Numen ‘Numen’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Parece que este va a ser el año de la vuelta de Numen en el panorama musical tras varios años de silencio. Y la verdad es que si en su larga trayectoria este grupo vasco hubiera tenido continuidad, estaríamos hablando ahora mismo de una banda importante dentro de la escena del pagan metal europeo.

Sin embargo la mala fortuna se ha cebado con ellos, teniendo problemas de todo tipo; desde encontrar una discográfica que les promocione, hasta buscar un batería que se adecuara al grupo. Con esfuerzo, y a pesar de haber encontrado discográfica, el problema en la batería sigue presente, contando de momento con Alfred Berengena, un músico de sesión contratado exclusivamente para las actuaciones en directo.

En cuanto a la discográfica responsable de colaborar con ellos, se trata de LADLO Productions, un pequeño sello francés que tiene en nómina unos cuantos grupos de black metal. Pues bien, con motivo de este contrato, la banda afincada en Arrasate ha reeditado su último álbum con una nueva ilustración para la portada, así como la inclusión entre el packaging de sus letras traducidas del euskera al inglés, imaginamos de cara a darle un pequeño empujón a lo largo y ancho del viejo continente. Eso sí, si esperáis cambios en cuanto al sonido os llevareis un buen chasco, ya que no han removido nada de lo que estaba grabado, y el disco se escucha con la misma producción del editado allá por el 2007. Que a mi entender me parece perfecto, si hay una cosa que está bien hecha, es mejor mantenerlo como está y no pifiarla.

Para la gente que no haya tenido la oportunidad de darle una escucha, he de deciros que en mi opinión, fue uno de los mejores lanzamientos que vieron la luz ese año dentro del metal extremo. Siendo un trabajo que todo amante del género debería conocer, pudiendo encontrarse y chocar de lleno con un disco de black metal sin concesiones, abrasivo, duro, rápido y porque no decirlo, emotivo en algunos momentos. Comparado con los primeros trabajos de la banda, trasladan a un segundo plano sus pinceladas de folk euskaldun para dotar de un sonido más ‘old school black metal’, acorde quizá con las influencias de unos primeros Immortal. Y repito, cada uno de los seis temas merecen ser escuchados por su gran composición, ejecución y resultado final, que dan empaque a esta música a lo largo y ancho de sus cuarenta minutos aproximados de duración.

Resaltaría ‘Gauaren Irrifarre Izkutua‘, ‘Ahanztuaren Hilobia‘ y sobre todo la colosal ‘Isiltasunaren Hots Hutsa‘. Una obra maestra de diez minutos que cuando la escucho, se me hiela la sangre, sin comentarios… Otra cosa que merece la pena destacar es la labor magnifica que ejecuta Aritz Nabarro, un genio capaz de meternos con su lírica en un mundo desgarrado, de dolor y desesperación, resultando para mi uno de las mejores voces de black que hay en la actualidad. Así que en resumen, este trabajo es una pequeña joya que debe tenerse en cuenta dentro de la bibliografía musical de todo buen ‘blacker’, pero con la mala fortuna de poder llegar a oídos de unos pocos, por la escasa repercusión con la que cuenta la música extrema de nuestro país de cara al exterior.

[Rating:9/10]

Etiquetas relacionadas

Lo más visto...