Edguy ‘Age of the Joker’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Si por algo recordaré este año será por la cantidad de chascos que me llevé. Y es que, uno a uno, han ido saliendo nuevos discos de grupos de los que uno espera grandes cosas, y al cabo de muchos meses, el sabor es agridulce. El nuevo disco de los alemanes Edguy no viene a mejorar la media.

Y es que no se puede estar en todo, y aunque Tobbias Sammet es un creador insaciable, al final la cabeza da para lo que da. Y por eso nos encontramos ante un trabajo que recupera por momentos la esencia más metálica del grupo, pero que contiene un puñado de temas bastante anodinos solo regados con algún toque de talento.

El ya conocido ‘Robin Hood‘ da comienzo a la escucha. Aunque parezca que no, es de lo mejor del plástico, o al menos de lo más entretenido con su toque pretendidamente épico. Tampoco está mal ‘Nobody’s hero‘ pero a partir de ‘Rock of cashel‘, en onda obviamente más rockera, la cosa comienza a decaer. A destacar eso sí, la parte final, con un cierto aire medieval.

No me ha gustado demasiado el sonido country que tiene ‘Pandora’s box‘, que recurre como casi todas, a los potentes coros para incrementar la intensidad del estribillo. ‘Breathe‘ promete en un principio, pero hay que esperar al estribillo para encontrar realmente algo que te anime. Sin embargo, ‘Two out of seven‘ te corta el buen rollo en seguida. Sin duda, lo peor del disco en dura competencia con la pesada ‘Faces in the darkness‘.

Por suerte, desde este punto el disco asciende un par de peldaños en un cuanto a interés. Comenzando por ‘The arcane guild‘, un corte power bastante clásico, pero efectivo y entretenido ahora sí, con un estribillo que no es la tabla de salvación del tema, sino una buena culminación. Posiblemente sea de lo mejor del disco. También tienen pegada el medio tiempo ‘Fire on the downline‘, y ‘Behind the gates to midnight world‘, aunque a esta última le falla el estribillo excesivamente lento. Terminamos con la balada del disco, ‘Every night without you‘ que cumple bien su función de edulcorar el final de la escucha.

La verdad es que no sabía muy bien qué esperar de este disco, pero sea como fuere, tras varias escuchas no me ha terminado de enganchar. Los momentos interesantes está bastante dispersos y perdidos entre temas que no me dicen nada. Otro trabajo que pasa sin pena ni gloria este año.

[Rating:6.5/10]

Más sobre

Lo más visto...