Nos vamos hasta Nueva Zelanda para descubrir a esta reciente formación que pueden presumir de no cortarse con ningún palo musical. En los cinco minutos que dura este primer video suyo, se hacen un crossover del groove y el hardcore headbangueros al thrash más californiano. Al margen de su juventud, demuestran que a pesar de no tener un virtuosismo apabullante, sí gozan del suficiente empuje para representar sus variadas influencias.


Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp