Bajo este horroroso nombre, que podría hacernos pensar en que vamos a encontrar algo mucho peor, se esconde una formación americana orientada hacia un hard rock bastante comercial y con una voz que me ha recordado por momentos a la de Myles Kennedy. Este tema sirve de presentación de su segundo disco, y es una semi balada bastante conseguida, con un potente estribillo y cuyo fondo está en los problemas que el abuso del alcohol puede llevar a una relación. Eso sí, versión pastel.


Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp