Whitesnake, crítica y portada de Forevermore
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Que la serpiente intenta esquivar su edad de jubilación es ya un secreto a voces. Que David Coverdale parece haber dado con la configuración perfecta para la continuidad de su creación más aplaudida, también.

‘Forevermore’ es un paso en adelante en la senda que ‘Good To Be Bad’ había trazado hace unos años: Un sinuoso viaje por el Hard/Blues Rock de tintes más actuales que devolvió a uno de los sellos más grandes del rock a la escena con vítores y virotes.

Su propuesta a la moda con los tiempos que nos ocupan, no convenció a cierto sector fanático del ex-Purple, pero yo sigo insistiendo que lo obtenido en ‘Good To Be Bad’ es algo de lo que estar orgulloso. ‘Forevermore’ es quizás una oportunidad para calmar a las fieras y seguir alimentando a las mascotas; un equilibrio entre el sonido más característico de Whitesnake y una producción que los conduce hacia una realidad actual y palpable. Resumido en un posible titular: Mejoras para todos los públicos. El arraigamiento de los maestros Reb Beach y Doug Aldritch de seguro es una variable que hemos de tener en cuenta a la hora de exponer las virtudes de este plástico y es que el buen hacer de ambos guitarristas es uno de los regalos que se esconden a lo largo de las 13 pistas que completan el periplo. Disco largo, si me dejan opinar, quizás excesivamente largo (Por sacarle alguna puntilla al huevo frito).

En lo que respecta al sonido, la serpiente vuelve a propinar una serie demostración de Hard Rock contundente con un aderezo constante de Blues y, como ya he comentado anteriormente, una producción actual (y genial) que hace que el disco no caiga podrido bajo una primera escucha. La voz de Coverdale, si bien parece sustituir registros hercúleos por carraspeos faltos de alma, cumple sin sorprender en ninguna dirección. Cortes como el catapultado ‘Love Will Set You Free’ son un claro ejemplo de lo que Whitesnake tiene por ofrecer: Mucha guitarra, mucho rock y cientos de compases pegadizos. ‘I Need You (Shine A Light)’ es otro de los ojos de la serpiente blanca apostando por un sonido de cuerdas muy Americano y otra buena dosis de pegamento en su puente y estribillo.

Tampoco faltan las obligadas baladas de radio nocturna como la acertadísima ‘Easier Said And Done’, una pieza que de seguro rogaréis por repetir, en mi opinión, una composición sobresaliente que sorprende en los tiempos que corren. En una onda incluso más relajada camina ‘Fare Thee Well’ con un Coverdale que se deja acompañar por una retaguardia acústica muy bien encajada. Para seguir administrando rock, Whitesnake se guardan joyitas como ‘Dogs in the Street’ y ‘Love And Treat Me Right’, dos constantes que solo entienden de guitarras y vieja escuela. Podría decir que quizás la falta de constancia en la calidad de algunas canciones y la extraña sensación de que el disco se hace largo impiden que ‘Forevermore’ se cuelgue el sobresaliente. No obstante, Whitesnake pueden montar su tours orgullosos de seguir extentiendo su legado más allá del tiempo y el espacio que en un principio parecía limitarlos. ¡Larga vida a la serpiente y a sus crías!

[Rating:8/10]

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp