The Poodles, Performocracy crítica y portada
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Creo que nadie puede discutir que el liderazgo de la escuadra hard rock melódica recae en los suecos The Poodles. Con su cuarto lanzamiento de estudio, la banda norteña pretende enmendar el ligero pinchazo sufrido por ‘Clash Of The Elements’ y redirigir su forma de retratar la música hacia la senda dibujada en sus dos sobresalientes discos prematuros.

Sin hacer uso excesivo del bisturí, si que me atrevo a decir que este ‘Performocracy’ es superior a su anterior y algo decepcionante entrega. La banda liderada por el amago de capitán Sparrow Sueco, Jakob Samuel, prefiere vertir sus esfuerzos en temas que subrayen la melodía y el gancho, dejando atrás travesuras musicales y esfuerzos de escasa iluminación que llevaron a la banda a editar un álbum muy por debajo de su auténtico potencial.

Cortes como el single ‘Cuts Like a Knife’ es lo que se espera de The Poodles: Canciones que se mueven entre el sonido contundente del metal y el toque melódico que siempre caracteriza a las forjas del norte. Muy en onda de los himnos ‘Metal Will Stand Tall’ o ‘Streets Of Fire’ que encumbraron sus dos primeros trabajos. No se si alguien tiene algo que objetar pero muchos coincidimos en que The Poodles nunca tuvo que alejarse de su esquema resultón y enérgico al que hacen referencia los dos cortes que he subrayado anteriormente.

Si bien el disco en cuestión contiene altibajos que ocultan el auténtico sabor del producto, podemos encontrarnos con joyas como ‘Father To A Son’ donde quedaremos adheridos a las tremendas guitarras de Henrik Bergqvist que apoyándose en una producción francamente notable, dibuja magistralmente un paisaje Hard Rockero de imposible empacho.

Siguiendo con la caza de tesoros, ‘Your Time Is Now’ llega a recordanos directamente a uno de los grandes y es que la sombra de Gotthard parece incluso arropar el talento de los Suecos. ¿Soy solo yo o se ve al alma de Steve Lee flotar por encima de ‘Performocracy’?. El segundo single y primera bala de la recámara ‘I Want It All’ es también un fiel referente de lo bueno que vamos a encontrar a lo largo del metraje, en una onda que se acerca mas al ‘Clash of The Elements’ pero que con suerte recopila lo mejor que pudo llegar a dar. En onda melódica encontramos la genial ‘Bring Back The Night’, quizás el tema mas AORero con el que vamos a toparnos.

Lamentablemente también encontraremos, como hemos argumentado al comienzo del análisis, inevitables momentos de bajón musical que sin hacernos temer por nuestra integridad psicológica, si que hacen bastante la puñeta. La balada de elegante vestido ‘All Time Passing’ y cortes con menos vitalidad como ‘Action!’ son las piezas que construyen la barrera de esta indeseable censura.
Un paso fuera de la vulgaridad y la insipidez es lo que The Poodles han mostrado con este nuevo lanzamiento que, aún estando por debajo de sus dos primeros geniales trabajos, gustará a los fans (que los hay a patadas a día de hoy) y a aquellos que no pretendan estrujar ninguna neurona a la hora de escuchar buen rock.

[Rating:7/10]


Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp