Steven Adler My Appetite For Destruction

Steven Adler ‘My Appetite For Destruction: Sex&Drugs&Guns N’Roses’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Autor: Steve Adler con la colaboración de Lawrence J.Spagnola
Título: My Appetite For Destruction: Sex&Drugs&Guns N’Roses
Editorial: Harper Collins Publishers
Año: Reedición de Julio 2011
Disponible en: Amazon, Waterstone’s

Quien espere encontrar un relato morboso sobre lo guay de ser drogadicto y la mierda en el seno de Guns’N’Roses, que se compre otro libro. Este es un viaje a toda velocidad y sin frenos de descenso al infierno que vivió Steve Adler y el resurgimiento 20 años después con la lección aprendida. Si quieres seguir formando una banda que siga los tópicos después de sumergirte en su subsuelo, bienvenido a la jungla, nene.

Esta es una de las mejores autobiografías que he leído jamás. No sólo el ex batería de Guns’N’Roses tiene mucho que contar si no que lo hace a quemarropa, sin condescendencia hacia sí mismo –se define en este período como un capullo egoísta- ni buscando quedar bien con nadie, de una manera tan sincera, inocente, divertida y amena que es imposible mantenerte al margen.

En él se describe a una persona alocada, temeraria, fiestera, alegre, extrovertida, agradecida y apasionada de la música con una necesidad de mantener la adrenalina alta, de mantenerse siempre ocupado, y de recibir constantes muestras de cariño.

Hablar de Guns’N’Roses le lleva gran parte de las páginas, desde ese proyecto que comenzó a rondarles cuando regaló a Slash su primera guitarra, siendo adolescentes, hasta que le echaron del grupo en 1990 por consumir drogas. En medio de ello, los encontronazos con Axl Rose –memorable el episodio de la bandana perdida- mientras los demás miraban hacia otro lado, las orgías y los grandes momentos sobre el escenario.

Nacido con una tendencia a tener mala suerte, le acusaron de provocarle una sobredosis a la novia de Axl Rose, de maltratar a una novia, de alojar a un violador y asesino, y de incitar al suicidio a una amiga. Es una historia sobre sobredosis, intentos de suicidio, ataques cardíacos, estancias en la cárcel, y lujuria, pero también sobre cómo la pasión por la música y el verdadero amor y apoyo de la familia y de un cónyuge pueden dar las fuerzas para salir adelante cuando sólo se piensa en la muerte. Es la historia de la autosuperación y de sobrevivir al día a día, del niño que a los 11 años decidió ser estrella del rock y que lo fue aprendiendo todo de los mejores baterías del momento al adulto en la década de los 40 que aprendió que las mejores subidas de adrenalina son las naturales. ‘Si mi historia puede mantener a un músico de rock alejado de las drogas duras, entonces My Appetite For Destruction habrá sido un sonoro triunfo’, sentencia el artista.


ENGLISH VERSION

Who expects a morbid tale about the coolness of being a drug addict and the shit within Guns’N’Roses, would better buy other book. This is a speedy trip without brakes to the hell Steve Adler lived in and the renaissance 20 years later with the lesson learned. After getting deep in the underworld, if you want to keep on putting together a band that follows the clichés, welcome to the jungle, baby.

This is one of the best biographies I’ve ever read. Not only the drummer of Guns’N’Roses has plenty to tell but he does it point blank, without condescendence towards himself –he defines himself as a selfish asshole- not looking for pleasing anybody, in a sincere, innocent, funny, and entertaining way you can’t stay away from.

Here you’ll find a crazy, fearless, fun loving, joyful, thankful and passionate about music individual with a need of keeping the adrenaline high, of staying active, and of being showed love.

Talking about Guns’N’Roses takes the half of the pages, from that project that started when he gave away Slash his first guitar, being teenagers, until he was dismissed from the band in 1990 for taking drugs. In between come the collisions with Axl Rose –memorable the bandana episode- whereas the rest looked the other way and the greatest moments on stage.

Born with a tendency to have bad luck, he was accused of preparing an overdose for Axl Rose’s girlfriend, of mistreating his girlfriend, of living with a rapist and assassin, and to induce the suicide of a friend. This is a story about overdosing, suicide attempts, cardiac arrests, time in jail, and lust, but also about how the passion about music and true love and support from the family and wife can give the strength to overcome it all when death it’s all in mind. This is the story of self-improvement and to find the key to survive every day, from the child of 11 years old who decided to be a rock star and that learned everything from the best drummers of the moment to the adult in his forties who found out that best adrenaline highs where the natural ones. ‘If my story can keep one rock’n’roller away from hard drugs, then My Appetite For Destruction will be a resounding success’, concludes the artist.

PUBLICIDAD

También te puede interesar...

Comentarios

4 respuestas

  1. Sé que puede conseguirse en Waterstone’s y en Amazon (al menos en los de Reino Unido, España, y Estados Unidos), pero de momento sólo en inglés.

Los comentarios están cerrados.