Fleshgod apocalypse, crítica y portada
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Si nos proponen, así en frío, un grupo a medio camino entre Rhapsody of Fire y Vader, es decir, mezclar metal sinfónico y death metal, puede parecernos a priori una idea de éxito incierto. Pero los italianos Fleshgod Apocalypse nos demuestran con su nuevo disco que no solo es posible, sino que el resultado puede ser tan espectacular como el de este ‘Agony’.

Si ya con el video que conocimos hace unas semanas se elevaban las expectativas, la escucha del trabajo al completo no puede ser más satisfactoria. Desde la inicial ‘The hypocrisy‘, este quinteto nos transporta por un mundo de sonido abrumador, en el que apenas se puede parar para tomar un respiro. Precisamente este tema junto con ‘The deceit‘, ‘The violation‘ y ‘The oppression‘ son los únicos en que se puede encontrar una voz melódica, que no se sabe muy bien qué aporta a tan brutal mezcla. También habrá que ver cómo meten en directo las voces operísticas femeninas de ‘The egoism‘.

A pesar de la brutalidad de la ejecución, estos italianos no renuncian a la melodía, especialmente en los puentes y los solos, lo que añade un plus de belleza a las composiciones y que resta frialdad a la suprema técnica y precisión casi quirúrgica con que ejecutan tema tras tema. Incluso tienen repertorio para incluir un medio tiempo, ‘The forsaking‘, en que predomina el teclado sobre la guitarra y la caña general del resto del plástico.

La espectacular velocidad de la batería puede despertar las dudas de muchos sobre si hay un hombre o una máquina detrás de semejante despliegue de mamporros. Sin embargo, los tan de moda videos desde la batería que reciente hemos visto del grupo, dan buena cuenta de las dotes de Francesco Paoli.

Si tengo que destacar algunos temas de este espectacular compendio de canciones de death metal me quedaría con ‘The imposition‘, ‘The violation‘, ‘The egoism‘ o ‘The Oppression‘. Pero vamos, que recomiendo no dejarse ni un corte en el tintero.

En definitiva, estamos ante un trabajo que da una nueva vuelta de tuerca al death metal, envolviéndolo de una espectacular capa de orquestaciones que, lejos de desentonar, dotan al conjunto una nueva perspectiva para su disfrute. Violencia y elegancia. Velocidad, técnica y precisión viven en estos diez cortes junto con la grandilocuencia de las orquestaciones. Un ‘must have’ para los amantes del metal extremo.

[Rating:9/10]

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp