Circus Maximus 'Nine', crítica y portada
Portada de Circus Maximus para 'Nine'. (Click para ampliar)

Circus Maximus ‘Nine’

Circus Maximus 'Nine', crítica y portada
Portada de Circus Maximus para 'Nine'. (Click para ampliar)

Más sobre

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Con historia nacida en 2005 y un muy bien aceptado ‘The 1st Chapter‘, los noruegos Circus Maximus removieron las entrañas del metal progresivo, con un disco donde supieron aprovechar el buen momento que otorgaba al género la popularidad de Dream Theater, aportando originalidad y elementos de otros géneros como el hard rock e incluso el rock melódico. En 2007 volvieron con un ‘Isolate‘ del que bien habló de nuevo en estas mismas páginas virtuales un compañero (aquí). El nivel no bajó y a los ya convertidos a su causa, Circus Maximus unieron aún más seguidores que, sinceramente, espero se multipliquen con su nuevo trabajo, ‘Nine‘ con el que desde luego, cumpliendo dicho, deberían vencer a al tercera.

Sin perderle el respeto a nadie, no puedo evitar sin embargo, repetirme una y otra vez cada vez que vuelvo a escuchar este ‘Nine‘ que sólo con los 10 minutos del tema que abre el disco, ‘Architect of Fortune‘, superan en creatividad, sonido, frescura y originalidad al último disco de Dream Theater en totalidad. Y según te sumerges en el disco el truco se repite: Circus Maximus desde luego no inventan nada ni han descubierto un nuevo planeta, pero saben utilizar mejor que muchos veteranos los elementos que hacen de este tipo de música algo que disfrutar una y otra vez. Sus estribillos, coros, guitarras, solos, parones, teclados en la justa medida, cien cambios de ritmo y estructuras suenan a otras bandas, sí, pero en los últimos doce meses no he escuchado ningún disco capaz de unir todas las piezas con el alma que le ponen estos cinco virtuosos músicos.

«No creo que quede disco de prog metal que supere a este en todo este año»

Y es que si el inicio te deja sin aliento, ‘Namaste‘ demuestra cómo hacer canciones a partir de riffs de guitarra impresionantes con final en estribillo de los que se quedan en lo más hondo de tu cerebro. ‘Game of Life‘ vuelve a sorprender con toques melódicos que rebajan las impresionantes ganas de comerse mundos de todo este disco. Mientras que ‘Reach Within‘ es el temazo que Dream Theater deberían haber soñado y son ya incapaces de escribir. Y sin darte tiempo a respirar, ‘I Am‘ confirma la calidad por encima de lo humano para hacer canciones pegadizas y perfectamente construidas de los noruegos. Tras la cual ‘Used‘ te mantiene despierto con otro riff mejor aún que el anterior cuando ya creías que el disco no podía seguir creciendo. Sólo que entonces ‘The One‘ reinventa el melódico nordico con sonidos de guitarra que podrían cortar paredes… Y sólo entonces, cuando apenas eres capaz de creer lo que llevas oido, se cierra el disco con un ‘Burn After Reading‘ que de nuevo casi roza los 10 minutos de orgasmo sonoro donde este quinteto se alza por razones obvias con una corona que, repito, espero les ponga donde deberían en verdad estar. No creo que quede disco de prog metal que supere a este en todo este año.

[Rating:10/10]

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp