Le estamos cogiendo gusto a esto del djent, igual que los suecos Vildhjarta le ha cogido gusto a esto de los videos. En esta ocasión nos presentan un nuevo ejercicio de técnica llevada a sus extremos. Dominio total del compás y más precisión que la Black&Decker de McGyver, combinando la brutalidad tanto vocal como instrumental con pasajes en las que predominan las atmósferas más inquietantes. El clip hace suya esa idea, jugando con el contraluz y la oscuridad. Cuidado con estos chicos, que miran alto.


Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp