L'Endeví 'An Eternity', crítica y portada

L’Endeví ‘An Eternity’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest

Menos de dos años han esperado los valencianos L’Endeví en presentarnos nuevo material, y lo hacen con su segundo trabajo: ‘An Eternity‘. Antes de desgranarlo, decir que se formaron en el 2007, y hacen una mezcla entre doom y metal gótico. Su primer cd, ‘When I Desire Something, You Can’t do Anything‘, tuvo una repercusión bastante considerable dentro del panorama nacional, llegando incluso a ser distribuido fuera de España.

Para empezar a calentar motores nos recibe ‘Gold‘. Un tema que comienza con unos sintetizadores y arreglos de orquesta que dan paso a un sonido más pesado y denso, con un bajo bastante marcado, y respirando toques doom. En ‘Red Ivy‘ nos encontramos la melancolía en la voz rasgada de Mamen, acompañada por unos guturales que en conjunto transmiten un dolor tan profundo como el más hondo de los abismos. Destacar los adornos de teclado, proporcionando una equilibrada mezcla entre melodía y metal pesado.

La canción que da título al disco empieza con el bajo de Guillermo, el cual nos adentra de nuevo en otro paisaje bastante melancólico y encantador, pero que peca de una monotonía que se empieza a acusar demasiado pronto. ‘Laments For Loners‘ sin embargo ofrece un contrapunto, sorprende por el ritmo machacón entre bajo y guitarras aportándole un toque más rockero. Con ‘Slug‘ vuelven otra vez la calma, tanta que llega a hacerse un tanto más largo de lo normal, hasta que hacia la mitad realizan un cambio de ritmo brutal, con unos buenos armónicos que le dan vida a la composición.

A casi mitad de disco nos encontramos con ‘We Are The Metal‘. De corte clasicista, donde nos encontramos unos riffs de guitarra impactantes, y donde el teclado vuelve a tomar protagonismo en ciertos momentos. Por su parte ‘My Crow‘ es uno de los que más destacan. El trabajo de la batería es impecable, con un doble bombo bastante acentuado, y una composición diferente a lo que llevábamos escuchado. También destacar aquí el papel de Mamen, donde hace gala de sus registros combinando la fiereza de su voz con momentos más dulces y nítidos.

Silent Enemy‘ se podría considerar la balada del disco. En ella encontramos una sección de guitarras acústicas y orquestaciones que desembocan en un ritmo más movido y un cambio de sonido radical hacia al final, recordando así a otros temas. Para ‘The Hole‘ vuelven a cambiar el ritmo, encontrándonos de nuevo con unos armónicos de guitarra y punteos marcados con precisión.

Unjust Unnatural Deaths‘ es otro tema muy atmosférico que no destaca mucho en conjunto, salvo por uno de los pocos solos de bajo que tiene este trabajo. ‘The Maze‘ será la encargada de cerrar, con más de 8 minutos, y donde han querido volcarlo todo. Siendo la más compleja de todo el trabajo, encontramos ritmos pesados y lentos – haciendo guiños al doom clásico – y un final orquestado para poner el broche de oro a esta obra.

An Eternity‘ es un álbum bastante difícil de asimilar, con pasajes bastante densos y monótonos. Tiene buenas ideas, pero en conjunto puede pecar de uniforme, y llegarse a notar que casi todos los temas son iguales. No quiere decir que las canciones sean malas, ni mucho menos, cortes como ‘My Crow‘ poseen frescura y un toque personal. Gozando en total de un riqueza musical que si la aprovechan con el paso del tiempo les hará ganar muchos mas enteros en próximos trabajos.

[Rating:6/10]


También te puede interesar...

Comentarios