La quinta jornada de festival pude asistir a dos sesiones: ‘The Red Chapel’ y la Maratón de Vampiros. La primera, ‘Red Chapel’, es un documental sobre dos humoristas daneses, Jacob Nossell y Simon Jul, de orígen surcoreano y adoptados de niños en Dinamarca, que viajan a Corea del Norte junto con su director, Mads Brügger, que en realidad es uno de los creadores de gags más importantes de Dinamarca (imaginaos a Berto de Buenafuente pero en danés). Los dos humoristas han de representar una función en un intercambio cultural entre Corea del Norte y Dinamarca, que inicialmente permite su obra tal y como la han preparado, pero que un director norcoreano, poco a poco, va adaptando a lo que Corea del Norte considera correcto.

Durante todo el documental son acompañados por guías asignados por el gobierno, que solo muestran lo que el régimen de Kim Il Sung consideran correcto, y a los que mediante giros lingüísticos y puestas a prueba, hacen ver los abusos que existen en el país.

La acción no se desarrolla únicamente en un teatro, también se ven sus visitas a Piongyang, al paralelo 48 (frontera entre Corea del Norte y del Sur, y el lugar más militarizado del planeta), durante un picnic, una manifestación en celebración del aniversario del día que USA invadió Corea del Norte y comenzó la guerra, en sus habitaciones de hotel… y demostrando en todo momento una fingida aceptación del régimen –para evitar problemas- pero discutiendo en privado las cosas que más les molestan y llaman la atención de lo que están viendo y viviendo. Realmente un punto de vista bastante insólito de Corea del Norte.

De la Maratón de Vampiros cabe destacar los dos cortos iniciales: ‘Miedo / Wikipeli 2’ y ‘Sacrifice: A Vampire Tale’, así como la entrega del premio María Honorífico a toda su carrera artística a Sid Haig (‘La casa de los 1.000 cadáveres’, ‘Los renegados del diablo’).

‘Miedo / Wikipeli 2’ fue presentado por Jaume Balagueró, y está protagonizado por Macarena Gómez, Mario Casas y Maria Castro. Muy divertido y con mucho suspense para el poco tiempo que dura. Un corto de vampiros, aunque no lo parezca, pero con otra manera de contar el fenómeno.

‘Sacrifice: A Vampire Tale’ es ya una historia más a la vieja usanza, con una siniestra ambientación y abundante sangre. El resto de películas de la Maratón (‘Stake Land’, ‘Prowl’ y ‘Suck’) son las clásicas de sálvese quien pueda matando al vampiro, con principios diferentes pero desarrollos y finales bastante similares. Nada que destacar de ellas.

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp