La Estadea Logo

Falling in Reverse ‘The Drug in me is you’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

La historia y música de Falling in Reverse van de la mano de la agitada y tortuosa vida de su cantante: Ronnie Radke.

La vida de Radke se ve perfectamente plasmada en sus letras, tanto las que tenía con su anterior grupo (Escape the Fate) y más aún con las de Falling in Reverse, donde no se ha cortado un pelo en narrar con pelos y señales las deliciosas “telenovelas” que le han llevado a ser quien es y tener tan grandísima enemistad con los miembros de su anterior grupo.

Se trata de una historia sobre traición, dinero y derechos de autor que es una delicia para cualquier groupie un poco cotilla (como yo, para que negarlo).

Una historia que se puede seguir a través de la música (tanto de Escape the Fate como de Falling in Reverse) y también, como no, a través de las continuas riñas vía Twitter que han tenido los miembros de un grupo con los del otro… aunque principalmente centradas en las que han tenido Radke y Craig Mabbit, el actual cantante (y por tanto sustituto de Radke) de Escape the Fate.
La cuestión es que, tras conseguir la fama con Escape The Fate, Radke y otros miembros de ese grupo perdieron “el control” con las drogas, y acabaron viéndose envueltos en un tiroteo en un desierto de Nevada.

¿Qué hace la gente en el desierto? Creo que si habéis visto Breaking Bad os podéis imaginar de qué iba la historia.

Como en todo tiroteo con relevancia, alguien termino muerto.

Radke ni había tocado el arma, pero la insistencia de la madre del fallecido hizo que terminase en la cárcel por, básicamente, ser tan bobo de escaparse estando en libertad condicional (que para quien no lo sepa, aunque no seas culpable de nada, si te escapas estando en libertad condicional, vas a la cárcel igualmente… porque escaparse es delito en USA y en Europa también… ¡tomad nota!) y por abusar demasiado de sustancias sicotrópicas.

Y el pobre Radke fue a prisión, creo que un par de años, en los que se dedico a componer con todo el amor del mundo temas para Escape the Fate para cuando saliese de la cárcel… pero Escape the Fate decidieron escapar de Radke, no le esperaron y lo sustituyeron por Craig.

Además de eso, se dedicaron a poner a parir a Radke en diversos conciertos, cosa que provocó la ira de los fans del grupo que, si ya estaban indignados por la sustitución, comenzaron a desgajarse en dos bandos: Los pro-Radke y los pro-Escape-the-Fate (aunque como en todo, también hay personas que preferimos quedarnos en medio y disfrutar de la música de ambas bandas).

Cuando Radke salió de prisión ya contaba con numerosísimos fans esperando a su siguiente trabajo, con quien fuese… y fue con Falling in Reverse.

Tras publicar alguna que otra maqueta a través de MySpace, lanzaron su álbum debut a finales de Julio de 2011: ‘The Drug in Me is You’, el cual narra el punto de vista de Radke sobre todo lo ocurrido desde que entró en prisión.

Así que ahora, después de la telenovela, toca hablar de la música.


‘The Drug in me is you’

Se trata de un álbum bastante original desde el punto de vista de la producción y la composición de los temas. Mezcla de un modo bastante estrafalario sonidos propios del post-hardcore con el más puro rock’n’roll de toda la vida.

Aviso que para oídos exigentes con “el metal”, puede resultar bastante comercial y popero, pero lo cierto es que si se tiene la mente abierta, este álbum puede dar sorpresas y ser muy interesante.

El álbum comienza fuerte con ‘Raised by Wolves‘, un tema que supone una clara manifestación de intenciones por parte Radke, en la que muestra su indignación ante el desagradecimiento de Escape The Fate, su propósito de demostrar que él es realmente quien le daba vida a ese grupo y su declaración de guerra. Por supuesto que esta declaración en forma de ‘This war in mine’ recibió su correspondiente respuesta en forma de canción por parte de Escape the Fate con un: ‘This War is Ours’. [Vídeo]

Después, todo se reconduce a una segunda introducción con ‘Tragic Magic‘, donde Radke narra todo lo sufrido desde 2005 en un tema más que estrafalario musicalmente, pero que muestra la esencia del álbum completo: una canalización de la ira a través del sentido del humor.

Esto nos lleva a una perfecta armonía de estilos con el primer single y canción que da nombre al álbum: ‘The drug in me is you‘; canción con la cual todo aquel que haya tenido algún que otro conflicto con el Karma se sentirá plenamente identificado. [Vídeo]

Por su parte, el segundo single del álbum, ‘I’m not a Vampire‘, nos cuenta los delirios desesperanzados que tuvo Radke en rehabilitación, como no, con un grandísimo sentido del humor, una batería machacona y un ritmo rock’n’rolero que te impulsa a bailar, o intentarlo. [VIDEO: https://www.youtube.com/watch?v=ODhMdujZeEY&feature=relmfu ]

Tras esto, llega el cuarto single, y desde mi punto la canción más floja de todo el álbum: ‘Good Girls Bad Guys‘, donde Radke muestra a la estrellita del rock que lleva dentro ridiculizando sin piedad a las tías que se ha zumbado gracias a su fama. Aunque la verdad, viendo videos como este donde sus fans están fascinadas con la opción de que el chico les contagie una ETS, es normal que Radke se lo tenga creído de cojones. [Vídeo]

Pero bueno, le doy mi perdón a quien metiese ‘Good Girls Bad Guys’ en el álbum, tan sólo porque después viene el plato fuerte que le pone algo de sentido a lo anterior, y lo hace en forma de los tres siguientes temas:

Pick Up The Phone‘ le encantará a cualquier amante de la música basada en el bajo y la batería, y ¿porqué no? De cualquiera que haya sufrido una ruptura musical, amistosa o amorosa, de esas que terminan como el rosario de la aurora y sacan ese lado psicópata que todos llevamos dentro. Es un tema lleno de fuerza.

Don’t Mess With Ouija Boards, la que para mi es la pieza clave del álbum, es una canción repleta de cambios y que mezcla a la perfección gran diversidad de sonidos… Es un tema que desconsuela y consuela a la vez, que te hace enfadar y da paz al mismo tiempo,… una tema altamente bipolar, cañero y melódico, y probablemente el más emocore de todo el álbum.

Continua con fuerza y con más screamo con ‘Sink or Swim‘, un “Sálvese quién pueda” repleto de ira y más interesantes cambios de ritmo. Una canción sobre algo así como “la justicia divina”.

Tras esta pieza central, llega el sentido del humor con ‘Caught Like a Fly‘, donde melodías circenses se unen al post-hardcore en un tema feliz y triste a la par, un tema sobre esas cuestiones que nos planteamos todos cuando alguien nos decepciona a través de la traición.

Recupera fuerza el álbum en su penúltima canción: ‘Goodbye Graceful‘, con la que Radke da las gracias a todos los fans que le apoyaron mientras él estaba en prisión. Desde mi punto de vista, no es una canción mala, pero le falta algo de chispa u originalidad… a mi me hace sentir que ya había escuchado temas similares con otros grupos. Eso si, tiene ese toque de nintendo-metal con el solo de guitarra que hace honor a los orígenes de Radke.

Y por último, el chiste final de Radke, ‘The Westerner‘, donde nos hace un resumen de toda su interesante vida por si acaso no te habías enterado con las diez canciones anteriores.

En resumen, se trata de un álbum que mezcla a la perfección diversidad de estilos y que es altamente original, por lo que no es de extrañar que Falling In Reverse hayan sido una revelación en EEUU con él y que ya vayan ya por la tercera gira mientras preparan su siguiente trabajo.

Han subido como la espuma, pero sin dejar de currárselo (que tienen que estar machacados de tanta gira), y tengo entendido que, tal y como si Radke fuese algún tipo de profeta con sus letras, han desbancado a Escape The Fate.

Este álbum, lleno de ira y de mensajes sobre venganza e ironías de la vida, fruto de la traición y el odio, representa claramente lo que viene a ser una crisis existencial que le ha servido a Radke para ahorrarse el terapeuta… y por lo que tengo entendido, le ha servido a muchísima gente para ahorrarse la terapia.

Se lo recomiendo sin dudarlo a cualquiera que tenga una mentalidad musical abierta y que necesite canalizar su ira con sentido del humor… es un álbum que ayuda a “salir de las sombras” a base de darte con ellas en las narices.

[Rating:7/10]


Tracklist de ‘The Drug in me is you’:

01. ‘Raised by Wolves’
02. ‘Tragic Magic’
03. ‘The Drug in Me Is You’
04. ‘I’m Not a Vampire’
05. ‘Good Girls Bad Guys’
06. ‘Pick Up the Phone’
07. ‘Don’t Mess with Ouija Boards’
08. ‘Sink or Swim’
09. ‘Caught Like a Fly’
10. ‘Goodbye Graceful’
11. ‘The Westerner’


Etiquetas relacionadas