Asha 'Pleasures of equality'
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Pleasures of equality‘ es nada más y nada menos que el LP número 14 en la discografía del guitarrista Kike G. Caamaño, también conocido como Asha. Este disco fue totalmente compuesto y grabado por el propio Kike justo a continuación de su ‘Euphoria Project‘ en los estudios NewBlue de Málaga. Para la ocasión también encontramos que ha vuelto a contar con la colaboración del vocalista Jacob Poulsen.

El disco empieza con un nacimiento muy especial, que da paso a ‘Welcome to the last parade‘, donde podemos ver a un guitarrista seguro de sí mismo, que disfruta desarrollando tanto riffs abiertos como muteos, tapping, armónicos o distintas etapas de solos con diversos grados de virtuosismo, pero siempre con un gusto y un sentido práctico de la integración con el resto de instrumentos. Todo se puede extraer directamente de esta canción seleccionada como primer single.

De ‘Here we come around‘ llama la atención su transmisión de hard rock grueso, pero con un control de los tiempos sobresaliente. La parte del solo arranca con un grado importante de ganancia y delay, conteniendo la saturación con habilidad y logrando un excelente fundido con la parte principal.

‘Pleasures of equality’ es un disco que mezcla virtuosismo con melodía frenética y pegadiza. Es una lección musical, pero también una grabación que apetece escuchar en cualquier momento

En otras como ‘Come Back‘ se nota una mezcla de tonos épicos y progresivos esto último sobre todo gracias al respaldo de los sintetizadores. Sin embargo entre la voz de Jacob, que para este disco se ha propuesto elevar a todos los espíritus, y unos coros cargados de melodía, consigue un equilibrio excelente.

En ‘Unwritten obsessions‘ tenemos de una de las canciones más agresivas, también una de las que menos dura, pero con un excelente y llamativo duelo a tres bandas, que termina buscando la melodía que parecía estar oculta entre los intercambios de riffs, redobles y chaparrón de Jacob. Este último imagino que tuvo que respirar hondo para seguirle el ritmo aquí a los instrumentos. Por lo general en la guitarra no encontramos demasiados efectos de pedalera, y la tónica que parece marcar la mayoría de canciones es una síntesis entre hard rock puro con ascensiones progresivas, lo cual queda patente por ejemplo en pistas como ‘The deep serenity‘ o ‘So ends the end‘, que retuercen el metrónomo llevando al extremo el ahínco de la voz.

El viaje termina con la íntima y atmosférica ‘Afterlife‘. Cuatro minutos de sintetizadores, percusión, coros y acordes acústicos que parecen importados de oriente próximo.

Pleasures of equality‘ es un disco que mezcla virtuosismo con melodías frenéticas y pegadizas. Es una lección musical, pero también una grabación que apetece escuchar en cualquier momento y simplemente disfrutar. Desde aquí solo le puede desear toda la suerte en este complicado mundo. Qué siga grabando discos tan excelentes durante muchísimo tiempo. Y que nunca deje de ilusionarse con cada nueva canción que se siente a componer. Porque quizá esa no es la forma más beneficiosa de seguir adelante, pero sin duda es la más honesta y emocionante.

[Rating:9/10]


Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp