La Estadea Logo

Insomnium ‘One for Sorrow’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Este año está siendo bastante pobre en cuanto a lanzamientos de bandas de primer orden, pero inversamente rico en novedades de grupos que, sin llenar estadios, están haciéndose valedores del reconocmiento de un número cada vez más amplio de fans. Es el caso de los finlandeses Insomnium que, con este su quinto trabajo, pegan un puñetazo en la concurrida mesa del metal escandinavo.

La escucha se inicia con la instrumental ‘Inertia’, un tema que me ha evocado, y perdonad que me ponga poético, al comienzo de una nevada que, poco a poco, va arreciando hasta convertirse en tormenta. A continuación un tapping doble abre ‘Through the shadows’, tema elegido como single y que comienza como medio tiempo cargado de atmósferas que va ganando en velocidad sin renunciar a la melodía según avanza.

Un poco al contrario sucede con ‘Song of the blackest bird’, que comienza con unas arrolladoras guitarras pero se vuelve más atmosférica a medida que se acerca al estribillo. Destacable es aquí la voz atronadoramente grave de Niilo Sevanen. De nuevo las guitarras toman el protafonsmo en ‘Only the one who waits’, combinando pasajes con melódicos punteos y pesados riffs.

El otro tema avanzado, ‘Unsung’ nos devuelve a una cierta tranquilidad, con unas guitarras más moderadas y algo más de atmósferas. El contrapunto perfecto viene con ‘Every hour wounds’, quizá el tema con las partes más rápidas del disco, con ciertas reminiscencias al sonido Gothemburg que se sobreponen a las atmósferas y un profundo estribillo. Destaca también en la parte final el uso de instrumentos de cuerda para dar aun más belleza al remate de la canción.

Tras la instrumental ‘Decoherence’, el disco entra en una dinámica en la que predominan los medios tiempos. Algunos nos bridan una mayor intensidad como en ‘Lay the ghost to rest’ y en otros optan por una mayor carga melódica como ‘Regain the fire’. Termina el trabajo con el tema que da nombre al mismo y que resulta ser el más lento y melódico, con una enorme carga melancólica casi doom.

En definitiva, siguiendo la línea de novedades como las de Omnium Gatherum o Before the dawn, el nuevo disco de Imsomnium se coloca entre los destacados de este año que finaliza. La escucha nos deja muy buenas sensaciones, compaginando la contundencia con una gran diversidad de atmósferas musicales cargadas de melancolía y belleza.

[Rating:8.5/10]

Etiquetas relacionadas