeño y heterogéneo festival de emergentes bandas locales de Valencia, con unos invitados de la capital. El lugar elegido fue la Sala XY rock, una de las últimas salas en llegar a esta comunidad tan poco dada a tener locales con unas condiciones mínimamente decentes para acoger un evento de estas características y, quien, sabe, algunos de mayor calado.

IN MUTE

Los primeros en abrir fuego fueron los locales In mute, grupo del que ya os hemos hablado anteriormente. Si habéis seguido su trayectoria, sabréis que se dedican al death metal melódico estilo Gothemburg, y así lo demostraron desde el minuto uno y durante los poco más de treinta minutos que duró la descarga. Caña con pocas contemplaciones, aunque el sonido de la sala no dejaba apreciar con claridad los distintos instrumentos, en especial las guitarras. Eso sí, hay que destacar sobretodo la potente voz de Steffi, surgida del mismo barrio del infierno que Angela Gossow. Su delicado aspecto oculta una voz auténticamente brutal, y solo una ligera bronquitis nos impidió disfrutarla en toda su intensidad.

VIOLET JUNE

Los siguientes en pisar el escenario fueron los madrileños Violet June. En tanto que su estilo se acerca bastante al rock indie o alternativo el contraste con sus predecesores fue brutal. Además, contaron con la desventaja de ser los ‘foráneos’ por lo que no tenían a la clásica trouppe de incondicionales que anima a los grupos de casa. Aun así, no se vinieron abajo y desplegaron su música con total entrega, entusiasmo y profesionalidad aportando su toque de calidez y su tono algo más intimista a la noche, e incluso algún toque exótico, puesto que su nuevo y enérgico cantante se animó en varios momentos con los bongos. En especial me llegó su versión del ‘Trains’ de Porcupine Tree, un tema que siempre he admirado de los de Steven Wilson.

ANYONE

A esas alturas de la noche, la sala empezaba a presentar un aspecto bastante decente. Los terceros en salir fueron Anyone, grupo del que también hemos hablado anteriormente. El hecho de haberlos visto en anteriores ocasiones, y en otras salas, permitió comprobar que siguen avanzando como grupo, mejorando sobre el escenario y adquiriendo más experiencia, algo básico en este negocio. Si hay un pero que poner es la excesiva ‘locuacidad’ que demuestran en ocasiones y que te pueden dejar algo frío entre tema y tema, sobretodo si no formas parte de la broma de turno. El setlist fue parecido al de anteriores ocasiones, pero tuvo, en mi opinión, mayor aceptación, lo que da muestra de su proyección y de que su propuesta va calando poco a poco entre el público.

THIRTEEN

Y finalmente llegó el plato fuerte de la noche. Personalmente tenía ganas de ver en directo a Thirteen, grupo surgido de las cenizas de los extintos Inside Limits. Y parece que los hermanos Blasco se han rehecho de aquel golpe y han vuelto más fuertes que antes, pues lo que vi y escuché me sorprendió gratamente. Tras una breve intro electrónica salieron al escenario con unas máscaras blancas para desplegar su setlist. Su estilo, por ponerle una etiqueta reconocible, se podría definir como metalcore melódico y progresivo. Un sonido moderno, potente y técnico, y en el que destaca la tremenda voz de la joven Olaya Alcázar, todo un cañón vocal que complementa perfectamente el gran trabajo instrumental de sus compañeros y que tuvo su momento álgido en el tema lento ‘The nameless words’. Ojito a esta chica.
Sobre la calidad técnica del resto de la banda poco hay que decir, pues son de sobra conocidos por aquí. Eso sí, me sorprendieron los arreglos electrónicos que acompañan sus temas. Aunque las comparaciones sean odiosas, viéndoles, y más con las caras pintadas, me vinieron a la cabeza unos Slipknot algo más técnicos y potentes. Si a eso le sumamos el mejor sonido de la noche, y un gran despliegue de luces, nos sale un concierto de notable alto.

Lo más visto...

La edad dorada del grunge

La Edad Dorada del Grunge

Fueron la voz, o quizá mejor dicho el grito, de una generación arrinconada. Crearon himnos a partir de lamentos, y

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp