Crítica y portada de Before the dawn, Deathstar rising
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Viendo las entradas de las últimas semanas, podría parecer que estamos participando en una especie de competición en la que gana quien más veces mencione el nombre de Tuomas Saukkonen. Pero, por desgracia para nosotros, y para fortuna de los amantes de su trabajo, no es eso, sino el resultado de la actividad incesante de su mente creadora.

No es que haya estado parado precisamente, pero los seguidores de Before the dawn han tenido que esperar tres largos años para recibir este sexto disco. Y creo que les habrá merecido la pena esperar. Para este nuevo esfuerzo, Saukkonen ha contado con el inestimable apoyo de su colega Lars Eikind, que aporta creación y voces limpias tanto en este grupo como en Dawn of solace, complementando las voces death de Tuomas.

El sonido de este nuevo trabajo no dista tanto del que encontramos en el proyecto anteriormente mencionado, o el que factura el nuevo grupo que os presentábamos hace unas semanas, RoutaSielu. Quizá tiene un mayor enfoque hacia el death melódico, sin dejar nunca de combinar las voces limpias y death, especialmente en los enstribillos. Perfecto ejemplo es ‘Winter within’, el intenso tema inicial que anima a agitar la cabeza en los versos y a una escucha más pausada en el estribillo.

El tema que amaneció como single, ‘Deathstar’ se acopla mucho más a la definición que el propio grupo hace de su estilo en facebook: melancholic scandinavian metal. Un tema con una evocadora melodía y un estribillo melódicamente demoledor. Posiblemente, sin ser la más cañera, sea de lo mejor del plástico. Algo parecido podría decirse de ‘Rememberance’, aunque en este caso se trata de un tema más oscuro.

‘Unbroken’ devuelve la contundencia a nuestro auriculares. Un tema con una entrada rápida y de potente batería, que sigue con las guitarras repartiendo pesados riffs a diestro y siniestro. Otro gran tema seguido de nuevo por uno en una onda más melódica, en este caso ‘Judgement’, no tan bueno como ‘Deathstar’, pero con unas fantásticas voces limpias. ‘The wake’ aporta como novedad la entrada de la guitarra acústica en algunas partes, aunque no es un tema especialmente destacable.

La parte final comienza con la intensa ‘Sanctuary’, con la combinación por un lado de los potentes riffs y de las voces melódicas y la guitarra acústica por otro. ‘Butterfly effect’ es más death melódica y tiene el punto de velocidad necesario para animar este final. Un puntillo que también tiene ‘Wreith’ pero en este caso con mucho de ese toque tan invernal que Saukkonen sabe dar a sus composiciones.

En definitiva, los que hayan estado esperando este trabajo pueden estar contentos. No solo es la culminación de un año lleno de novedades relacionadas con el trabajo de Tuomas Saukkonen, sino que es un trabajo lleno de energía, potentes guitarras y ese sabor a frío y nieve que sabe dar a sus composiciones. Además, cuenta con la inestimable ayuda de las voces limpias de Lars Eikind, que no solo sirven para dar equilibrio, sino que en muchas ocasiones brillan con luz propia. Un auténtico lujo escandinavo.

[Rating:9/10]

Lo más visto...

La edad dorada del grunge

La Edad Dorada del Grunge

Fueron la voz, o quizá mejor dicho el grito, de una generación arrinconada. Crearon himnos a partir de lamentos, y

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp